<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 29 agosto 2022

Encontraron dos cuerpos que serían de los mineros desaparecidos en Buriticá

Personal del CTI adelanta las labores para sacar los cuerpos.

  • Víctor Enrique Peña Álvarez (izq.) y Jesús Arturo González Contreras (der.) son las personas que estarían desaparecidas dentro de un socavón en Buriticá. Foto: Cortesía.
    Víctor Enrique Peña Álvarez (izq.) y Jesús Arturo González Contreras (der.) son las personas que estarían desaparecidas dentro de un socavón en Buriticá. Foto: Cortesía.
  • Víctor Enrique Peña Álvarez (izq.) y Jesús Arturo González Contreras (der.) son las personas que estarían desaparecidas dentro de un socavón en Buriticá. Foto: Cortesía.
    Víctor Enrique Peña Álvarez (izq.) y Jesús Arturo González Contreras (der.) son las personas que estarían desaparecidas dentro de un socavón en Buriticá. Foto: Cortesía.
EL COLOMBIANO

A las 2:30 de la mañana de este lunes fueron encontrados los dos cuerpos de los mineros que se encontraban desaparecidos desde hace dos semanas en Buriticá. Así se lo confirmaron a EL COLOMBIANO funcionarios que se encontraban en ese municipio.

Lo que se sabe, por ahora, es que la Agencia Nacional de Minería irá hasta el sitio para sacar los cuerpos hasta un “punto tibio”, donde el CTI los recogerá para llevarlos a Medicina Legal.

Con el hallazgo de los cuerpos termina un capítulo para la minería en Buriticá. Todo comenzó el 12 de agosto pasado, cuando se reportó que unos socavones ya explotados fueron llenados con lodo, dejando a varias personas atrapadas.

Al comienzo se habló de que decenas de personas habían quedado bajo tierra, pero después se confirmó que se trataba de dos jóvenes. Son el venezolano Víctor Enrique Peña Álvarez y Jesús Arturo González Contreras.

Sus familiares se encuentran desde hace semanas en este municipio del Occidente antioqueño, a la espera de que haya novedades sobre su aparición.

Víctor Enrique, de 29 años, llegó hace ocho a Colombia junto con su familia. Vivía hace tres años en Buriticá, donde se dedicó a trabajar en la minería, principalmente en minas artesanales. Era soltero y no tenía hijos.

Es conocido como “El Chamo” y una de sus hermanas, quien estaba en el municipio de Manatí, Atlántico, llegó hasta esta localidad al conocer que él habría quedado atrapado entre el lodo que habrían lanzado a uno de los túneles, según un video que trascendió a través de las redes sociales y del cual las autoridades continúan en la investigación para esclarecer lo sucedido.

El otro desaparecido, Jesús Arturo, también de 29 años, es padre de un niño de ocho meses. Es oriundo del municipio de San Pedro de Urabá, de donde fue desplazado, y estuvo 15 años en Segovia, Nordeste antioqueño, donde trabajó en minería, pero también en oficios varios y soldadura, según indicaron allegados a EL COLOMBIANO.

Buscando nuevas oportunidades, llegó a Buriticá hace un par de semanas para trabajar en uno de estos socavones artesanales con el objetivo de encontrar dinero para un procedimiento médico de uno de sus hermanos, quien sufrió un accidente de tránsito. También pretendía conseguirle una casa a su mamá con el dinero obtenido con su trabajo en las minas.

Los cuerpos aún no han sido sacados del socavón, pero se espera que los trámites puedan hacerse hoy mismo para que puedan ir a Medicina Legal, donde se les hará la necropsia respectiva, para luego ser entregados a sus familiares, que llevaban 20 días a la espera de noticias.

Si quiere más información:

.