<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

En el Parque Lleras, los comerciantes están cansados de los retrasos en las obras

Aunque desde febrero pasado se firmó el acta de inicio, la obra ya ha visto cambiada su fecha de entrega tres veces.

  • En el costado oriental del Parque Lleras este era el panorama el pasado viernes. La Alcaldía de Medellín sostiene que los trabajos van por buen camino y culminarían en pocos meses. FOTO CAMILO SUÁREZ
    En el costado oriental del Parque Lleras este era el panorama el pasado viernes. La Alcaldía de Medellín sostiene que los trabajos van por buen camino y culminarían en pocos meses. FOTO CAMILO SUÁREZ
  • En el Parque Lleras, los comerciantes están cansados de los retrasos en las obras
23 de enero de 2023
bookmark

Los trabajos de remodelación del Parque Lleras se convirtieron en un dolor de cabeza para los comerciantes de ese sector de El Poblado. Pese a ser una obra anhelada por mucho tiempo, los múltiples retrasos y polémicas en su ejecución tienen en la incertidumbre a decenas de propietarios de bares, hoteles y restaurantes, que dicen tener su paciencia agotada.

Aunque la promesa inicial de la Alcaldía era que el parque estaría listo para septiembre de 2022, la fecha se ha ido corriendo y la nueva proyección es que se terminaría en el primer trimestre del año.

Laura Marín, gerente del Hotel Marquee, ubicado en el costado norte del parque, explica que la mayor inconformidad de los comerciantes es la poca información sobre el desarrollo de las obras.

“Nos habían dado un render y en todas las reuniones que fuimos nos dieron unos plazos de entrega que evidentemente no se han cumplido. La sensación que tenemos es que se van a ir hasta marzo”, dice Marín.

Según advirtió la empresaria, en el caso de su hotel, la intervención ha tenido dos caras. Si bien por un lado problemas como la prostitución se han mitigado ligeramente, asuntos como el ruido y el desaseo se han agudizado.

Por el lado del ruido, añade, si bien la zona siempre ha tenido un problema de largo tiempo asociado al funcionamiento de los establecimientos nocturnos, desde el comienzo de la obra la bulla también se siente durante el día, dejando el tiempo de tranquilidad reducido a su mínima expresión.

Por el lado de la suciedad, “es un tema delicado, porque las obras evidentemente ocasionan polvo, lavar las fachadas más frecuentemente con más costos operativos, todo eso nos ha tocado asumirlo”, lamenta la gerente, reprochando que los trabajos han generado una menor afluencia de personas en la zona.

De hecho, la reducción de las ventas asociada al menor flujo de personas es uno de los problemas en los que coincidieron varias personas consultadas. Christos Fiouris, propietario del restaurante Burrito Bar, explica por ejemplo que durante la temporada de fin de año las ventas no fueron las esperadas.

Pese a que muchos de los establecimientos de entretenimiento nocturno aún jalan muchos turistas y compradores, los altos costos que representa funcionar en este exclusivo sector de El Poblado terminaron diluyendo los márgenes de ganancia de la mayoría.

“Lo que vemos es que la gente cuando ve toda la obra no se anima a pasar por los locales. Nos dijeron que el 28 iban a terminar el parque y aún siguen las obras”, dice el comerciante.

Aunque muchos de los transeúntes y comerciantes consultados tienen la sensación de que el contratista a cargo de los trabajos no avanza al mayor ritmo posible, la falta de información por parte de la Alcaldía es uno de los principales obstáculos para conocer en detalle cuáles son los componentes de obra que están pendientes.

No obstante, se han hecho públicas varias fricciones entre la administración distrital y el contratista, identificado como el Consorcio JP Medellín y que firmó el contrato para encargarse de los trabajos desde diciembre de 2021, por un valor de $9.188 millones.

Por ejemplo, en marzo pasado, apenas un mes después de que se firmara el acta de inicio, el entonces secretario de Gobierno, Esteban Restrepo, le echó el agua sucia al constructor y aseguró que los retrasos que desde aquel mes se veían en los trabajos eran su culpa, al tener retrasos en la adquisición de cascos y otros implementos.

En diciembre pasado, la última información publicada por la administración distrital apuntaba a que el parque tenía un avance del 70%. Para conocer un reporte actualizado de esa ejecución, EL COLOMBIANO envió un requerimiento de prensa a la Secretaría de Infraestructura Física desde el pasado miércoles 4 de enero, pero hasta el cierre de esta edición esa dependencia se había abstenido de pronunciarse.

Entre tanto, los comerciantes criticaron el silencio de la Alcaldía y exigieron que la intervención no tenga más aplazamientos imprevistos.

TAMBIÉN HAY LÍO EN PROVENZA POR BASURAS

En el Parque Lleras, los comerciantes están cansados de los retrasos en las obras

Además del Lleras, otra zona de El Poblado con quejas es Provenza. Allí denuncian que el incremento de los basureros y el robo de canecas ha derivado en un incremento de roedores. Según cuentan los vecinos, el problema se agudiza entre las 2:00 am y 5:30 am, cuando la mayor parte de los restaurantes, bares, discotecas y hoteles de la zona bajan sus cortinas.

En promedio, estos establecimientos pueden producir residuos que oscilan entre las 10 y las 17 toneladas. El asunto es que muchos no llevan la basura hasta la calle 10, por donde pasan los recolectores con mayor frecuencia, por eso gran parte de los residuos quedan esparcidos en las calles e, incluso, en quebradas como La Presidenta.

Además de este problema, muchos trabajadores del sector coinciden en que faltan canecas para recoger los residuos y que las que hay se las roban para venderlas hasta por $40.000.

Sobre el tema, Emvarias precisó que el costo de cada contenedor es de $1.200.000 y que en la comuna 14 se instalaron 87 contenedores y que solo se robaron 12 en el último periodo.

Aunque la empresa de recolección dice que los robos no son frecuentes, estos parecen desproporcionados en una comuna que paga seguridad y limpieza privadas

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*