<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 15 junio 2022

Reserva Federal estadounidense realiza el mayor aumento de tasas en 28 años

El presidente de ese ente anticipó un nuevo incremento para julio.

  • Jerome Powell, presidente de la Fed, anticipó que en julio vendría otro aumento. FOTO: EFE
    Jerome Powell, presidente de la Fed, anticipó que en julio vendría otro aumento. FOTO: EFE
  • Jerome Powell, presidente de la Fed, anticipó que en julio vendría otro aumento. FOTO: EFE
    Jerome Powell, presidente de la Fed, anticipó que en julio vendría otro aumento. FOTO: EFE
COLPRENSA - LA REPÚBLICA

La Reserva Federal elevó las tasas de interés hasta 1,75%, en lo que fue el incremento más pronunciado desde 1994 y desplegó el endurecimiento más agresivo de la política monetaria en décadas para controlar la inflación galopante que está en 8,6%.

El Comité Federal de Mercado Abierto del banco central de Estados Unidos votó por aumentar la tasa de referencia en 75 puntos básicos y ahora prevén que las tasas llegarán a 3,4% para fin de año, lo que implica otros 175 puntos básicos de ajuste este 2022.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, adelantó en la rueda de prensa posterior a la decisión que podría haber otro aumento de 75 básicos en la reunión de julio.

La Fed reiteró que reducirá su enorme balance en US$47.500 millones al mes, medida que entró en vigor el primero de junio, aumentando a US$95.000 millones en septiembre.

Los funcionarios también pronosticaron que el crecimiento del Producto Interno Bruto se desacelerará a 1,7% este año en comparación con una proyección de expansión del 2,8% en marzo. El desempleo podría aumentar al 4,1% a fines de 2024 desde el 3,6%.

Es la tercera vez consecutiva que los funcionarios de la Fed deciden aumentar las tasas de interés, mientras retiran los estímulos económicos que se emplearon para recuperar la economía afectada por la crisis de la pandemia de covid-19.

Los inversionistas ya venían apostando en días recientes por una subida de los tipos de 75 puntos básicos en lugar de los 50 esperados inicialmente, luego de que la tasa de inflación se acelerara inesperadamente el mes pasado a máximos de cuatro décadas.

Los mercados venían valorado esa posibilidad, después de un informe de The Wall Street Journal que sugirió que los funcionarios de la Fed estaban discutiendo es posibilidad.

El economista jefe de JPMorgan, Michael Feroli, elevó las proyecciones para un aumento de los tipos de 0,75 puntos porcentuales, pese a que el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, había anticipado dos alzas de 50 básicos en su reunión de mayo.

“Un incremento de 75 puntos básicos no es algo que el comité esté considerando activamente”, afirmó Powell en su momento, contrario a su decisión de hoy.

El endurecimiento acelerado de la política monetaria por parte de la Fed y de otros bancos centrales alrededor del mundo es algo que también está preocupando a los inversionistas, que aumentan sus apuestas por una recesión en el mediano plazo. Siete de cada diez economistas académicos consultados en una encuesta del diario británico Financial Times creen que habrá recesión económica en EE.UU. el próximo año.

La encuesta dice también que casi 40% de los economistas cree que la Fed no podría controlar la inflación si no eleva los tipos a 2,8% para finales de 2022.

Un informe de Bloomberg critica los reiterados errores en sus pronósticos de los bancos centrales de todo el mundo. Detalla que aunque las autoridades monetarias reconocieron que se equivocaron en sus pronósticos de inflación el año pasado, “siguen fallando en su orientación política, amenazando con un mayor daño a su credibilidad, agitando los mercados y socavando la recuperación de la pandemia”.

Dice que esta subida de tasas de la Fed es la más reciente de una serie de fallas del banco central, desde que consideraba que la alta inflación era un fenómeno “transitorio”, cuando ahora está acelerando el final de su programa de compra de bonos y la liquidación de su cartera.

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, también se ha vuelto más dura de lo que indicaba anteriormente, mientras que el Banco de la Reserva de Australia se encuentra entre los que aumentan las tasas más rápido de lo que habían señalado los responsables políticos.

.