<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 25 noviembre 2022

Lo que realmente pasó en caso de joven que fue atacado por una horda furiosa en la Regional

La Policía Metropolitana explicó qué hay detrás del caso de justicia por mano propia.

  • El hecho se presentó sobre la avenida Regional. FOTO: CAPTURA DE VIDEO
    El hecho se presentó sobre la avenida Regional. FOTO: CAPTURA DE VIDEO
  • El hecho se presentó sobre la avenida Regional. FOTO: CAPTURA DE VIDEO
    El hecho se presentó sobre la avenida Regional. FOTO: CAPTURA DE VIDEO
EL COLOMBIANO

El video, en el que una horda enfurecida agrede a una persona en la avenida Regional, se hizo viral. El hombre, indefenso, trata de escudarse con las manos, pero pronto cae inconsciente. La gente está furiosa, pidiendo que lo maten. Al poco tiempo llega un agente de policía, que pide que no agredan más al hombre. El video rodó por redes y, de manera irreflexiva, surgieron varias versiones de lo ocurrido.

Pues bien, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, en una rueda de prensa, explicó lo que pasó. La versión oficial indica que no se trató de la reacción a un robo de un carro de valores, como se dijo en redes sociales. En realidad, según la Policía, el hombre al que atacaron habría hurtado a un ciudadano.

En ese momento pasaba el carro de valores y el escolta, al ver lo que sucedía, reaccionó contra el presunto ladrón, accionando su arma. Entonces, la gente que estaba en el sector, la emprendió contra el hombre, sin saber siquiera lo que había ocurrido.

Se trató de un típico caso de justicia por mano propia. En los videos se escucha que un policía dice que respeten al hombre, que es un ser humano, y un presente dice que respeta a los seres humanos, pero no a los ladrones. El agente, tratando de proteger al señalado, revisa si tiene heridas en la espalda o la cabeza.

Al hombre lo subieron a la camioneta de la Policía y los presentes, que vieron cómo iba, inconsciente y desgonzado, lo seguían insultando. El hombre fue llevado a un centro hospitalario, donde recibió atención.

El llamado de las autoridades es no tomar “justicia por mano propia”. Hace poco, por ejemplo, un ciudadano fue atacado por un falso señalamiento. Lo tacharon de haber robado, cuando no era cierto, y lo reprendieron con golpes. Casos similares podrían repetirse si no hay reflexión al respecto.

Si quiere más información:

.