<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Seguridad | PUBLICADO EL 20 septiembre 2021

¿Quién está detrás de los grafitis amenazantes del Suroeste?

  • Este es uno de los grafitis pintados en una fachada, en la entrada a la vereda San Bartolo, del municipio de Andes. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.
    Este es uno de los grafitis pintados en una fachada, en la entrada a la vereda San Bartolo, del municipio de Andes. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.
  • Así fue presentada la captura de Sergio Guerra, alias “Felipe”, por parte de las autoridades. FOTO: CORTESÍA DE LA POLICÍA.
    Así fue presentada la captura de Sergio Guerra, alias “Felipe”, por parte de las autoridades. FOTO: CORTESÍA DE LA POLICÍA.
  • Este es uno de los grafitis pintados en una fachada, en la entrada a la vereda San Bartolo, del municipio de Andes. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.
    Este es uno de los grafitis pintados en una fachada, en la entrada a la vereda San Bartolo, del municipio de Andes. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.
  • Así fue presentada la captura de Sergio Guerra, alias “Felipe”, por parte de las autoridades. FOTO: CORTESÍA DE LA POLICÍA.
    Así fue presentada la captura de Sergio Guerra, alias “Felipe”, por parte de las autoridades. FOTO: CORTESÍA DE LA POLICÍA.
Por: Nelson Matta Colorado

Entre la noche del 12 y la madrugada del 13 de septiembre de 2021, varias fachadas y puertas de los vecindarios ubicados en la frontera de Andes y Jardín, en el Suroeste antioqueño, fueron rayados con grafitis que intimidaron a la comunidad.

“Frente de choque Alcones del Suroeste PST” (Sic), se leía en las paredes, sobretodo en el barrio San Luis y la vereda San Bartolo, de Andes, tal cual pudo comprobar un equipo periodístico de EL COLOMBIANO que visitó la zona.

Los residentes, asustados por la acción de un supuesto grupo armado que no conocían, avisaron a la Policía y los uniformados llevaron pintura para borrar algunos de los manuscritos, aunque no alcanzó para todos.

Desde 2019 la subregión del Suroeste se ha visto afectada por las disputas entre bandas de crimen organizado, que pelean por el control del territorio para la instalación de plazas de vicio. Entre 2020 y 2021 se han registrado 10 masacres debido a esta situación, y un incremento del 7% en el índice de homicidios, según la Gobernación.

La mayoría de víctimas son recolectores, acribillados en fincas cafeteras, en las que los delincuentes trafican los estupefacientes.

Hasta el momento, las autoridades habían identificado cuatro tipos de estructuras. Las primeras son 15 bandas locales, de los pueblos del Suroeste, casi todas conformadas por clanes familiares dedicados al microtráfico de drogas. Algunos de estos grupos son independientes y otros trabajan para organizaciones más grandes, provenientes del Valle de Aburrá, que les envían como refuerzos jóvenes de Bello e Itagüí, las comunas de Manrique y Buenos Aires, y del corregimiento San Antonio de Prado.

En segundo lugar está “la Oficina del Suroeste” o “de Andes”, que opera con patrocinio de “la Terraza”, una de las mafias más antiguas de Medellín. Le sigue el Clan del Golfo, el cartel de narcotráfico transnacional; y después está una franquicia de este mismo Clan, liderada desde la cárcel por el narcotraficante “Carne Rancia”.

La aparición en escena de los “Halcones del Suroeste” generó inquietud en las agencias de seguridad, que comenzaron las averiguaciones.

Fuentes de Inteligencia le contaron a este diario que el primer sospechoso fue detenido el 16 de septiembre en el municipio de Betania, por la Policía y el Ejército, gracias a los datos suministrados por un informante. El capturado se llama Sergio Guerra Forero, es conocido como “Felipe”, tiene 26 años y es oriundo de Medellín.

Según el informe oficial del caso, sería presunto integrante de la banda local “los Guadalupe”, la cual delinque en la subregión en asocio con “la Terraza”. Tiene antecedentes por hurto, tráfico de drogas en la vereda La Italia, de Betania, y al parecer también está implicado en un ataque en ese mismo sector, que dejó cinco heridos a machete en una finca el 3 de septiembre pasado.

“Este sujeto estaría vinculado con la realización de los grafitis denominados Frente de Choque Alcones del Suroeste PST”, indicó la Policía. A “Felipe” le encontraron una lata de aerosol, un revólver con munición, ocho papeletas de basuco y un cuaderno con la contabilidad del negocio del microtráfico.

“Invitamos a los ciudadanos que tengan fortaleza y nos sigan dando la información sobre lo que está sucediendo, para nosotros dar una respuesta contundente y poner a los delincuentes ante las autoridades competentes”, declaró el coronel Daniel Mazo, comandante de la Policía Antioquia, al presentar este lunes la captura de “Felipe”.

Por el momento, los investigadores no han esclarecido si “los Halcones” son una nueva organización delincuencial, o tan solo una farsa, una propaganda para intimidar a los enemigos y a la población civil.

Lo mismo sucede con un panfleto amenazante que circuló por redes sociales hace un par de meses, en Ciudad Bolívar y municipios vecinos, firmado por “las Fuerzas Armadas Revolucionarias Mexicanas (F.A.R.M.)”. El documento amenaza a los supuestos colaboradores del Clan del Golfo en el Suroeste, algunos de ellos con nombres propios.

Aunque es claro que no hay grupos criminales de origen mexicano en la subregión, de acuerdo con las verificaciones de Inteligencia, la guerra de panfletos y grafitis es el reflejo de que las disputas por el tráfico de drogas siguen al rojo vivo.

Así fue presentada la captura de Sergio Guerra, alias “Felipe”, por parte de las autoridades. <b>FOTO: CORTESÍA DE LA POLICÍA.</b>
Así fue presentada la captura de Sergio Guerra, alias “Felipe”, por parte de las autoridades. FOTO: CORTESÍA DE LA POLICÍA.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.