<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 03 agosto 2021

Revelaciones claves en caso de Yecenia Morales, la joven del puente Quitasueños

  • La muerte de Yecenia se produjo este 18 de julio tras caer de una altura aproximada a los 50 metros. Foto: Facebook.
    La muerte de Yecenia se produjo este 18 de julio tras caer de una altura aproximada a los 50 metros. Foto: Facebook.
  • La muerte de Yecenia se produjo este 18 de julio tras caer de una altura aproximada a los 50 metros. Foto: Facebook.
    La muerte de Yecenia se produjo este 18 de julio tras caer de una altura aproximada a los 50 metros. Foto: Facebook.
Juan Pablo Patiño

EL COLOMBIANO reconstruye un caso que entrelaza a dos alcaldías, una empresa de bungee jumping y que tiene al menos tres líneas de investigación.

Ya han pasado 17 días desde que se conociera la muerte de Yecenia Morales, la abogada de 25 años que perdió la vida en medio de una actividad extrema conocida como bungee jumping en Antioquia. Y, como el caso aún está rodeado de grises que las autoridades judiciales intentan dilucidar, El COLOMBIANO se dio a la tarea de reconstruirlo, ponerlo en contexto e indagar en las líneas de investigación que se siguen para saber cómo avanza todo este proceso.

En medio de esa revisión de fondo y consulta de diversas fuentes encontró episodios hasta ahora desconocidos y que tienen relación con expedientes anteriores.

Yecenia

El sábado 17 de julio, un día antes de la tragedia, Yecenia se comunicó con Natalia Valderrama, una de sus amigas, para contarle su intención de asistir hasta el puente Quitasueños, ubicado en Fredonia y cercano al municipio de Amagá. Por esta razón, se le conoce popularmente a este lugar como el Viaducto de Amagá.

“Ella estaba muy emocionada. Me dijo que por fin iba a vencer el miedo a las alturas y al bungee”, cuenta Valderrama, la amiga de Yecenia.

Según el alcalde de Fredonia, Gustavo Guzmán, ese domingo 18 de julio la empresa prestadora del servicio, Sky Bungee Jumping, tenía programados 133 lanzamientos. El de Morales iba a ser el número 90.

“Hija, qué Dios te bendiga, mucha suerte. Te espero en la casa”. Eso fue lo que, según Andrés Morales, hermano de la víctima, le dijo la mamá en su última charla: “Pero ella nunca volvió”.

La abogada viajó desde Medellín hasta el viaducto en compañía de Daniel Torres, su novio, para experimentar las sensaciones que deja esta modalidad deportiva. Pero el desenlace fue fatal. En un video que se hizo viral en redes sociales quedó registrado el momento en el que la joven salta al vacío, solo con un arnés como protección, desde una altura aproximada a los 50 metros.

“Daniel, el novio de mi hermana, cuenta que todo ocurrió en un segundo. Ella, al parecer, escuchó una orden y se lanzó. Él bajó de inmediato e intentó practicarle algo de reanimación cardiopulmonar. En ese momento un funcionario de la empresa Sky llegó e intentó moverla y le quitó el arnés”, le contó Andrés a EL COLOMBIANO, quien agregó que el cuerpo de Bomberos de Amagá tardó una hora y treinta minutos en llegar al sitio del accidente.

Cuando los organismos de socorro accedieron al viaducto, la vida de Yecenia ya se había apagado. Según Luis Carlos Hernández, comandante de Bomberos Amagá, los hechos ocurrieron hacia las 3:30 de la tarde y en su versión señaló que “ella se lanzó antes de que la aseguraran a las cuerdas”.

El cuerpo sin vida de la abogada Morales fue trasladado hacia las 7:30 de la noche de ese domingo hasta la morgue de Amagá, pero posteriormente las autoridades judiciales de Fredonia lo recogieron para asumir el caso.

La versión del alcalde de Fredonia, Gustavo Guzmán, coincide con la de la familia Morales: “Ella se confundió. Tenía el arnés puesto, pero la orden de salto era para otra persona”.

No obstante, esta interpretación ha sido diferente a la entregada por Sky Bungee. En efecto, según dijeron a través de un comunicado, para ellos no es cierto que “el salto de Yecenia Morales Gómez haya ocurrido por la confusión de una orden de salto impartida a su novio. En el momento del accidente, nadie estaba saltando, ni su novio, ni otra persona”.

Fuentes de la Sijín, institución que adelanta las investigaciones judiciales de este caso, le confirmaron a EL COLOMBIANO que la indagación se encuentra en la recolección de información. Y agregaron que aún no se descarta ninguna versión.

“Pudo ser un tema emocional, de pronto ella estaba emocionada por saltar. Es una incógnita para todos el por qué saltó. Pero también estudiamos el tema de que ella recibió una instrucción porque, como se ve en el video, hay una persona que están recuperando”, precisó la fuente oficial.

Según la empresa Sky, su protocolo dicta que “para que una persona salte, es necesario terminar todo lo que tiene que ver con el salto de la persona anterior (lanzamiento y recuperación)”. Y agregaron que Morales era quien seguía: “Incluso, ya tenía el arnés puesto”.

