<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“Acceder a una persona en este estado es reprochable”: terapeuta sexual sobre el caso de La Tremenda y violación a su pareja

La terapeuta Liney Giraldo compartió su punto de vista sobre la problemática que se viralizó tras el video de la influenciadora Dailyn Montañez donde admitió haber abusado de su pareja.

  • El caso viral de “La Tremenda” puso en la mesa de discusión una problemática de la que poco se habla al ser las víctimas mujeres más que los hombres. Sin embargo, también es importante cuidar de ellos. Foto: Getty
    El caso viral de “La Tremenda” puso en la mesa de discusión una problemática de la que poco se habla al ser las víctimas mujeres más que los hombres. Sin embargo, también es importante cuidar de ellos. Foto: Getty
21 de febrero de 2024
bookmark

*Invitada especial

Texto escrito por: Liney Giraldo, terapeuta sexual masculina, magíster en salud sexual e integrante de la comisión de políticas publicas del Colegio Colombiano de Psicólogos - Colpsic.

Desde hace 4 años me dedico a la atención terapéutica de hombres, en un campo que está lleno de prejuicios, sanciones y censuras. Si bien trabajar con mujeres víctimas de violencia sexual, acompañarlas en sus procesos, ha sido una experiencia maravillosa, gratificante y a la vez una experiencia sumamente dolorosa, cuando te adentras en el campo de la masculinidad, de los hombres te das cuenta que hay todo un mundo “desconocido” por descubrir, conocer, explorar y en el cual profundizar.

Le puede interesar: Abuso sexual a hombres, la problemática que viralizó confesión de “La Tremenda”

Es por eso que quiero abordar la polémica que se ha generado esta semana sobre un tema que se ha vuelto muy mediático y aquí hago referencia al caso de la influencer Dailyn Montañez conocida como la tremenda y su esposo Jordán. Los cuales fueron al pódcast de Mariam Obregón y cómo en un momento donde se toca el tema de fantasías sexuales esta describe, como para llevar a cabo su “fantasía sexual” la manera en la que pone algo en su bebida donde él no está consciente, se cerciora de que efectivamente no lo esté y posteriormente procede a depilar sus partes íntimas, para llegar a la practica conocida como el beso negro.

Aspectos importantes a considerar y tener en cuenta

Homofobia: dentro de la conversación, Dailyn Montañez manifiesta que ya tenía conocimiento de que a su pareja no le gustaba esa práctica sexual, no le interesaban este tipo de prácticas y lo argumenta desde el miedo que muchos hombres experimentan a la homosexualidad (“por miedo a que le quede gustando”) y esto no es nuevo, muchos hombres heteroxuales no se atreven a vivir experiencias sexuales que implique la exploración anal por miedo a la “homosexualidad”, de hecho, hay muchas mujeres que tienen esta misma creencia.

Pero la orientación sexual, no se puede definir exclusivamente por la preferencia de una práctica sexual, sino que hay otros factores importantes que influyen en la determinación y construcción de la misma como lo es sentir una atracción emocional, romántica y sexual.

El estigma en torno a las prácticas sexuales anales puede deberse a una serie de factores, incluyendo la falta de educación sexual adecuada, los prejuicios arraigados sobre la homosexualidad y la idea errónea de que ciertas prácticas sexuales son exclusivas de las personas homosexuales.

En conclusión la idea de que tener prácticas sexuales anales es exclusivamente homosexual es un mito que se basa en una comprensión limitada de la sexualidad y de las relaciones humanas.

Normalización de la violencia: a pesar de que su pareja lo dice en el pódcast “ese día me sentí violado”, inmediatamente se puede evidenciar que es una acción que se minimiza, cuando estamos hablando de algo supremamente grave y que además tal como se relata la historia si se trató de una violación.

Existen ideas equivocadas y nocivas sobre la masculinidad, sobre lo que es ser hombre y cómo serlo, que sugieren que los hombres son seres hipersexuados, que siempre desean el contacto sexual y que siempre están dispuestos, lo que puede llevar a la creencia errónea de que los hombres no pueden ser víctimas de violencia sexual y que además no pueden cuestionar ninguna practica sexual.

