<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 19 mayo 2022

El drama de los adultos mayores que no encuentran cupo en hogares geriátricos de la Alcaldía

Listas de espera han llegado a 234 personas. Se quejan de desmejoramiento en los programas de atención a la población mayor de la ciudad. Este jueves hay plantón.

  • Muchas de las personas mayores que esperan un cupo en hogares de larga estancia están en riesgo, en condiciones de alta vulnerabilidad o sin redes de apoyo. FOTO julio césar herrera
    Muchas de las personas mayores que esperan un cupo en hogares de larga estancia están en riesgo, en condiciones de alta vulnerabilidad o sin redes de apoyo. FOTO julio césar herrera
  • Imágenes recopiladas con autorización en el Centro de la ciudad por integrantes de la Mesa de Trabajo de Adultos Mayores de la Comuna 10. FOTOS Cortesía
    Imágenes recopiladas con autorización en el Centro de la ciudad por integrantes de la Mesa de Trabajo de Adultos Mayores de la Comuna 10. FOTOS Cortesía
  • Muchas de las personas mayores que esperan un cupo en hogares de larga estancia están en riesgo, en condiciones de alta vulnerabilidad o sin redes de apoyo. FOTO julio césar herrera
    Muchas de las personas mayores que esperan un cupo en hogares de larga estancia están en riesgo, en condiciones de alta vulnerabilidad o sin redes de apoyo. FOTO julio césar herrera
  • Imágenes recopiladas con autorización en el Centro de la ciudad por integrantes de la Mesa de Trabajo de Adultos Mayores de la Comuna 10. FOTOS Cortesía
    Imágenes recopiladas con autorización en el Centro de la ciudad por integrantes de la Mesa de Trabajo de Adultos Mayores de la Comuna 10. FOTOS Cortesía

No cesa el ruido alrededor de las presuntas irregularidades y falencias de los programas de la Alcaldía de Medellín para atender a las personas mayores más vulnerables. En los últimos días la Personería reveló un dato alarmante: con corte a marzo había 234 adultos mayores en lista de espera para ingresar a hogares geriátricos de larga estancia y cuatro de ellos fallecieron sin lograr un cupo.

Cansados de la situación y con el argumento de que el suspendido alcalde Daniel Quintero no ha cumplido a cabalidad las metas de atención a los mayores, líderes de esta población harán hoy un plantón en La Alpujarra, a donde algunos, los más aliviados, llegarán marchando desde el Parque Bolívar, a las 9:00 a.m.

A los adultos mayores que se ven en las calles de la ciudad pidiendo una moneda o vendiendo en una chaza informal, bajo el agua y el sol, se suman las denuncias que han hecho desde el Ministerio Público, el Concejo y la Mesa de Trabajo de las Personas Mayores de la Comuna 10 de Medellín.

Todas apuntan a que la oferta y la capacidad institucional son insuficientes ante la demanda de esta población en riesgo y que parte de las apuestas sociales más importantes han desmejorado.

¿Cuáles son las quejas?

En consideración de la Personería, la administración municipal estaría incumpliendo el componente Recuperemos lo Social del plan de desarrollo, que incluye la atención a la población mayor, y que los recursos destinados para este propósito son insuficientes.

Previo a la alerta sobre los 234 ciudadanos esperando un cupo en un hogar de larga estancia, un equipo de la Personería evidenció que incluso en clínicas y hospitales permanecen adultos mayores que no cuentan con hogar o red de apoyo a la cual llegar tras ser dados de alta. Y su situación se agrava cuando no encuentran tampoco sitio en un albergue o centro geriátrico oficial, aun cuando cumplen los requisitos de ingreso.

Mayelis de la Rosa Madrid, líder del Observatorio de Salud de la Personería, explicó que cuando hay demoras o déficit de cupos se generan otros problemas como larga permanencia de las personas mayores en los centros de salud, que las pone en mayor riesgo de contraer alguna infección o enfermedad.

Esto, sin contar otra realidad que ha evidenciado el Ministerio Público: muchos de los adultos mayores que necesitan un cupo se encuentran en situación de calle, abandono o demencia senil.

En todo caso, indicó De la Rosa, el Equipo de Personas Mayores (Amautta), de la Secretaría de Inclusión Social, carece de albergues para acoger a todos estos ciudadanos y cuenta con una capacidad instalada menor que la que se requiere ante la evidencia de que cada día parece haber más demanda de personas mayores que requieren un hogar.

