Economia | Publicado el

Se aplazó la reforma para la vejez: edad, pensiones altas y beneficios, en la mira

1/1
La ministra de Trabajo, Alicia Arango. FOTO Colprensa

La ministra de Trabajo, Alicia Arango, confirmó a Blu Radio que pese a que el Gobierno tenía planeado presentar una reforma pensional, ayer negó rotundamente que se efectuara en 2019 y en cambio invitó a dar un debate amplio.

“El presidente en campaña dejó varias premisas claras: no se aumenta la edad de jubilación, los derechos adquiridos y la pensión sustitutiva se respetan, y los subsidios a las pensiones de más alto valor se deben focalizar en las de menor valor”, indicó Arango.

Para el jefe del pregrado en Finanzas de la Universidad Eafit, Raúl Cardona, es una equivocación seguir aplazando este tema para el país debido a que mantiene las condiciones desfavorables que la falta de cambios significan para el país en el gasto que implica para el Estado, el régimen especial para los empleados públicos. “Aplazarla es seguir presionando los recursos fiscales”, dijo Cardona.

El cambio es urgente si se tiene en cuenta que en Colombia solo una de cada tres personas en edad de pensión efectivamente lo hace, y además una de cada cuatro aporta al sistema, lo que implica una baja cobertura de protección mientras el gasto público en pensiones “resulta fuertemente regresivo en términos de la distribución del ingreso de los colombianos y alarmantemente costoso en términos fiscales”, tal y como lo referenció la Comisión de Gasto y la Inversión Pública.

Sobre la mesa están propuestas como aumentar la edad de pensión e, incluso, igualarla para hombres y mujeres, subir el porcentaje de cotización (la Comisión propuso a 18 %), establecer un impuesto para las pensiones altas y reducir el tope para el Régimen de Prima Media (público liderado actualmente por Colpensiones).

Tanques de pensamiento y Gobierno han dejado claro que las reglas de juego no cambiarían para quienes estén cercanos a pensionarse, o a quienes les falten al menos diez años.

Santiago Montenegro, presidente de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantía (Asofondos), ha dicho que su modelo busca la prevalencia del Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (Rais), que pueda ser administrado tanto por compañías públicas y privadas.

Además, ha sostenido que planes como Colombia Mayor deben perpetuarse y fortalecerse.

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) ha señalado que debe haber un régimen de transición para quienes estén pensionados, y estén adportas de hacerlo (10 y 15 años) y quienes tengan menos de 42 años puedan tomarse dos años para decidir bajo qué régimen se acogen.

También estima una propuesta para el Régimen de Prima Media en: la reducción de la pensión mínima de un salario mínimo a 75 % del mínimo, la disminución de tasa de reemplazo (la proporción de lo que se ganó mientras laboraba y la pensión) en 20 puntos porcentuales, un ingreso base de liquidación en el que se promedie toda la vida laboral y la edad de jubilación suba cinco años. Además Anif propone un marchitamiento de Colpensiones, que dejaría de recibir nuevos afiliados en el momento en que entre en vigencia la reforma; no obstante, seguiría atendiendo a sus jubilados y quienes optaron por mantenerse en este modelo.

Finalmente, Cardona le jala a que coexistan los sistemas, el público centrado en las pensiones mínimas, y en el sistema privado “pudieran recibir en adición para quienes ganan más de un mínimo y una pensión voluntaria”, que es coincidente con lo que ha propuesto Fedesarrollo .

Natalia Cubillos Murcia

Editora de Economía de El Colombiano. Amante de las buenas y nutridas conversaciones, la música y los viajes.

  Otras Noticias

 Continúa Leyendo


Powered by Sindyk Content
Arriba