Sumándole a lo anterior la banalización de la violencia sexual hacia los hombres también puede estar relacionada con el poder y la dominación en las relaciones sexuales.

En algunos contextos, se puede percibir que los hombres generalmente tienen el control y que no pueden ser víctimas de violencia sexual debido a su fuerza física o a normas sociales que impiden a los hombres permitirse ser vulnerables o admitir que necesitan ayuda.

Es importante tener claro que cualquier práctica que involucre al otro, independiente de que sea mi pareja o no, requiere consentimiento y también es claro que una persona que este en estado de embriaguez o más grave aun que este bajo efectos de algún fármaco sin importar cual sea su género, no cuenta con capacidad de decisión, y se encuentra totalmente vulnerable, por lo tanto, accederla en este estado es una conducta absolutamente reprochable que atenta a su dignidad, humanidad y que además es un delito (que puede acarrear hasta 20 años de cárcel).

Sin embargo, históricamente ha habido menos conciencia y atención pública sobre el abuso sexual en hombres, lo que puede deberse a varios factores, incluyendo los estereotipos de género, la percepción errónea de que los hombres no pueden ser víctimas de abuso sexual, el tabú en torno a la vulnerabilidad masculina como se menciona anteriormente.

Sin embargo, el abuso sexual en hombres es una problemática seria y preocupante que merece ser abordada con la misma seriedad que el abuso sexual en mujeres.

Es importante destacar que la violencia sexual en hombres puede tener efectos devastadores en su salud mental, por lo tanto, es fundamental que se pueda brindar el apoyo y la atención necesaria.

La censura o la falta de atención a este problema solo contribuye a perpetuar el estigma y a dificultar que los hombres que han sido víctimas de abuso puedan buscar ayuda.

Falta de conciencia social: desde el lenguaje construimos realidades, es por eso tan grave que estos temas se hablen y se aborden de está manera en espacios de tanta incidencia social.

Es fundamental desafiar estos estereotipos de género en espacios de conversación con nuestros círculos, desde lo cotidiano y promover una cultura de respeto mutuo y consentimiento en la que todas las formas de violencia sexual, independientemente del género de la víctima, sean condenadas y abordadas de manera adecuada.

Es importante recordar que la sexualidad humana es diversa y que cada persona tiene el derecho de explorar y disfrutar de su sexualidad de manera consensuada y segura.

Promover una educación sexual inclusiva y libre de prejuicios es fundamental para desafiar estos estigmas y fomentar una comprensión más amplia y respetuosa de la sexualidad.

Experiencias de consulta: en años de consulta, me he encontrado con muchos casos, donde los hombres inician su vida sexual con mujeres mucho mayores que ellos que por la asimetría en edad inmediatamente se podría considerar como un abuso sexual, pero que ellos no lo identifican y reconocen de está manera.

¿Por qué los hombres tienen dificultades para reconocen el abuso sexual?

Estereotipos de género: existe la creencia errónea de que los hombres siempre desean el contacto sexual y que siempre están dispuestos, lo que puede “imposibilitarlos como víctimas”.

Miedo a mostrarse vulnerables: socialmente se espera que los hombres sean fuertes, valientes y capaces de brindar protección y protegerse a sí mismos, lo que puede dificultar que admitan que han sido víctimas de abuso.

Miedo a ser ridiculizados: los hombres pueden temer que, si revelan que han sido víctimas de abuso sexual, no serán tomados en serio o serán ridiculizados por otros.

Cuestionamiento de su propia masculinidad: algunos hombres pueden sentir que reconocer el abuso sexual los hace menos masculinos, menos valientes, incapaces de ver por sí mismos.

Falta de educación sexual: debido a la falta de conciencia y educación sobre el abuso sexual en hombres, algunos pueden no reconocer los signos de abuso o pueden minimizar su experiencia.

Es importante abordar estas barreras y promover una cultura en la que los hombres se sientan seguros y apoyados para hablar sobre el abuso sexual, sin temor al estigma o la falta de creencia. Ofrecer educación sobre el abuso sexual masculino y fomentar la empatía y el apoyo hacia las víctimas son pasos importantes para superar estas barreras.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD