<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 01 diciembre 2022

Falta de soporte de la Alcaldía tiene a estudiantes formateando los computadores por cuenta propia

La intervención es riesgosa, pues puede causar la pérdida de programas, además de la inversión realizada en este frente.

  • Miles de niños ya recibieron su computador, pero decenas afirman no tener usuarios ni contraseñas, claves para su uso. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
    Miles de niños ya recibieron su computador, pero decenas afirman no tener usuarios ni contraseñas, claves para su uso. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
  • Esto dice el comodato que firman los acudientes sobre modificaciones a los programas o al equipo. FOTO: Cortesía
    Esto dice el comodato que firman los acudientes sobre modificaciones a los programas o al equipo. FOTO: Cortesía
  • Miles de niños ya recibieron su computador, pero decenas afirman no tener usuarios ni contraseñas, claves para su uso. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
    Miles de niños ya recibieron su computador, pero decenas afirman no tener usuarios ni contraseñas, claves para su uso. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
  • Esto dice el comodato que firman los acudientes sobre modificaciones a los programas o al equipo. FOTO: Cortesía
    Esto dice el comodato que firman los acudientes sobre modificaciones a los programas o al equipo. FOTO: Cortesía
Por EL COLOMBIANO

Aunque el viernes pasado concluyó el calendario escolar en los colegios oficiales, las redes sociales son actualmente punto de consulta de los acudientes y estudiantes que han recibido los computadores futuro de la Alcaldía. Dos dudas tienen lugar a esta altura, cuando la administración ha entregado 54.454 equipos —con corte a octubre 30— de los 70.945 prometidos: ¿qué pasa con los usuarios y contraseñas, datos vitales para acceder al funcionamiento de los computadores, y en qué va el decreto para que los muchachos se queden con los equipos este fin de año?

Vamos por partes. Lo que alegan algunos estudiantes y acudientes es que ni la Alcaldía ni los centros de soporte asignados a la instituciones han respondido con diligencia los pedidos de usuario y contraseña. Sin esta información, no es posible acceder a los computadores. Las quejas son de este tipo: “Ahora solo falta que a los que ya tenemos computador nos den las claves de acceso para que no sigan en la caja”. Y aunque la Alcaldía responde, entregando un teléfono y correo de ayuda, algunos acudientes afirman que ni así se encuentra soporte.

Es el caso de Yanix García, quien ya pudo solucionar el inconveniente, pero que a su vez reseña que los acudientes de los compañeros de su hijo aún no reciben solución. Lo que responden desde la rectoría de la institución, ubicada en Manrique, es que los usuarios y claves dependen directamente de la Secretaría de Educación, y que no todos los datos han llegado. Pero hay algo más grave, que también ha quedado reseñado en redes: los acudientes y estudiantes, debido a la baja celeridad en la respuesta, han optado por formatear los equipos.

Tanto en Instagram como en Tiktok ruedan comentarios y anécdotas de este tipo en las que reseñan que, mediante videos y tutoriales, han devuelto los equipos a sus estados de fábrica para utilizarlos. La intervención dejaría los computadores en “ceros”, causando la pérdida del software instalado previamente por el contratista de la Alcaldía, además de evadir las restricciones de navegación. “Muchos papás ni saben que esto es malo. Hay un compañero de mi niño, que la mamá lo presionó hasta que buscó un tutorial para devolver el equipo al estado de fábrica, y ya con eso está haciendo la tarea”, dice Yanix.

El episodio está lejos de ser anecdótico, pues retrata la importancia de este programa para los estudiantes que no contaban con un equipo de este tipo en la ciudad, pero pone de presente una constante, según el diputado Luis Peláez: la falta de planeación por parte de la Alcaldía para evitar este tipo de episodios. “La culpa no es de los padres, ni de los estudiantes, sino de la administración, que no ha solucionado rápido para que puedan usar los equipos”, sostiene.

Es algo problemático

Aunque la Secretaría de Educación no respondió las consultas compartidas por este diario, estos episodios podrían estar yendo en detrimento de la inversión que se ha hecho. Si se revisa la discriminación de la tarifa base con la que comenzó el programa, cada computador tuvo un costo total de $1.127.625 (IVA incluido), según el documento de comodato compartido por la Alcaldía con los beneficiarios.

Entre las especificaciones de costos, se cuentan dos ítems relacionados con adaptaciones previas de sistema operativo, como el “software de administración de clase para educación a distancia y alternancia” y la “marcación en bios”. Lo primero tiene que ver con plataformas para la administración de clases a distancia, restricciones de páginas web en el momento de clase, funciones de control parental, análisis de la actividad del uso del dispositivo, envío remoto de comandos para ejecutar aplicaciones, entre otros. Lo segundo tiene una explicación menos extensa: cuando el equipo se inicia aparece el escudo de armas de la Alcaldía de Medellín.

Estas dos funcionalidades tuvieron un costo y esa plata podría estarse perdiendo. Según una factura de cobro de Nueva Era Soluciones SAS, fechada el 2 de julio de este año, el sistema de gestión de clases representa $17.073 por cada equipo, mientras que el servicio de “marcación en bios” cuesta $7.528. Esa factura, por ejemplo, correspondía a 21.284 computadores: sin agregarle el Iva, el costo por estos dos ítems en la totalidad de equipos llega a los $523 millones. Si los formateos de los equipos continúan, debido a la ausencia de las claves, las pérdidas podrían ser millonarias.

Además, otro tema que inquieta tiene que ver con el programa “Shape the Future Initiative” de Microsoft al cual se hizo acreedora la Secretaría de Educación. Al convertirse en elegible del programa, la firma patrocina las licencias de hardware de los equipos. Hablamos aquí de Windows 10 Pro Strategic, Standard, Plus y la parrilla de programas de Microsoft Office, versión 2019 (licencia clave para el acceso a programas como Word, Power Point, Excel y otros). Se desconoce si la intervención de los equipos también afecta estas licencias y la Alcaldía, por su parte, tampoco compartió claridad.

¿Hay decreto o no?

La segunda inquietud tiene que ver con la tenencia de los equipos. En días pasados la administración dio a conocer que expediría un decreto para que los muchachos pudieran conservar el equipo durante las vacaciones de este fin de año. El acto administrativo que así debería reglamentarlo aún se desconoce. “Los computadores ya se deberían haber entregado la primera semana después de cerrar el año lectivo. De lo contrario, se estaría incumpliendo el comodato. ¿Dónde está el decreto?”, se pregunta el diputado Peláez.

Lo que dice el comodato que firman las familias de los estudiantes es lo siguiente: “La duración del incentivo será de un año lectivo sin que pueda exceder 15 días hábiles anteriores a la entrega de informes académicos en el último periodo escolar (...). Dicho término no tendrá prórroga automática. El beneficiario tendrá que devolver la herramienta tecnológica (...)”.

Esto dice el comodato que firman los acudientes sobre modificaciones a los programas o al equipo. FOTO: Cortesía
Esto dice el comodato que firman los acudientes sobre modificaciones a los programas o al equipo. FOTO: Cortesía

Sin un decreto en firme, también se desconoce si operarían o no las garantías en caso de daños o pérdida de los equipos, ítem que también tuvo un costo particular por cada equipo. Y el otro asunto es hasta qué punto la intervención de los equipos, mediante su devolución a estado de fábrica, podría considerarse un mal manejo. Dice el comodato: “Se prohibe a los beneficiarios representados o estudiantes mayor de edad, el uso e instalación de software y programas sin licencia, además del cambio de piezas o partes y el uso para fines diferentes de los educativos”.

Concluye Yanix que el equipo también viene con un paquete de programas para formación en industrias 4.0. Hay analítica de datos, diseño de experiencia de usuario, análisis de software, aseguramiento de calidad, ciencia de datos, desarrollo web, entre otros. La inscripción en estos cursos se hace, según dice, mediante un código QR, y el usuario y contraseña también son requeridos. ¿Flaquea un programa clave por el mal planteamiento de la logística y el soporte, como afirma el diputado Peláez? La secretaria a cargo, Alexandra Agudelo, esta vez no compartió respuesta.

Si quiere más información:

.