<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 29 noviembre 2021

Gilinski: Respeto a los empresarios antioqueños, lo que queremos es invertir

  • Jaime Gilinski, presidente del Grupo Gilinski. FOTO COLPRENSA
    Jaime Gilinski, presidente del Grupo Gilinski. FOTO COLPRENSA
  • Jaime Gilinski, presidente del Grupo Gilinski. FOTO COLPRENSA
    Jaime Gilinski, presidente del Grupo Gilinski. FOTO COLPRENSA
El COLOMBIANO

Si bien, la compraventa de acciones del Grupo Nutresa, multilatina que pretende controlar el Grupo Gilinski a través de su firma Nugil, es la movida empresarial más rimbombantes de los últimos años, no es la primera vez que la familia Gilinski y el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) agitan la economía nacional.

De hecho, ambas partes protagonizaron, hace más de dos décadas, lo que se conoció como el "Negocio del siglo": la compra del 51% del Banco de Colombia, propiedad de la familia Gilinski y que en 1997 pasó a manos del Banco Industrial de Colombia (BIC), presidido por el antioqueño Jorge Londoño Saldarriaga.

La transacción, que alcanzó los US$418 millones –una cifra astronómica para la época–, dio paso a lo que hoy es Bancolombia, pero una vez se cerró la negociación, hubo discordias y hasta un pleito jurídico de por medio.

En entrevista con EL COLOMBIANO, Jaime Gilinski, presidente del Grupo Gilinski, se refirió a dicho negocio y las diferencias, a su juicio superadas, que se zanjaron entorno al mismo.

“Eso ocurrió hace ya más de 20 años. Nosotros llegamos a un acuerdo, en ese momento con el Banco de Colombia. No hubo ganadores, no hubo perdedores y con el paso de los años se ha ido poco a poco eliminando esa aspereza", sostuvo.

Afirmó, además, que respeta al empresariado antioqueño y que su única intención con la compra de Nutresa "es invertir”.

"Yo tengo muchísimas amistades en Medellín, yo respeto mucho a los empresarios antioqueños y lo que queremos es invertir”, agregó.

Jaime Gilinski, quien ahora está a la cabeza de la oferta de compra de, como mínimo, el 51,1% de las acciones de Nutresa, participó junto a su padre, Isaac Gilinski Sragowicz, en el traspaso del Banco de Colombia en 1997.

El desacuerdo en el conocido "negocio del siglo" se originó porque el Banco Industrial de Colombia (BIC) tomó un crédito por US$265 millones con JP Morgan para cancelar la totalidad de la transacción.

Por esto, la familia Gilinski interpuso una demanda en la que pretendían una indemnización de US$200 millones, toda vez que –según argumentaron–, el pago nunca se realizó con el dinero del préstamo, sino que se le cargó a los accionistas de la naciente entidad. Es decir, la compra terminó pagándose con plata de quienes estaban vendiendo, lo que a juicio de los Gilisnki, era un movimiento irregular.

.