<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 06 diciembre 2020

“Nada de vicegobernaciones; gobernador y alcalde es solo el que elige la gente”: Gaviria

  • La construcción de obras de infraestructura, soluciones de vivienda y reforestación impulsarán la reactivación económica en el departamento en 2021, según Gaviria. FOTO ESTEBAN VANEGAS
    La construcción de obras de infraestructura, soluciones de vivienda y reforestación impulsarán la reactivación económica en el departamento en 2021, según Gaviria. FOTO ESTEBAN VANEGAS
  • La construcción de obras de infraestructura, soluciones de vivienda y reforestación impulsarán la reactivación económica en el departamento en 2021, según Gaviria. FOTO ESTEBAN VANEGAS
    La construcción de obras de infraestructura, soluciones de vivienda y reforestación impulsarán la reactivación económica en el departamento en 2021, según Gaviria. FOTO ESTEBAN VANEGAS
Juan Diego Ortiz Jiménez

La atención de la pandemia y la suspensión durante cuatro meses marcaron el arranque de su gobierno.

Desde la barrera. Tras la medida de aseguramiento impuesta por la Fiscalía por la contratación de una obra en 2005, Aníbal Gaviria fue separado de su cargo entre el 5 de junio y el 16 de octubre, cuando recuperó su libertad por un hábeas corpus. Antes y después, su gestión estuvo marcada por la pandemia, la relación de idas y vueltas con la Asamblea, el proceso de transformación de la FLA y una modificación administrativa en la Gobernación después de 20 años.

Sobre la imputación fiscal de la Contraloría por presunta responsabilidad en los sobrecostos de Hidroituango, dijo que tiene la convicción de que las personas, instituciones y empresas han actuado basados en estudios, con criterios científicos y técnicos, y que “la gravísima contingencia que afronta el proyecto fue producto de una situación que no tuvo origen ni en dolo o mala intención”. Anotó que entregará pruebas, documentos y explicaciones del caso, “con la certeza de que demostrarán” su transparencia. Conversamos sobre el año de las dificultades.

Antioquia empezó la pandemia con buenos indicadores, pero se estabilizó con números altos de casos y muertes, ¿qué pasó?

“El departamento ha tenido una atención seria en lo que tiene que ver con la contención, la reactivación, la disminución y mitigación de daños en el empleo. El indicador número uno debe ser el de salvar vidas. Si usted mira el indicador de Antioquia en personas fallecidas por millón de habitantes, es un indicador mejor que la media nacional y que los departamentos parecidos con alto nivel de población en los centros urbanos. El otro indicador es la afectación económica, hemos hecho la tarea con una continua comunicación con los gremios y se han coordinado las decisiones. En últimas, estos son los grandes indicadores que terminarán midiendo cómo cada sociedad enfrentó la covid-19”.

¿Qué pasará con diciembre?

“Antioquia debe ser ejemplo. Diciembre será crucial, esperamos no tener que tomar medidas de restricción, pero más que una decisión de los gobiernos será de la misma gente con su comportamiento. El llamado es a disfrutar de forma responsable. Algunos dirán que todo el esfuerzo era para no estar encerrados en diciembre, y ojalá sea así, pero otra cosa es estar desaforados e indisciplinados. En diciembre no termina el coronavirus. Las sociedades que se desmadren en esta época, como desatrasando encuentros, van a pagarlo dolorosamente en enero”.

¿Cuál ha sido el impacto fiscal de la pandemia y a qué cupo de endeudamiento se llegará en 2021?

“El impacto ha sido supremamente duro. Las ventas de la FLA se han visto afectadas, estamos haciendo un esfuerzo para rematar bien el año. Además de la afectación natural por disminución de ventas de establecimientos comerciales, hubo ley seca y restricciones. El otro frente es el impacto fiscal en los municipios que le pega al departamento en la capacidad de cofinanciación de obras. Para mitigar ese impacto severo vamos a tope con la capacidad de financiación, sería irresponsable no hacerlo porque lo necesita la economía. En el presupuesto 2021 vamos hasta el tope que nos permite el endeudamiento. Estamos asesorando a las alcaldías para que también puedan hacerlo”.

¿Alcanzará la plata de la Nación para revivir el ferrocarril?

“Se la vamos a seguir metiendo toda a ese tramo central entre Barbosa y Caldas. Vamos a trabajarle al Gobierno Nacional porque consideramos que el proyecto es estratégico para el modelo de ocupación del área metropolitana”.

En la modernización se crearon las Secretarías Regionales y Sectoriales, ¿funcionarán como “vicegobernaciones”?