Protocolo que explicó Camilo Carmona Cardona, usuario en dos ocasiones de la empresa Sky Bungee: “No te dejan acercar al borde si no tienes el arnés y el resorte puesto. Ellos verifican que uno esté enganchado correctamente y no dejan saltar hasta que todas las indicaciones estén claras”.

Protocolos

Indicaciones y protocolos pudieron fallar por parte de esta compañía de bungee jumping, según el análisis de Juan Carlos Hernández, director de Colombia Bungee Jumping, empresa de este sector con 12 años de experiencia.

“Esta es una actividad que tiene muchos riesgos y, por tanto, se requiere un plan de contingencia para minimizarlos. En los puentes no hay control, es un bien público al que cualquiera puede llegar a mirar. Hay muchas distracciones y puede pasar cualquier cosa”, explica Hernández. Y advierte que en el video que se conoció “hay muchas personas sobre el puente y la ausencia de barandas aumentan el riesgo de caída”.

Hernández le comentó también a este medio que, aunque no hay todavía regulaciones para esta modalidad deportiva, las empresas de bungee jumping deberían tener como mínimo empleados certificados en cursos avanzados en alturas, inspectores de equipos y personal de primeros auxilios, “además de contar con el Registro Nacional de Turismo, Cámara de Comercio y una póliza de seguros”.

Según la empresa implicada en este incidente, ellos tienen contratada una póliza de seguros y afirmaron que al día siguiente de los hechos hicieron llegar a las autoridades la documentación relacionada con su actividad.

¿Qué documentación tiene Sky Bungee?

EL COLOMBIANO pudo constatar que la prestadora de servicios asistenciales de la empresa Sky es Magenta seguros, pero al preguntarle a esta aseguradora por la fecha de afiliación no obtuvo respuesta.

Por otro lado, la empresa Sky Bungee Jumping figura en el Registro Único Empresarial y Social (Rues) con el Registro Mercantil y el Registro Nacional de Turismo cancelados por su no renovación. Según el Rues, la empresa Sky Bungee canceló su registro mercantil el 26 de enero de 2018.

Según Hernández, experto en esta actividad consultado por EL COLOMBIANO, cada municipio es el que determina si estas empresas operan o no en sus territorios.

Al respecto, el alcalde de Fredonia le aseguró a este diario que la empresa en mención nunca se acercó a pedir permisos y que para su administración es difícil darse cuenta que realizan esta actividad en su jurisdicción, porque el viaducto es una zona limítrofe entre Caldas, Amagá y su municipio. También agregó que para llegar allí utilizaban “rutas a las que ni siquiera acceden vehículos”.

Por su parte, Leonardo de Jesús Molina, alcalde de Amagá, indicó que el año pasado la empresa Sky Bungee lo contactó para pedirle autorización de operar en el viaducto y la respuesta de su administración fue un “no”. Según él, la razón para esa negativa es porque este puente se encuentra fuera de su jurisdicción.

Un permiso polémico

El representante legal de esta compañía es Juan Camilo Restrepo Sánchez, según constan en una comunicación radicada el 13 de febrero de 2018 ante el alcalde de Amagá de entonces: Wilser Darío Molina Molina.

En dicha comunicación de Restrepo hacia el entonces alcalde Molina, conocida por EL COLOMBIANO, se lee la solicitud formal para obtener la operación en el viaducto de la empresa SKY BUNGEE ante esa administración.

Para entonces, Juan Camilo Restrepo Sánchez era concejal en ejercicio por el Partido Conservador en el municipio de Jardín, donde está matriculada su empresa. Restrepo había resultado electo en 2015 para el período 2016-2019 con un total de 570 votos.

Finalmente, el alcalde de Amagá de entonces, Wilser Darío Molina, le concedió al entonces concejal de Jardín el permiso de operación mediante la Resolución 0908 del 26 de abril del 2018.

En dicho documento de siete artículos se resolvió:

“ARTÍCULO PRIMERO: conceder el permiso de operación de una atracción turística al señor JUAN CAMILO RESTREPO SÁNCHEZ, en su calidad de representante de SKY BUNGEE JUMPING para que ponga en funcionamiento la actividad turística consistente en bungee jumping en el viaducto férreo del municipio de Amagá”.

El actual alcalde de ese municipio, Leonardo de Jesús Molina, respondió que desconocía la existencia de esta resolución y agregó que su antecesor la expidió desconociendo hasta dónde llega la jurisdicción de Amagá. “Nosotros tenemos una quebrada que se llama La Tigra, está ubicada 500 metros antes del viaducto. Ahí se definió el lindero con los municipios vecinos”, le explicó el mandatario a EL COLOMBIANO.

Al respecto, el exalcalde Molina dijo que él nunca expidió un permiso para que se realizara una actividad fuera de su jurisdicción: “El permiso era para actividades en la vía férrea de Amagá, no fuera de ella”. Y agregó que quien debía dar respuestas sobre por qué estaban realizando actividades fuera de ese municipio es la empresa y no él.