Las causas de este aumento también son motivo de análisis para el Ministerio Público, por lo cual han convocado la participación de EPS, IPS, las secretarías de Salud e Inclusión Social y otras organizaciones en la búsqueda de datos que permitan explicar esta realidad para encontrar soluciones.

Desde Amautta le dijeron a EL COLOMBIANO que la pandemia ha propiciado las listas de espera, puesto que la cantidad de personas mayores desprotegidas aumentó. Aclararon que estos cupos están copados y que se liberan cuando el beneficiario fallece o se reintegra a su núcleo familiar.

Amautta atiende a 1.234 adultos mayores en el modelo de larga estancia: 250 personas en una sede propia de la Alcaldía, llamada Colonia de Belencito, y 984 en 17 instituciones que no son propias, pero que prestan el mismo servicio todos los días.

Además, la Secretaría de Inclusión Social creó la estrategia Familias Cuidadoras, con la que 100 hogares reciben acompañamiento y apoyo económico para proteger con dignidad a personas mayores en riesgo o vulnerabilidad. Con ello, indicaron, se ha reducido hasta en un 20% la lista de espera para ingresar a hogares de larga estancia. También informaron que cuentan con el Dormitorio Social, que brinda alojamiento nocturno a 350 personas mayores, en dos hoteles, donde también pueden asearse y alimentarse, si bien, no pueden permanecer allí durante el día.

Imágenes recopiladas con autorización en el Centro de la ciudad por integrantes de la Mesa de Trabajo de Adultos Mayores de la Comuna 10. FOTOS Cortesía
Imágenes recopiladas con autorización en el Centro de la ciudad por integrantes de la Mesa de Trabajo de Adultos Mayores de la Comuna 10. FOTOS Cortesía

¿Por qué el plantón?

No obstante, hay otros frentes rodeados de críticas. María Marlén Dávila, cabildante de personas mayores de la comuna 10 (Centro de la ciudad), ve con preocupación el deterioro que han tenido los programas para esta población y aunque son conscientes de que la pandemia afectó la gestión municipal, creen que no es tiempo de que siga tan atrasado el cumplimiento de los acuerdos y políticas públicas que rigen la ciudad en esta materia.

Justamente, los 30 presidentes de los clubes de Vida de la comuna 10 han manifestado que acompañarán el plantón de hoy porque ya están cansados de promesas hechas en constantes reuniones que no desembocan en hechos.

Por ejemplo, se quejan de que ya no se entregan los bonos alimentarios con la misma regularidad, ha habido demoras en la reapertura de los Centros Vida Gerontológicos y esta es la hora que no se ha hecho el Día de Sol anual que la Alcaldía les prometió que se retomaría empezando el primer semestre de este año, tras ser afectado por la pandemia.

A ello se suma que, en el caso del Centro, consideran que los adultos mayores no cuentan con espacios adecuados, lo que atribuyen al aumento de las basuras, la mendicidad, la invasión de las aceras, la inseguridad o las barreras para movilizarse con facilidad.

Para el concejal Luis Bernardo Vélez es muy preocupante que ha aumentado el número de adultos mayores que se encuentran en situación de calle, con enfermedades importantes, y no todos hallan atención por la falta de cupos en los centros gerontológicos.

Considera que se ha notado que los procesos de la política social de atención a las personas mayores se han desmejorado, interrumpido y desfinanciado, pese a que existen los recursos económicos para ejecutarlos. Asimismo, opina que se ha evidenciado improvisación, falta de continuidad y líderes de procesos sin la suficiente formación, experticia y trayectoria para atender a esta población. En un debate de control político hace unos días, Vélez también cuestionó que las cifras entregadas por la Secretaría de Inclusión respecto a la gestión con adultos mayores no concuerdan con los resultados del Plan Indicativo.

Por ello, con el plantón esperan ser escuchados y alegan que sea quien sea el alcalde debe responder a sus demandas. Esto, para que, como dice María Restrepo, líder de la Mesa de Trabajo de Adultos Mayores de la Comuna 10, les cumplan lo que hasta ahora se ha quedado en promesas y haya por lo menos una opción para los mayores que no tienen ni siquiera con quién conversar o que deben trabajar en las calles, a la intemperie, para conseguir un bocado de comida.

445.000
personas mayores de
60 años habitan en
Medellín, según el Dane.
.