<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 15 noviembre 2022

Sura no ha vendido sus acciones en Nutresa: el pulso lo gana el GEA “de momento”

El pulso entre la administración de Sura y los Gilinski está candente.

  • El periodo de aceptaciones de la OPA por Nutresa estará abierto en la BVC hasta el viernes, 18 de noviembre. FOTO cortesía
    El periodo de aceptaciones de la OPA por Nutresa estará abierto en la BVC hasta el viernes, 18 de noviembre. FOTO cortesía
  • El periodo de aceptaciones de la OPA por Nutresa estará abierto en la BVC hasta el viernes, 18 de noviembre. FOTO cortesía
    El periodo de aceptaciones de la OPA por Nutresa estará abierto en la BVC hasta el viernes, 18 de noviembre. FOTO cortesía
EL COLOMBIANO

Con 573 aceptaciones que representan el 1,67% de las acciones en circulación de Grupo Nutresa, la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por IHC sigue sin cumplir su propósito, mientras que el pulso jurídico entre la administración de Grupo Sura y la familia Gilinski se agudiza.

La oferta busca adquirir como mínimo 114.438.968 de las acciones de la empresa que representan el 25% de su capital con derecho a voto en circulación, y como máximo 143.048.710 acciones ordinarias, es decir el 31,25%. IHC pagará US$15 por cada acción.

En la mañana de este martes, a través de la Superintendencia Financiera, Sura insistió en que la junta de la compañía “no ha tomado decisión alguna para la venta de las acciones de Grupo Sura en Grupo Nutresa”.

Y añadió que “la supuesta acta que circula en medios (Semana y La República), es un documento privado entre tres personas que no tienen la capacidad legal ni estatutaria de tomar la decisión mencionada”.

En ese sentido, hay quienes sostienen que la Bolsa de Valores de Colombia debe rechazar cualquier aceptación en nombre de Grupo Sura en la OPA por acciones de Nutresa, porque en este momento la holding financiera no tiene junta directiva, y este es el único órgano facultado para tomar esa decisión. “Ya el mercado fue notificado sobre la inexistencia de una junta directiva”, anotaron.

Desde la óptica de los asesores legales de los Gilinski los tres miembros de la junta en su representación tienen la facultad para tomar decisiones, toda vez que en las circunstancias en las que se han desarrollado los hechos el quorum del órgano de administración se recompone.

Para otros, en la junta de Sura que está integrada por siete miembros la mayoría es de cuatro votos. “Los jueces están sometidos al imperio de la ley. La ley en Colombia dice que una junta de una empresa como Grupo Sura debe tener cinco miembros como mínimo y que las decisiones se toman con al menos cuatro votos. Cualquier decisión que sea diferente a estas reglas es ilegal”.

En su cuenta de Twitter, el Grupo Sura escribió: “Un buen gobierno corporativo es clave para tomar decisiones en cualquier empresa. En nuestro caso, contamos con un sistema de ética y gobierno corporativo que tiene principios, normas e instancias. Una de esas instancias es la junta directiva. Por eso, si una junta directiva de cualquier empresa que sea emisor de valores le falta la mayoría de sus integrantes, los accionistas deberán reunirse en lo que se llama una asamblea extraordinaria de accionista. Y eso haremos en Grupo Sura el próximo 22 de noviembre, cuando todos los accionistas elegirán una junta directiva de siete personas, para que les representen y puedan tomar decisiones legítimas”.

Por su parte, para mañana el Grupo Argos que posee el 9,95% de las acciones de Nutresa tiene prevista una asamblea extraordinaria de accionistas para deliberar y decidir sobre la autorización requerida en materia de potenciales conflictos de interés de algunos miembros de la junta directiva de la compañía, en la oferta sobre acciones de Nutresa formulada por IHC Capital Holding LLC.

Vale anotar que la junta de la holding de infraestructura, de siete personas, solo tiene cinco integrantes desde el pasado 22 de junio cuando renunciaron Carlos Ignacio Gallego y Gonzalo Alberto Pérez, sin que hasta el momento haya sido citada la asamblea para recomponerla.

A su turno, Claudia Betancourt Azcárate y Ana Cristina Arango revelaron los potenciales conflictos de interés que tendrían para votar en la decisión de la OPA dado que indirectamente son accionistas en compañías del llamado Grupo Empresarial Antioqueño (GEA).

Si quiere más información:

.