<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Columnistas | PUBLICADO EL 25 noviembre 2022

Voto Latino

En temas políticos, por muchos años se ha tratado a los latinos como una masa homogénea que vota por los demócratas. Lo que está pasando en la Florida está demostrando lo contrario

Por David González Escobar - davidgonzalesescobar@gmail.com

“Los latinos son republicanos, solo que ellos no lo saben todavía”, es una frase que le atribuyen al expresidente de Estados Unidos, Ronald Reagan. Varias décadas después, el estado de la Florida le podría estar dando la razón al expresidente: en las pasadas elecciones del 8 de noviembre para gobernadores y congresistas, la abrumadora victoria de Ron DeSantis como gobernador de la Florida confirmó el cambio de tendencia de los votos del estado hacia el Partido Republicano. La comunidad latina de Miami y otros lugares está resultando decisiva en un cambio de tendencia votante que, de mantenerse, podría redefinir la política estadounidense en los años que vienen.

Florida ha sido, tradicionalmente, lo que se conoce como un “swing state”: a veces gana el candidato presidencial del Partido Demócrata, a veces el del Partido Republicano. Sin embargo, de todos los estados que compiten, la Florida tiende a ser siempre uno de los más decisivos. Desde 1996 hasta 2016, el candidato que ganó en la Florida resultó siendo presidente.

En las últimas dos elecciones, el vencedor en las presidenciales de la Florida fue el republicano Donald Trump. Muchos han asumido que Trump, y en general el Partido Republicano, siempre recibirían el rechazo de la comunidad latina, sobre todo considerando que esta se había entendido tradicionalmente como un bastión del Partido Demócrata. Pero los datos han mostrado lo contrario: la comunidad latina de la Florida cada vez parece ser más republicana.

En 2016, Trump perdió por 29 % en Miami-Dade, un condado con la mayoría de población hispana. En 2020, logró acortar su derrota en este condado a nada más el 7 %. Ahora, en las pasadas elecciones de noviembre, Ron DeSantins - la nueva versión del discurso republicano promulgado por Trump – ganó en Miami-Dade por un margen del 11 %: las comunidades latinas del sur de la Florida parecen haber sido finalmente conquistadas por el discurso republicano del siglo XXI. María Elvira Salazar, Representante a la Cámara por el distrito 27 de la Florida, tiene un discurso que podría perfectamente ser el de María Fernanda Cabal.

No es un asunto menor.

“Miami queda nada más a una hora de Estados Unidos”, reza un dicho que muestra un poco la mirada despectiva con la que muchos perciben la comunidad latina que existe en la Florida. Pero Estados Unidos es un país de migrantes, y los latinos ya representan casi el 20 % de la población del país, una cifra que tenderá a aumentar en los años que vienen. En temas políticos, por muchos años se ha tratado a los latinos como una masa homogénea que vota por los demócratas. Lo que está pasando en la Florida está demostrando lo contrario. Los Republicanos están ganando el pulso, pero los Demócratas también están reaccionando. Arizona, por ejemplo, es un estado que está pasando de Republicano a Demócrata por un cambio de tendencia en el sentido contrario.

Trump o DeSantis son los más opcionados para ser los candidatos republicanos a la presidencia en 2024. Su posible llegada a la presidencia podría definirse en la Florida, la capital de Latinoamérica. El poder de Miami post-pandemia no solo está creciendo en aspectos demográficos y económicos, sino también políticos. El futuro del país más poderoso del mundo pasar por el voto latino. O, mejor dicho: ahora más que nunca, pasa por nosotros los latinos

David González Escobar

Si quiere más información:

.