<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 27 noviembre 2022

Alcaldía respondió por qué no ha dado la plata para las rutas alimentadoras y el metroplús

Desde la administración culparon del déficit financiero a anteriores gobiernos y aseguraron que están llegando a acuerdos con los concesionarios y el Metro para saldar la deuda.

  • Con los recursos del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), los usuarios de las rutas alimentadoras y el metroplús no pagan la tarifa que se debería cancelar por el recorrido en estos buses. FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ
    Con los recursos del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), los usuarios de las rutas alimentadoras y el metroplús no pagan la tarifa que se debería cancelar por el recorrido en estos buses. FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ
  • Con los recursos del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), los usuarios de las rutas alimentadoras y el metroplús no pagan la tarifa que se debería cancelar por el recorrido en estos buses. FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ
    Con los recursos del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), los usuarios de las rutas alimentadoras y el metroplús no pagan la tarifa que se debería cancelar por el recorrido en estos buses. FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ

La Alcaldía de Medellín se pronunció sobre su responsabilidad en el déficit del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), lo que ha afectado los recursos del Metro por el sostenimiento del metroplús y de los concesionarios por el de las rutas alimentadoras. Señaló que hay gran responsabilidad de una alcaldía pasada, que fue la que firmó el convenio y que están tratando de agotar todas las instancias para tratar de llegar a un acuerdo.

Antes de dar una argumentación sobre lo que se viene presentando con este fondo, desde el distrito le echaron la culpa al actual gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, por esta crisis, ya que cuando fue alcalde de Medellín, en el 2013, firmó un contrato hasta 2029 para la concesión de estos sistemas de transporte que estaba, en consideración de la alcaldía de Quintero, “a favor de los concesionarios y en detrimento de los intereses del Municipio de Medellín”.

Los beneficiarios en este convenio fueron Masivo de Occidente para el manejo de la cuenca 3 (Belén) y Sistema Alimentador Oriental para las rutas de la cuenca 6 (Aranjuez-Manrique).

“Allí se prometió que el déficit sería por los primeros cinco años; sin embargo, se fue convirtiendo en un acuerdo sin control y sin cierre financiero, perjudicando al municipio y que, tras nueve años, el déficit sigue creciendo incontroladamente”, señaló el comunicado de la Alcaldía.

También señalaron que el déficit financiero, a diciembre de 2019, llegaba a los $67.341 millones, pero este fue aumentando desde el 2020, en parte por la pandemia. El primer año sumó $111.000 millones, para el 2021 se agregaron $106.000 millones y para este año el monto ya suma $70.000 millones.

De los $287.000 millones acumulados durante el periodo de Daniel Quintero con el Fondo de Estabilización Tarifaria ya se han pagado $150.000 millones. Sin embargo, el distrito reconoce que aún se adeudan $154.000 millones, de los cuales $72.000 millones son para los operadores de las cuencas 3 (Belén) y 6 (Aranjuez-Manrique) y los restantes $82.000 millones son para el Metro de Medellín.

En medio de la argumentación de la deuda, desde la Alcaldía de Medellín señalaron que “hay que tener en cuenta que el Distrito, en 2020, asumió el 100% de los costos generados por la pandemia, sin apoyo del Metro de Medellín ni de los concesionarios”.

Para tratar de saldar esta deuda con el FET, la administración ha liderado la conciliación con los operadores de las rutas alimentadoras y se espera que se llegue a un acuerdo para pagar $61.000 millones directamente desde la caja y otros $42.000 millones desde el presupuesto distrital de 2023. Esto, sumado a la idea de pagar $473.000 millones por medio de vigencias futuras.

La situación de la deuda se originó para poder dar un subsidio a los 125.000 usuarios del metroplús y de las rutas alimentadoras, ya que una parte es cobrada a los pasajeros y la restante se cancela por medio de un fondo que en la actualidad se encuentra desfinanciado por la falta de cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Al firmar los convenios para la creación del FET, en el 2013, se generaron compromisos para giros constantes por parte del distrito, estos comenzaron a presentar retrasos de hasta cinco quincenas, pero luego llegaban los recursos de tajo. Luego de la pandemia, en medio de la administración Quintero, las demoras pasaron a ser de hasta ocho meses.

Santiago Olivares Tobón

Periodista por pasión. Me gusta contar las historias de la ciudad desde todos sus puntos de vista y mostrar lo bueno y lo malo de nuestra realidad.

Si quiere más información:

.