“No, la experiencia de las vicealcaldías nos dio varios aprendizajes que pusimos en ejecución en esta modernización. Sigo convencido, como diseñador de estructuras de administración, que hay que buscar fórmulas que funcionen más. Un gobierno con 40 dependencias no tiene sentido, hay una lógica de hacer más racional el funcionamiento, pero nada de vicegobernaciones porque entendimos que gobernador y alcalde es uno solo, el que elige la gente”.

¿Qué pasa con el orden público en el Suroeste y el Bajo Cauca?

“La gente sabe que nuestros gobiernos están basados en la defensa de la vida. El próximo año se tienen que bajar los homicidios en el Suroeste y debemos continuar la disminución en las otras subregiones. Ya lo hicimos en el Bajo Cauca, con respecto al año anterior, así ocurran situaciones muy graves, y eso es lo que tiene que pasar en el Suroeste. No me da temor asumir ese compromiso. Medidas específicas: inversión en tecnología para la seguridad, hablamos de un sistema de monitoreo con cámaras, vamos a apostar a Policía y Ejército con motos, drones y camionetas para multiplicar presencia. Nos coordinamos con el Gobierno Nacional en el ataque frontal al Clan del Golfo, actor número uno de criminalidad”.

¿Qué tanto lo afectó a usted y a la Gobernación su suspensión y proceso judicial?

“A la administración, diría que nada. Me sorprenden las felicitaciones en las subregiones al trabajo del equipo de gobierno encabezado por Luis Fernando Suárez. Encontré el gobierno en marcha. En lo personal, a mí sí me afectó mucho. Me dio todavía más ganas de servir a Antioquia. No disminuyó mis convicciones”.

¿Qué pasará con una eventual acusación de la Fiscalía y usted ejerciendo el cargo?

“Siempre he confiado en la justicia, como confío en que será justa, estoy tranquilo porque mis actuaciones siempre han sido transparentes, y en el caso que se investiga, más aún, ajustadas a la ley y a las necesidades de los ciudadanos. Esas obras que se realizaron allí, dicho por la comunidad, son las más importantes en años. Y a ese tema que se dediquen los abogados, yo me dedico a gobernar”.

¿Qué pasó con la Asamblea? Un día antes de la conformación de la mesa directiva usted creó una nueva coalición, en vísperas de los debates de la FLA...

“Siempre pedimos, como gobierno, que se pusiera en debate. No pedimos nada más. Los diputados que estaban en contra de la ordenanza tienen todo su derecho, pero nadie puede obstaculizar la esencia de la Asamblea que es el debate. Lo que resulta exótico es que no se atendiera la voz de la mayoría. Eso fue lo que llevó a la construcción de una nueva coalición, no he sido un gobernante que se introduzca mucho en la conformación de coaliciones, pero en este caso fue la atención mía a un clamor de la mayoría de diputados para evitar que se siguiera impidiendo el debate. La Asamblea, con 21 votos, coincidió en la transformación. Se quiso mentir sobre la naturaleza pública de la FLA cuando el primer artículo de la ordenanza lo expresaba. Es mucho más pública que antes porque disminuye y limita la desafortunada injerencia de los distribuidores, no solo en la fábrica, sino en el mismo debate”.

¿Como qué injerencia de distribuidores en el debate?

“¿A alguien se le puede ocurrir que los distribuidores estaban en la China o en la luna en este debate? Estaban aquí y de alguna manera sentían que eso afectaba sus intereses. Eso ratifica y reafirma los intereses públicos que deben representar el gobernador y la FLA”.

¿Qué pasará con la FLA a partir del 1 de enero, se venderá el lote de Itagüí?

“Quiero poner en borrador algunos de los retos más importantes desde ya, con la nueva estructura. El primero es consolidar los actuales mercados, defender el mercado de Antioquia, no podemos dejar colonizarnos por competidores extranjeros ni de otras regiones. Segundo, consolidar la presencia en otras regiones y de otros productos: del Aguardiente Antioqueño y el Ron Medellín. Tercero, colonizar mercados internacionales. Cuarto, nuevos productos, avanzar con el agua, la cerveza y el cannabis medicinal.

El quinto reto es volver a analizar qué es lo más adecuado, en términos de competitividad, sobre la futura localización de la FLA y la posibilidad del uso del lote actual como desarrollo urbano. Ese no es un tema sacado del sombrero, se viene hablando hace 15 años. Ya sí se maduró porque ese lote es de los más valiosos del Aburrá, ahí llegará el metro ligero, Metroplús y pasará el ferrocarril. Genera oportunidades inmensas de desarrollo urbano e inteligente. Ojo, para beneficio de Itagüí. Se tendrá que hacer un estudio para la futura FLA desde la competitividad y nuevos mercados. El sexto reto será el gobierno corporativo”.

