<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 06 junio 2022

Google deberá pagarle millonada a político australiano por videos difamatorios en YouTube

La indemnización asciende a US$515.000.

  • John Barilaro, exviceprimer ministro de Nueva Gales del Sur, recibió hasta amenazas tras ser difamado en un par de videos. FOTO: @westaustralian
    John Barilaro, exviceprimer ministro de Nueva Gales del Sur, recibió hasta amenazas tras ser difamado en un par de videos. FOTO: @westaustralian
  • John Barilaro, exviceprimer ministro de Nueva Gales del Sur, recibió hasta amenazas tras ser difamado en un par de videos. FOTO: @westaustralian
    John Barilaro, exviceprimer ministro de Nueva Gales del Sur, recibió hasta amenazas tras ser difamado en un par de videos. FOTO: @westaustralian
DIEGO VARGAS RIAÑO

La justicia australiana sentó un precedente luego de ordenar a Google que indemnice a un político de ese país con 715.000 dólares australianos –unos US$515.000–, por difamación.

El personaje en cuestión es John Barilaro, exviceprimer ministro de Nueva Gales del Sur, el estado más grande de Australia, quien debió abandonar la política prematuramente.

¿Por qué? A Barilaro se le acusó sin argumento alguno de ser un “estafador corrupto” y de, entre otras cosas, haber entregado ilícitamente más de US$2,3 millones a una empresa dedicada al negocio de la carne y extorsionar a concejales.

Las falsas denuncias se hicieron a través de dos videos publicados durante 2020 en YouTube, a través de Friendlyjordies, canal en esa red social del comentarista político Jordan Shanks, quien fue junto a Google el foco de la demanda de Barilaro.

Los videos que el autor título como “Bruz” y “Dictadura secreta” fueron descritos por el juez del caso como una campaña de “ciberacoso implacable” y hasta de “racistas” y “abusivos” entendiendo que hasta se juzgó al exviceministro por sus raíces italianas.

En adición a todo esto el juez halló que Google logró hacer bastante dinero con los dos videos y los mantuvo al aire aun cuando incumplían sus políticas de anti acoso cibernético.

De hecho, según registran portales como AlJazeera, los videos habrían sido vistos por lo menos unas 800.000 veces.

Barilaro admitió haber tenido una experiencia traumática después de esos hechos que le obligaron a dejar la política, pues recibió miles de mensajes de odio y rechazo injustificados y hasta amenazas en contra de su hija.

Según recogen portales locales, el político mostró su satisfacción tras la sentencia que le reivindicó y ahora espera por los US$515.000 de Google.

Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.

.