<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 22 abril 2022

Cabecilla financiero de grupo que asesinó a siete soldados en Frontino había sido capturado el Viernes Santo

El hombre fue capturado cuando visitaba a su suegra en el Urabá antioqueño.

  • Alias Cartagena fue capturado en Mutatá (Urabá), cuando visitaba a su suegra. FOTO Cortesía
    Alias Cartagena fue capturado en Mutatá (Urabá), cuando visitaba a su suegra. FOTO Cortesía
  • Organigrama de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo. FOTO Cortesía
    Organigrama de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo. FOTO Cortesía
  • Alias Cartagena fue capturado en Mutatá (Urabá), cuando visitaba a su suegra. FOTO Cortesía
    Alias Cartagena fue capturado en Mutatá (Urabá), cuando visitaba a su suegra. FOTO Cortesía
  • Organigrama de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo. FOTO Cortesía
    Organigrama de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo. FOTO Cortesía
EL COLOMBIANO

En las últimas horas la Policía dio detalles de la captura de Yeison Aguilera Licona, alias Cartagena, presunto cabecilla financiero de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo, la misma señalada por las autoridades del atentado con explosivos que dejó siete soldados fallecidos y cinco heridos, ocurrida en Frontino (Occidente antioqueño). La captura se dio el Viernes Santo, días antes de que se produjeran los homicidios.

El CTI y la Policía, que le venían siguiendo la pista, lo capturaron en la casa de la suegra, a donde fue de vacaciones en la Semana Mayor con su cónyuge, en el municipio Mutatá (Urabá antioqueño).

Según el informe del Departamento de Policía Antioquia, la captura se dio en una operación entre hombres de Investigación Criminal con apoyo de la Fiscalía General de la Nación y la Fuerza Aérea. “Cartagena” es señalado de ser el encargado de recolectar los pagos de narcotráfico, extorsión y minería ilegal, así como de pagar la nómina a los integrantes de este grupo criminal.

El brigadier general Gustavo Franco Gómez, comandante de la Región de Policía # 6 informó que “Cartagena” le rendía cuentas directamente a alias Richard, cabecilla principal de esta subestructura y quien es buscado por las autoridades por el atentado a los militares. Por información que permita su captura se ofrece una recompensa de hasta $150 millones. Asimismo, a esta subestructura se le señala como responsable del asesinato de un mayor y un patrullero de la Policía, en agosto pasado, también en Frontino.

Al cabecilla financiero un juez le impuso medida de aseguramiento en un centro carcelario y deberá responder por el delito de concierto para delinquir agravado. Según información de la Policía, este hombre delinquía hace 15 años y ya había sido capturado en el pasado por secuestro, homicidio y otros delitos. Perteneció a las extintas AUC, Bloque Elmer Cárdenas.

“En el año 2009 se le imputaron cargos por concierto para delinquir, secuestro y homicidio, cobijado con medida domiciliaria; estos delitos fueron perpetrados contra el señor Orlando Valencia, funcionario de una ONG canadiense”, indicó el comandante.

El expediente de “Cartagena” da cuenta de que en el año 2012 fue cabecilla de la zona de Uramita y en 2015 se desempeñó como articulador financiero y era el hombre de confianza y escolta personal de alias R15, cabecilla de narcotráfico de ese grupo criminal del Clan del Golfo. A esto se suma que también se encuentra indiciado por un juzgado de Quibdó (Chocó) por fuga de presos.

Organigrama de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo. FOTO Cortesía
Organigrama de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo. FOTO Cortesía

Las autoridades también pudieron determinar que el capturado es responsable de acciones criminales, confrontaciones con otros grupos delincuenciales y ataques a la Fuerza Pública en el Occidente antioqueño, especialmente en Frontino y Uramita.

En la captura, a “Cartagena” se le incautaron 30 millones de pesos en efectivo. También se mantiene activa la recompensa de hasta 100 millones por información que permita dar con los autores materiales e intelectuales del asesinato de los siete militares, todos jóvenes soldados profesionales y regulares que fueron atacados cuando se movilizaban en un camión tras cumplir con una operación en la zona. Un grupo especializado de la Fiscalía lidera las investigaciones.

.