<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 19 agosto 2021

Están listos $3.600 millones pare revivir el puente de Barbosa

  • Donde antes había un puente, que funcionó por décadas, ahora escasamente queda el rastro de que existió la infraestructura, cuya ausencia lleva más de tres años desde que la corriente del río Aburrá derribó sus bases y aisló las veredas. FOTO carlos velásquez
    Donde antes había un puente, que funcionó por décadas, ahora escasamente queda el rastro de que existió la infraestructura, cuya ausencia lleva más de tres años desde que la corriente del río Aburrá derribó sus bases y aisló las veredas. FOTO carlos velásquez
  • Donde antes había un puente, que funcionó por décadas, ahora escasamente queda el rastro de que existió la infraestructura, cuya ausencia lleva más de tres años desde que la corriente del río Aburrá derribó sus bases y aisló las veredas. FOTO carlos velásquez
    Donde antes había un puente, que funcionó por décadas, ahora escasamente queda el rastro de que existió la infraestructura, cuya ausencia lleva más de tres años desde que la corriente del río Aburrá derribó sus bases y aisló las veredas. FOTO carlos velásquez
Por gustavo ospina zapata

La estructura se cayó hace tres años por el invierno. La población aún se declara escéptica.

La dura afectación que llevan a cuestas más de 5.000 habitantes de cuatro veredas y un barrio de Barbosa desde mayo de 2018, cuando en medio de un fuerte aguacero vieron caer un puente que cruzaba el río Aburrá y los comunicaba con el casco urbano de la localidad, acabarían en un año. Eso sí, todo depende de si se cumplen los plazos que se acaban de establecer para la construcción de un nuevo viaducto, que les permita pasar de lado a lado sin dificultad.

El anuncio de la construcción del nuevo puente lo hizo el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA), entidad que aportó los recursos para la obra. La caída del puente viejo, hace 39 meses, dejó a los residentes en las veredas en aislamiento, lo que les encareció el costo de vida y los llevó a realizar protestas y plantones casi que a diario pidiendo una solución.

Las veredas golpeadas son Graciano, Montañitas, La Buga y Las Peñas, y los barrios La Estación y El Porvenir. Y para esos sectores es que se invertirán $3.649 millones para un nuevo puente, el cual surgirá de un convenio interadministrativo entre el AMVA y la alcaldía barboseña.

“En el convenio con Barbosa garantizamos los recursos para recuperar el puente y mejorar la conectividad de las más de 5.000 personas incomunicadas con el casco urbano”, expresó el director del AMVA, Juan David Palacio.

¿Qué dice la población?

Al preguntarle por la noticia a Gladys Londoño, habitante del sector La Estación -llamado así porque allí quedaba la vieja estación del ferrocarril-, se declara aún un poco escéptica, pues dice preferir ver las obras realizadas y no en el papel. “Hasta que no pongan la primera piedra no estaré tranquila, porque la alcaldía anterior dijo que había dejado los recursos y firmado los documentos y la obra nunca la vimos”, expresó.

Según el cronograma, en dos meses se estaría dando la primera palada de tierra para el inicio de la construcción. Así lo dijo el alcalde de Barbosa, Édgar Augusto Gallego, quien indicó que ya se abrió el proceso licitatorio para elegir al contratista del proyecto.

“La obra se estaría adjudicando en octubre. Las comunidades residentes en estas veredas han sido muy perjudicadas y emplean gran parte de su tiempo y sus energías en llegar a la zona urbana”, reconoció. Su localidad no tenía los dineros para esta obra y por eso su administración se la jugó por lograr los aportes del AMVA. Según los anuncios hechos, una vez asignada la obra, esta sería ejecutada en 10 meses para que en agosto de 2022 esté en servicio.

“Pasamos en balsa”

Pero si bien varios líderes expresaron su agradecimiento al Área Metropolitana, cuyo director Palacio fue al sitio y se reunió con las comunidades para entregar la noticia, aún falta un año de sufrimientos para los habitantes de los sectores perjudicados.

Así lo dice Gladys Londoño, quien advierte que la falta del puente les ha implicado grandes sacrificios y pérdidas económicas: “Sin el puente nos toca dar una vuelta por la Doble Calzada (Bello-Hatillo), que demora 40 minutos, y por el puente uno se demoraba cinco. Para llegar hay que salir a la autopista a esperar un bus, que a veces demora hasta hora y media, y en ocasiones ni siquiera nos para. A los estudiantes les toca caminar o pagar dos buses, que valen $6.000 pesos ida y regreso, y hay casas con varios estudiantes; todo ha sido complicado”.

Para aliviar la situación, varios ciudadanos construyeron balsas improvisadas para cruzar el río, pero el afluente por Barbosa baja con más fuerza y más profundidad y no todos se le miden a subirse, pues implica arriesgar la vida: “Acá hay adultos mayores, enfermos, embarazadas o niños, no pueden hacerlo”, recalcó Gladys.

“Yo hice un planchón para los que necesitan los pasos gratis”, comentó Bernardo Álvarez, quien usa su aparato para sacar piedras del río.

Y Fabián Rivera, habitante de El Porvenir, indicó que “esta es una buena noticia para todos, porque desde que se cayó el puente nos ha tocado pagar más pasajes o caminar mucho más”.

Una ganancia es que el viejo puente era metálico y peatonal, y el nuevo será vehicular y de mejores condiciones.

“Medirá 70 metros de largo y 8 de ancho, con dos carriles vehiculares en doble sentido y un carril para peatones y bicicletas”, explicó Carolina Sossa Arango, secretaria de Obras Públicas de Barbosa.

El director del Área añadió que “el nuevo puente les devolverá la competitividad a los productores de la zona”.

Ellos quedarán comunicados con el casco urbano, “y se les facilitará la comercialización de bienes y servicios agrícolas y ganaderos de forma ágil y oportuna, como era antes de la caída del puente”, insistió Palacio

39
meses ajustan las veredas sufriendo los efectos de la caída del viejo puente.

Contexto de la Noticia

Paréntesis recuperación de cauce de la santa rosa

En Barbosa, la ola invernal también ocasionó la pérdida de la banca y el cierre de la vía en el sector del puente La Playita, uno de los más turísticos y que tiene perjudicados a los residentes de la zona. Esta semana la alcaldía abocó los trabajos de recuperación del cauce de la quebrada la Santa Rosa con maquinaria amarilla. Además de restablecer el paso, se retirarán piedras y lodo y se mejorarán las condiciones de uno los charcos más visitados por turistas. Las labores tardarán una semana.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

.