Pese a que el exalcalde le dijo a este medio que el documento era claro en que las actividades de Sky Bungee Jumping estaban autorizadas en la vía férrea de Amagá, el documento es ambiguo al no mencionar direcciones y limitarse a nombrar el lugar, como “el viaducto férreo de Amagá”.

El exalcalde Wilser dijo no conocer al exconcejal y representante legal de Sky, Juan Camilo Restrepo Sánchez.

De esta resolución destaca también que fue expedida el 26 de abril de 2018, tres meses después de que la empresa Sky cancelara su registro mercantil (63274502).

Es decir, la administración del exalcalde Wilser le otorgó un permiso de operación a una empresa que, se presume, estaba en la informalidad. Por lo menos así lo hace constar el Rues al indicar que Sky canceló su registro mercantil, por no renovación, el 26 de enero de 2018.

Este permiso aún se encuentra vigente. En el artículo quinto de esta resolución se lee que “la autorización aquí otorgada no tendrá término definido”.

EL COLOMBIANO trató de comunicarse en distintas ocasiones con Juan Camilo Restrepo, pero no fue posible obtener respuesta de este representante legal y exconcejal de Jardín.

Con quien si estableció contacto Sky Bungee fue con Andrés Morales, hermano de Yecenia, el pasado miércoles 21 de julio a las siete de la noche. “Me expresaron las condolencias. Solo me dijeron eso. Pero no me quisieron explicar por qué ellos sí estaban asegurados en la zona de lanzamiento a un anclaje y mi hermana, que también estaba allí, no tenía nada”, expresó. Y agregó que la intención de su familia ahora es que en el desarrollo de este tipo de actividades la vida no corra peligro y que sean reguladas. También estudian emprender acciones legales, pero al momento de publicar este artículo aún ese paso no se había definido.

¿Quién regula estas prácticas deportivas?

EL COLOMBIANO indagó en distintas instituciones del Estado para determinar cuál es la responsable de poner la lupa y regular a estas prácticas deportivas: brillan por su ausencia.

Desde el legislativo se han tramitado dos proyectos de ley para regular y fomentar los deportes de aventura en Colombia, estos nunca se materializaron.

El primer intento ingresó el 30 de julio de 2013 al Congreso de la República, pero fue archivado dos años después, el 19 de junio de 2015 por el cambio de legislatura. Esta iniciativa fue del partido Mira y pretendía que Coldeportes, hoy Ministerio del Deporte, regulara y fomentara estas prácticas deportivas.

La segunda intención también fue del Mira, el 8 de octubre de 2016 fue radicado el proyecto de ley 079 cuyo propósito era el mismo del anterior, pero sus autores Guillermina Bravo, Carlos Guevara Villabón y Ana Paola Agudelo decidieron retirarlo el 6 de junio de 2017.

Desde el Ministerio del Deporte indicaron que la práctica del bungee jumping aún no es considerada por ellos como una práctica deportiva y, por tanto, no pueden regularla. Lo mismo le indicaron a este medio desde el orden departamental. Desde Indeportes Antioquia aseguraron que mientras esta modalidad deportiva no se encuentre registrada en el Sistema Nacional del Deporte, no podrán ser regulados por las autoridades deportivas y tampoco recibir apoyos económicos del Estado.

Según Juan Carlos Hernández, director de Colombia Bungee Jumping, en el país no hay ninguna institución que regule su actividad. Aseguró que se deben cumplir con unos requisitos mínimos como el Registro Nacional de Turismo, Cámara de Comercio y una Póliza de Seguros.

En el caso de las pólizas, en Colombia son tres entidades de seguros las encargadas de brindar pólizas para los deportes extremos, en caso de accidentes: Seguros del Estado, Colasistencia y Magenta seguros.

El experto consultado por EL COLOMBIANO aseguró que la única manera de ser regulados es a través de la aprobación de una Norma Técnica Sectorial aprobada desde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Esta norma proporciona los requisitos para organizar el inicio y cierre de actividades y operar equipos y elementos de trabajo. Pero hasta ahora esta actividad no recibe la aprobación de esta norma, pese a que algunas empresas como Colombia Bungee le han pedido a esta cartera ser regulados.

Hasta ahora, las actividades extremas que han sido reguladas, a través de una Norma Técnica Sectorial por el MinCIT son la espeleología en 2008, el parapente en 2010 y el canyoning en el 2015.

A la hora de regular las alcaldías parecen estar solas sin un amparo legal superior que les permita valerse para vigilar y controlar este tipo de actividades que se realizan sobre sus jurisdicciones. Por lo menos así lo hizo saber Constanza Olaya, directora de calidad del Ministerio de Comercio Industria y Turismo, mediante declaraciones a medios televisivos: “Todo deporte extremo requiere de unos procesos claros desde las alcaldías. Ellos son los encargados de que se permitan estas actividades y por su puesto de hacer la inspección vigilancia y control”.

Juan Pablo Patiño

Cazador de historias. Futbolista frustrado: me tocó gambetear con las palabras.

.