<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 04 noviembre 2022

Hace 150 días le perdieron el rastro a Francisco Eduardo, quien desapareció al llegar a Rionegro

Este comerciante, oriundo de Bucaramanga, había viajado a la ciudad para hacer unos negocios y luego de informar que había llegado al aeropuerto de Rionegro, se desapareció.

  • Francisco Eduardo se dedica a negociar con oro, vehículos y propiedades. Es padre de un adolescente. FOTO: CORTESÍA
    Francisco Eduardo se dedica a negociar con oro, vehículos y propiedades. Es padre de un adolescente. FOTO: CORTESÍA
  • Francisco Eduardo se dedica a negociar con oro, vehículos y propiedades. Es padre de un adolescente. FOTO: CORTESÍA
    Francisco Eduardo se dedica a negociar con oro, vehículos y propiedades. Es padre de un adolescente. FOTO: CORTESÍA
Santiago Olivares Tobón

Han pasado 150 días desde la última vez que la familia de Francisco Eduardo Ríos Sequera, de 39 años, supo de él. La última comunicación que tuvieron fue cuando él avisó que había llegado de Bucaramanga al aeropuerto José María Córdova, de Rionegro, y que iba camino al hotel, al cual nunca llegó.

Su desaparición se registró el 7 de junio de este año, después de las 10:00 de la noche, cuando este hombre se contactó con su esposa a través de WhatsApp. Le manifestó que iba a abordar un vehículo que lo llevaría hasta la capital antioqueña por la autopista Medellín-Bogotá. Según la versión entregada por sus familiares, el rastro se le perdió antes de transitar por el Peaje de Guarne.

Incluso se comprometió a enviarle a su compañera sentimental una ubicación para que se supiera del recorrido que iba a hacer dentro de Medellín, pero ese mensaje nunca llegó. Al rato, cuando intentaron contactarse con él, el teléfono se iba a buzón de mensajes.

Al ver que pasaban los días y de Francisco Eduardo no se tenía información, sus familiares interpusieron la denuncia respectiva ante la Fiscalía en Bucaramanga, pero el proceso, según expresaron sus parientes, ha estado “viajando” entre la capital santandereana y Medellín, sin que hasta el momento haya un indicio de qué pudo haber ocurrido con él.

Han sido meses de mucha angustia, esperando respuestas que no han llegado. Hasta el hijo de 15 años ha tenido muchos problemas emocionales por no saber nada de su papá”, expresó uno de sus familiares a EL COLOMBIANO.

Francisco Eduardo se dedicaba al comercio de oro, propiedades y vehículos, principalmente en Santander, aunque había venido a Medellín para realizar un negocio y posteriormente ir a Bogotá, donde se encontraría con un socio, y luego regresar a los dos días a su casa, algo que a la fecha no ha ocurrido.

Si sabe del paradero de este hombre, puede contactarse con la Unidad de Desaparecidos de la Fiscalía en el teléfono 6045903108, extensiones 41665, 41709 y 41825. También puede informarlo en el celular 318 5321733.

Santiago Olivares Tobón

Periodista por pasión. Me gusta contar las historias de la ciudad desde todos sus puntos de vista y mostrar lo bueno y lo malo de nuestra realidad.

Si quiere más información:

.