<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 19 marzo 2022

La obra “eterna” que asfixia a los comerciantes del parque de La Floresta

  • La obra “eterna” que asfixia a los comerciantes del parque de La Floresta
  • La obra “eterna” que asfixia a los comerciantes del parque de La Floresta
  • La obra “eterna” que asfixia a los comerciantes del parque de La Floresta
  • La obra “eterna” que asfixia a los comerciantes del parque de La Floresta

Cuando cae la tarde, el parque de la Floresta queda en una inmovilidad agobiante. Los comercios cierran sus persianas temprano y los vecinos, temerosos, se refugian en las casas. Los domingos, antes de feria, esparcimiento y hasta cabalgata en pony, ahora son más bien tristes, dicen los viejos habitantes; los males del parque, se quejan, radican en una remodelación que parece nunca terminar.

Las obras comenzaron en mayo del año pasado. A vecinos y comerciantes les dijeron que en octubre estrenarían un lugar renovado, amplio, con espacio para caminar y andar en bicicleta. Pero el tiempo pasó y no se vieron avances. En octubre les dijeron que sería diciembre el mes para entregar el parque. Pero pasó Año Nuevo y las obras continuaron inconclusas. Ahora les prometieron que, al fin, les entregarán el parque en abril. Y confían en que así sea, pero, a la vez, se preguntan, ¿a qué costo?

María Nelly es una pensionada que, justo hace un año, decidió emprender en La Floresta. Montó La Charcutería de Nano, donde vende licores y bebidas en general. Su idea era generar al menos dos empleos, pero las obras no han dejado cumplir su cometido. “El parque está muerto. En la noche toca cerrar temprano porque, desde que empezaron las obras, el sector queda a oscuras y a la gente le da miedo salir. Vamos para un año de obras, ¿cómo es eso posible”, dice.

En general, las demoras tienen acorralado al comercio. Fernando Bonilla, dueño de Duques Variedades, un local del segundo piso del Consumo, se queja de que está perdiendo dos millones de pesos mensuales desde que comenzaron los trabajos en el parque: “La semana pasada vendí $60.000. Hemos tenido que hacer un llamado de atención sobre estas obras, porque no nos dan respuestas de las demoras y nada que se soluciona”.

Según los comerciantes, la seguridad ha mejorado. Ante la soledad nocturna y la oscuridad, los ladrones han hecho de las suyas. A Gonzalo Santana, comerciante dueño de la empresa Roblesco S.A.S, le robaron el carro en el vecindario. Por fortuna, la Policía capturó a los ladrones cuando huían.

Bonilla se queja de que las vallas que circundan al parque han servido para mimetizar a ladrones y pervertidos: “Se han visto cosas que jamás pasaban. En la oscuridad, por ejemplo, encontramos a un tipo masturbándose junto a los negocios”.

El asunto de fondo, sin embargo, radica en los retrasos. Los vecinos se quejan de que el contratista trabaja lento o lleva apenas un par de obreros. Se preguntan si no tenían la capacidad para remodelar el parque. Creen que no han tenido respuestas que ayuden a palear la compleja situación.

“Son retrasos normales”

EL COLOMBIANO se comunicó con la Secretaría de Infraestructura Física de Medellín, la encargada de la obra, para saber qué ha ocurrido. Desde la dependencia respondió la funcionaria Astrid Barrera. Lo primero, dijo, es que la intervención del parque la dejó planteada la administración anterior en un paquete en el que incluía la remodelación de los parques de El Popular y Pedregal.

En La Floresta hubo varios inconvenientes. El más grande fue el social, pues el espacio público estaba ocupado por venteros y negocios. Eso, reconoció la funcionaria, demoró un mes el inicio de las obras, mientras se reubicaba a las personas. En segundo lugar, el reacomodo de un contenedor de basuras fue dispendiosa. “También tuvimos problemas en el manejo de tránsito. De resto, son los retrasos normales de las obras”, agregó.

Ahora bien, los vecinos han cuestionado el trabajo del contratista, la empresa OSC Engineering Group S.A.S. ¿Ha sido inferior a sus responsabilidades? La funcionaria contestó: “Hemos tenido los problemas normales que se tienen con los contratistas. A veces, es cierto, han bajado la guardia en cuanto al personal, pero les hemos llamado la atención y lo han solucionado”.

Para acelerar la apertura, la Alcaldía está contemplando ir habilitando sectores y tener todo listo antes del 30 de abril. Solo hasta esa fecha terminará el letargo en que se sumergió el parque de La Floresta

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? un parque para caminar

La intervención del parque de La Floresta se pensó como un cambio de uso del espacio público. El lugar se había convertido en un sitio por excelencia para la venta de comidas callejeras, incluso ofrecidas en camiones. La nueva vocación del parque está enfocada en la “caminabilidad”. Astrid Barrera, de la Secretaría de Infraestructura de Medellín, explicó que ahora no primará la vocación comercial, sino la del sano esparcimiento. El nuevo parque tendrá 3.500 metros cuadrados de jardines, además de juegos infantiles. Aunque la alcaldía dice que se pensó como parte de la Ecociudad, los diseños los dejó la anterior alcaldía.

Miguel Osorio Montoya

Comunicador Social-Periodista de la UPB. Redactor del Área Metro de El Colombiano.

.