<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El “corrientazo” ya es casi un lujo: prepararlo puede costar hasta 21% más en Medellín

La comida ha subido 24,14% en el último año en el país, según el Dane.

  • A febrero, la división de Alimentos y bebidas no alcohólicas registró una variación anual de 24,14%, siendo esta la que más pesa en el bolsillo de los colombianos. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
    A febrero, la división de Alimentos y bebidas no alcohólicas registró una variación anual de 24,14%, siendo esta la que más pesa en el bolsillo de los colombianos. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
07 de marzo de 2023
bookmark

Si usted es de las personas que tiene que salir por trabajo y compra almuerzo ejecutivo, seguramente ha notado que los precios han subido; y es que, efectivamente, las cifras del Sipsa, que publica el Dane, evidencian que en el último año el precio para preparar este tipo de platos ha aumentado hasta 23,76%, dependiendo de la ciudad.

Para hacer este cálculo, el diario La República tomó los precios del Sipsa de los alimentos básicos para hacer un corrientazo en diferentes centrales de abasto en Bogotá, Medellín, Barranquilla y Bucaramanga, tales como carne de res, plátano, arroz, fríjol, cebolla, tomate, aguacate y zanahoria.

En Bogotá, el insumo que más ha subido de precio en el último año es el fríjol bolón, que se encareció 81,84%, pues el kilo pasó de costar $8.000 en la semana del 26 de febrero al 4 de marzo de 2022, a $14.547 en la semana del 25 de febrero al 3 de marzo de 2023.

Para preparar este plato también se necesitan productos como el plátano maduro, algunas verduras como la zanahoria, y una proteína, como la carne de res. Estos también han visto aumentar su precio en la capital, con variaciones de 44,7%, 21,04%, y 11,01% respectivamente.

Teniendo en cuenta todos los alimentos necesarios, incluyendo arroz, cebolla y tomate, el costo para preparar almuerzos ejecutivos en Bogotá, medido en kilos, pasó de $49.704 en la primera semana de marzo de 2022, a $61.515 en el mismo periodo de 2023, es decir, aumentó 23,76%.

Pero esto no solo sucede en la capital. De hecho, una de las ciudades en donde más aumentó la inflación mensual en febrero (1,72%) es Barranquilla y, al hacer este mismo ejercicio, en la capital del Atlántico se evidencia que el precio para preparar los almuerzos ejecutivos aumentó 13,3% en el mismo periodo de cálculo.

En otras capitales, como Bucaramanga y Medellín, el incremento ha sido de 16,9% y 20,96%, respectivamente.

A pesar del aumento anual, los analistas aseguran que el alza en los precios de los alimentos se está empezando a desacelerar. “La inflación de alimentos continuó desacelerándose en febrero, como se esperaba, gracias a efectos base, ubicándose en 24,1%, 206 puntos básicos (pbs) por debajo del mes anterior”, destacó Laura Peña, economista de Bbva Research para Colombia.

La división de Alimentos y bebidas no alcohólicas registró una variación anual de 24,14%, siendo esta la que más pesa en el bolsillo de los colombianos. En febrero hubo incrementos considerables de precios en las subclases de arracacha, ñame y otros tubérculos (103,90%), cebolla (75,78%) y plátanos (48,84%). Mientras que la única disminución de precio se reportó en la subclase papas (-1,69%).

La división de restaurantes fue la segunda que más creció en febrero, con 18,77% anual, según las cifras que reportó el Dane.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*