<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 05 noviembre 2022

Andes pide justicia tras violación y asesinato de Paula Andrea

La joven estudiante desapareció al salir de su colegio y fue encontrada en una quebrada con signos de tortura.

  • La comunidad de Santa Rita rechazó el asesinato de Paula Andrea Restrepo y pidió celeridad en las investigaciones. FOTO Cortesía
    La comunidad de Santa Rita rechazó el asesinato de Paula Andrea Restrepo y pidió celeridad en las investigaciones. FOTO Cortesía
  • La comunidad de Santa Rita rechazó el asesinato de Paula Andrea Restrepo y pidió celeridad en las investigaciones. FOTO Cortesía
    La comunidad de Santa Rita rechazó el asesinato de Paula Andrea Restrepo y pidió celeridad en las investigaciones. FOTO Cortesía
El Colombiano

Paula Andrea Restrepo estaba a cuatro semanas de graduarse como bachiller en la Institución Educativa Santa Rita, pero un violento ataque, sobre el que aún no hay responsables, apagó su vida antes de tiempo.

Aunque apenas están iniciando las investigaciones, los primeros detalles que salieron a la luz este fin de semana han causado tristeza y conmoción en el municipio de Andes, cuyos habitantes salieron ayer a las calles portando velas, globos y camisetas blancas rechazando el violento crimen.

Nidia Ruth Velásquez, rectora de esa institución, cuenta que la tragedia se desencadenó hacia el medio día del pasado viernes 4 de noviembre.

Luego de salir de su colegio, en el que cursaba el grado undécimo, la joven estudiante de 18 años emprendió como de costumbre su regreso a casa.

Ubicada en la vereda El Gaitán, situada a más de un kilómetro y medio del centro poblado del corregimiento de Santa Rita, Paula Andrea recorrió a pie el estrecho camino que conducía a su hogar.

Pese a acostumbrar ir en compañía de sus amigos durante la mayor parte del trayecto, cada día la joven tenía que recorrer el tramo final por cuenta propia, llegando a la puerta de su casa hacia las dos de la tarde.

“Ella se desplazaba hasta donde va la vía carretable, más o menos un kilómetro larguito. Y de ahí a su casa otro trayecto largo, de medio kilómetro más. Siempre le tocaba caminar bastantico”, explica la rectora.

Durante la jornada del pasado viernes, la angustia comenzó cuando la estudiante no arribó a su hogar a la hora acostumbrada, encendiendo de inmediato las alarmas entre sus familiares y vecinos.

Tras varias horas de una intensa búsqueda, la estudiante fue encontrada gravemente herida hacia las 8:00 de la noche en el lecho de una quebrada ubicada a pocos metros de una carretera, en una condición que hoy llena de dolor a ese corregimiento.

“La niña tenía las manitos amarradas y una cabuya en el cuello. Estaba muy lastimada, muy aporreada. Tenía muchas lesiones en la carita, unas cortadas hechas no sé si con una navaja, un cuchillo o algo cortante. Muy morada, el ojito muy malo. Llegó muy grave al hospital”, cuenta la docente.

La adolescente, además, fue hallada desnuda y con señales de violencia en sus partes íntimas, lo que para la comunidad da claros indicios de un abuso sexual.

Según quedó registrado en los primeros informes de las autoridades, con señales de hipotermia y su signos vitales débiles, la menor fue trasladada de emergencia al hospital San Rafael de Andes, en donde fue internada hacia las 8:30 de la noche.

Pese a los esfuerzos del personal médico, hacia las 10:55 de la noche la estudiante no logró reponerse de sus graves heridas y falleció.

En la primera inspección de sus restos mortales, un equipo forense confirmó una herida cortopunzante en la “región frontal” de su lado derecho y varias heridas y hematomas en su rostro.

En busca de justicia

Para la comunidad del corregimiento hay varios factores que incrementan la incertidumbre.

Según cuentan varios habitantes, durante los últimos días ya había inquietud en la zona por la presencia de personas ajenas al territorio, sobre todo a raíz del inicio de la cosecha cafetera.

En días recientes, testigos cuentan que varios de los padres de familia de esa y otras escuelas aledañas habían manifestado su inquietud por la inseguridad y hasta habían discutido el riesgo de los estudiantes en sus desplazamientos por el corregimiento.

Para pedir celeridad en las investigaciones y hacer un llamado unánime en contra de la violencia, cientos de habitantes de Santa Rita llenaron ayer las calles de esa localidad portando globos blancos y pancartas con fotografías de Paula Andrea.

Además de ese llamado, cuenta Velásquez, la jornada también fue un lugar en la que los vecinos se encontraron para honrar su memoria.

“Era una niña muy querida, juiciosa y responsable. Ver que se graduaba ahorita en diciembre, con tantas esperanzas y tantas ilusiones, nos tiene el alma vuelta nada”, contó.

Anuncian recompensa

Durante la mañana de este sábado varias autoridades municipales y departamentales realizaron un consejo de seguridad en el que se evaluaron las estrategias y las alternativas para dar con los responsables.

Oswaldo Zapata, secretario de seguridad de Antioquia, señaló que las medidas se dividieron en varios frentes.

Por un lado, se asignó a un fiscal de la unidad de vida de la Seccional de Fiscalías de Antioquia para coordinar una investigación en la que participarán agentes del CTI de la Fiscalía y la Policía Judicial para capturar a los culpables.

Así mismo, agregó el funcionario, la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Andes dispusieron de una recompensa de 50 millones de pesos por información que permita esclarecer lo ocurrido.

“Nosotros hacemos un llamado para que la sociedad y las instituciones nos unamos alrededor de la defensa de nuestros niños, niñas y adolescentes en los territorios, en clave de corresponsabilidad. Todos somos ojos y oídos contra aquellos que pretenden generar terror y zozobra”, expresó el secretario Zapata.

Por su parte, Carlos Alberto Osorio Calderón, alcalde de Andes, reiteró que se está haciendo todo lo posible por dar cuanto antes con los responsables

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Feminicidios siguen disparados

Entre enero y agosto de este año, en Antioquia se habían registrado 81 feminicidios, siendo el Valle de Aburrá (16), el Nordeste (12) y el Bajo Cauca (10) las subregiones con las cifras más altas. En el caso del Suroeste, en donde está ubicado Andes, para ese periodo se habían registrado 8 casos, localizados en los municipios de Urrao, Venecia, Fredonia y Salgar. Con corte a noviembre, los datos dan cuenta de 3.544 casos de delitos sexuales, el 85% contra las mujeres. Durante los últimos años los asesinatos de mujeres en Antioquia van al alza. Mientras en 2020 fueron 151, en 2021 fueron 167.

Si quiere más información:

.