<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 16 septiembre 2021

Robo de equipos médicos en hospital de Támesis deja a madres gestantes en vilo

  • Esta es la sede central del hospital San Juan de Dios. FOTO Cortesía
    Esta es la sede central del hospital San Juan de Dios. FOTO Cortesía
  • Esta es la sede central del hospital San Juan de Dios. FOTO Cortesía
    Esta es la sede central del hospital San Juan de Dios. FOTO Cortesía
Por EDISON FERNEY HENAO H.

El valor de los equipos robados asciende a los $13 millones, según el hospital San Juan de Dios.

Dos equipos fueron hurtados en el hospital San Juan de Dios, principal centro de salud de la localidad, que atiende a más de 16.500 personas. Entre estos se cuenta un equipo único en su tipo en ese centro médico y que, superadas las 28 semanas de gestación, se convertía en aliado clave para hacerles seguimiento a las mujeres embarazadas.

La situación fue reportada por varios habitantes del municipio, después de que el hospital, por asesoría de las autoridades, diera a conocer lo ocurrido a mediados de la semana pasada. Al parecer, según Álvaro Giraldo Vásquez, gerente de la institución, un hombre de unos 60 años y una mujer adulta serían los responsables, según los registros de las cámaras de seguridad.

Con el hurto de los equipos, el hospital perdió, aproximadamente, $13 millones. Aunque las autoridades avanzan en las investigaciones y la institución tramita los seguros para redimir los equipos perdidos, los usuarios de ese centro hospitalario, que también provienen de Valparaíso, La Pintada, Caramanta y Jericó son, hasta ahora, los más afectados.

Los hechos, según Vásquez, ocurrieron el miércoles 8 de septiembre, hacia las 2:30 de la tarde. Ese día ingresaron los supuestos ladrones y recorrieron varias instalaciones del hospital, hasta llegar a una sala de procedimientos adecuada para las maternas, la cual no tiene seguridad en sus puertas.

Esa, dice Vásquez, fue la oportunidad perfecta para que los ladrones se llevaran un monitor de signos vitales. El equipo, según el gerente, beneficia a la población general. “Ayuda a tomar la presión, el ritmo del corazón y la saturación de oxígeno, tema vital en tiempos de covid-19”.

El otro equipo fue un monitor fetal, el cual tiene en vilo a las madres gestantes del lugar, pues era el único ejemplar con el que contaba el hospital. “Sirve para detectar, superadas las 28 semanas de embarazo, la cantidad y calidad de las contracciones, la frecuencia cardíaca del bebé y, además, si deben tomarse acciones urgentes durante el trabajo de parto”.

El gerente ve con reserva el retorno de los equipos. Según han reconstruido en la comunidad, los ladrones parecen foráneos. “Y eso que los vimos de manera clara en algunas tomas de las cámaras de seguridad”. Aunque las investigaciones ya marchan, las embarazadas, debido al robo de uno de los equipos, deberán confiar plenamente en sus médicos una vez llegue el trabajo de parto.

Edison Ferney Henao Hernández

Periodista y politólogo en formación. Aprendo a escribir y, a veces, hablo sobre política.

.