<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 25 agosto 2021

Iliquidez origina retrasos en los pagos de nómina en el hospital Carisma

  • El atraso en los pagos al personal médico generó reclamos que se hicieron públicos, a los cuales Carisma busca darles solución en los próximos días. FOTO ARCHIVO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    El atraso en los pagos al personal médico generó reclamos que se hicieron públicos, a los cuales Carisma busca darles solución en los próximos días. FOTO ARCHIVO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
  • El atraso en los pagos al personal médico generó reclamos que se hicieron públicos, a los cuales Carisma busca darles solución en los próximos días. FOTO ARCHIVO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    El atraso en los pagos al personal médico generó reclamos que se hicieron públicos, a los cuales Carisma busca darles solución en los próximos días. FOTO ARCHIVO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
Gustavo Ospina Zapata

El hospital espera ponerse al día con los salarios que le adeuda a su personal de planta.

Ante denuncias conocidas en las últimas horas por parte del personal del Hospital Carisma, que atiende a personas con problemas de consumo de sustancias psicoactivas del nivel departamental, sobre retrasos en los pagos de quincenas y primas, el gerente, William Andrés Echavarría Bedoya, reconoció que, efectivamente, las deudas existen, pero que su entidad trabaja para darles solución lo más pronto posible.

El funcionario afirmó que Carisma, en la actualidad, le debe al personal de planta dos quincenas y la prima de servicios de mitad de año. Sin embargo, anunció que a su entidad, que afronta una difícil situación financiera, ya le llegaron recursos para hacer los pagos.

“Estamos haciendo toda la gestión administrativa para que por lo menos en esta semana podamos hacer un desembolso para aproximadamente (pagar) una quincena y la prima”, dijo.

Las deudas afectan a personal de las sedes de La Floresta y Belencito Corazón. Carisma asegura que en la actualidad afronta una situación de iliquidez que es la que ha dado origen a los retrasos en los pagos a proveedores y contratistas y en el último mes a la nómina de los 54 empleados de planta, explicó el directivo.

Señaló que la iliquidez se da por el no pago de las deudas, de manera oportuna, por parte de las aseguradoras y por el no flujo de caja, pero seguirá buscando fórmulas para ponerse al día en sus pagos, no solo con las personas vinculadas sino también con los contratistas y proveedores.

También aseguró que pese a la situación, Carisma no ha dejado de prestar sus servicios y facturando las cuentas como es debido, pero recalcó que “no es coincidente lo facturado con lo recaudado”, desfase que es el que se trata de subsanar.

Al describir el panorama de la entidad de salud, el gerente Echavarría Bedoya recalcó que la ESE tiene unas cuentas por pagar de $1.191 millones a proveedores correspondientes a 2021, y $261 millones a los empleados correspondiente a las quincenas del 30 de julio, 15 de agosto y la prima de servicios causada en julio de 2021.

Señaló que desde enero a la fecha, la institución a recaudando 30 % menos de recursos del total facturado mensualmente, afectando la liquidez para pagar obligaciones causadas. Indicó que de cada 100 pesos facturados se recaudan 30 pesos y la institución requiere recaudar 70 pesos para su funcionamiento.

Lo más grave de la situación tiene que ver con las cuentas por cobrar de las E.P.S, que sumaban $2.035 millones al pasado 31 de julio, cifra que se suma a los $1.724 millones de cuentas reconocidas como de difícil cobro a empresas en liquidación como SaludCoop desde el año 2016, y Cafesalud y Cruz Blanca desde el año 2019.

El impacto de la pandemia y las restricciones vividas en el año 2020 y gran parte del 2021 no le fueron ajenas a la ESE Hospital Carisma, que sufrió una disminución de ingresos por venta de servicios de un 24.80 % respecto al año 2019, lo que corresponde a una variación de menos de $2.658 millones, detalló.

Agregó que durante el 2020 y un tercio del 2021, la institución disminuyó el 30 % de las hospitalizaciones para cumplir con el aforo de pacientes y evitar aglomeraciones, y además suspendió servicios ambulatorios y programas de apoyo que generaban ingresos, e incorporó protocolos de bioseguridad para la atención segura de los pacientes.

En vista de la situación tan crítica, Carisma, para mitigar el pago de nómina y la prima de servicios, cuenta con unos recursos financieros del presupuesto de gastos de inversión de la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia, transferidos por la Gobernación y que se encuentran en trámite de adición presupuestal.

Incluso, el gerente aseguró que en Carisma se han realizado esfuerzos en disminución de costos operacionales y gastos administrativos, para equilibrar los ingresos con los gastos fijos de operación y funcionamiento.

“Adicionalmente, se están adelantando acciones para recuperación de cartera, mejoramiento de la capacidad instalada y productividad de nuestros servicios; se están perfeccionando proyectos de operación por más de $5.000 millones con la Gobernación y el Ministerio de Justicia”, aseguró.

También informó que hay otros proyectos de inversión con la Secretaria de Salud y Protección Social de Antioquia por alrededor de $2.800 millones que buscan el mejoramiento de la red de atención y modernización institucional.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

.