¿Cuándo se decidirá lo del lote?

“No tengo plazo sobre eso. Nos lo irá dando el análisis del cumplimiento de los otros retos que son los principales”.

La posición de la Gobernación ha sido cautelosa frente a Hidroituango, pero siendo el socio mayoritario, ¿qué piensa sobre el contrato que termina el 31 de diciembre y la conciliación?

“La posición nuestra ha sido clara, la expresamos en la visita reciente con el presidente, y es la urgencia, la necesidad, la claridad absoluta sobre las acciones que lleven a la puesta en funcionamiento del proyecto en el primer trimestre de 2022. Eso tiene que ser un propósito de todos. Quiero ser cuidadoso y respetuoso porque hay decisiones que competen a EPM. Estoy convencido que nada que impida que el proyecto opere en 2022, puede hacerse”.

Durante su suspensión hubo tensiones entre Luis Fernando Suárez y el alcalde Daniel Quintero. El mismo Suárez lo reconoció en una entrevista con EL COLOMBIANO. ¿Qué encontró cuándo volvió?

“Hombre, yo soy muy institucional. Créame que yo como gobernador, es algo que me pasa, en cierta medida dejo de ser Aníbal Gaviria. Es una responsabilidad grande ser elegido y ser el gobernador de 6,5 millones de antioqueños. Me he entendido con 250 alcaldes en mis dos períodos como gobernador, con tres presidentes, con un gobernador cuando era alcalde. Independiente de diferencias personales, de estilos, me guiaré por esa relaciones institucionales”.

En definitiva

La construcción de obras de infraestructura, soluciones de vivienda y reforestación impulsarán la reactivación económica en el departamento en 2021, según explicó el gobernador Gaviria.

Contexto de la Noticia

Sobre el parque Tulio Ospina de Bello y las críticas

¿Qué sucederá con el Central Park?

“Estamos evaluando lo que recibimos. Poco me oyen hablando de gobiernos anteriores. Uno siempre recibe cosas buenas y herencias negativas, chicharrones, algunos bien carnudos. Haría mal en solo centrarme en herencias negativas. Buscamos que esos recursos públicos invertidos allí sirvan a la ciudadanía, independiente de que no hubiera hecho esa obra, no concibo un Central Park para los carros, sino para las personas, como el de Nueva York”.

¿En qué han sido injustos sus críticos?

“Cierta parte de la crítica se ha centrado en la suspensión del cargo. Sobre temas de gobierno ha habido pocas. En el tema de la FLA han sido injustos algunos en mentir, porque han dicho que vamos a privatizarla, lo cual es falso”.

¿Y qué crítica ha sido justa?

“Más que justa, entendible, críticas de sectores económicos por medidas tomadas para la protección de la vida. No la comparto, pero la entiendo porque es una situación que los afecta en el corto plazo, pero beneficia a todos en el largo plazo”.

Tres proyectos transversales del plan de desarrollo departamental

Gaviria entregó su escalafón de sectores claves que se impactarán con las promesas de su gobierno a 2023. El primero de ellos es la infraestructura, campo en el que incluyó las vías de Cuarta Generación en curso, las dos fases del túnel del Toyo (la segunda etapa recibió esta semana la confirmación del documento Conpes que apropiará $1,4 billones para su construcción), la intervención de las vías terciarias, y los anillos estratégicos para conectar las subregiones (se avanzará, según el plan de desarrollo, en las fases de estructuración de 40 anillos en el cuatrienio).

Otro proyecto será la pavimentación de las vías que llegan a 17 cabeceras municipales. “Traerá equidad y competitividad a estos municipios”, indicó.

El segundo frente será la vivienda, con la meta de 75.000 soluciones en los cuatro años, incluyendo unidades nuevas, mejoramiento o titulación, sin embargo, sostuvo que con el apoyo del Gobierno Nacional espera llegar a 100.000 soluciones.

El tercer frente será el campo. Además del propósito de sembrar 40 millones de árboles y avanzar en la reforestación de zonas degradadas por la minería ilegal, como en el Bajo Cauca, se impulsará el fortalecimiento de cadenas agroindustriales en las subregiones para viabilizar la comercialización de café, aguacate, caucho, caña de azúcar, entre otros.

Mencionó, a su vez, de pilotos para la sustitución de cultivos en 3.000 hectáreas y sembrar maíz.

Juan Diego Ortiz Jiménez

Redactor del Área Metro. Interesado en problemáticas sociales y transformaciones urbanas. Estudié derecho pero mi pasión es contar historias.

.