<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 22 noviembre 2021

“Bienvenida la nueva ley de desconexión laboral”: Mintrabajo

Ángel Custodio Cabrera, jefe de la cartera de Trabajo, también se declaró optimista de cara a las discusiones que se vienen sobre el salario mínimo para el 2022.

  • El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aseguró que la meta de 2022 es rebajar la tasa de desempleo a un solo dígito. FOTO Manuel Saldarriaga
    El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aseguró que la meta de 2022 es rebajar la tasa de desempleo a un solo dígito. FOTO Manuel Saldarriaga
  • El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aseguró que la meta de 2022 es rebajar la tasa de desempleo a un solo dígito. FOTO Manuel Saldarriaga
    El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aseguró que la meta de 2022 es rebajar la tasa de desempleo a un solo dígito. FOTO Manuel Saldarriaga
Por Alejandra Zapata Quinchía

La normativa aprobada por el Congreso de la República sobre desconexión laboral busca asegurar que se respete la jornada laboral diaria, así como limitar los mensajes de WhatsApp y llamadas por fuera del horario de trabajo.

Y es que la aparición de nuevas formas trabajo que trajo la pandemia hizo que la discusión sobre el tiempo laborado y el derecho de los trabajadores a disfrutar plenamente de su tiempo libre retomara importancia.

En entrevista con EL COLOMBIANO, Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo, habló sobre su posición con respecto a esta nueva Ley y a las próximas discusiones que se vienen en cuanto a la aprobación del salario mínimo de cara al próximo año.

Sobre la Ley de desconexión laboral, ¿en qué se fundamenta y cómo se aplicaría?

“Esto es una respuesta a lo que se está viviendo en este momento con la pandemia. Muchos trabajadores manifestaron sus inquietudes sobre que el empleador abusaba de los horarios. Así que la ley ayuda a mantener las buenas relaciones entre trabajadores y empleadores. La desconexión laboral dice prácticamente “oiga, el trabajador tiene derecho a un descanso, tiene derecho a que se le respete el horario de trabajo que está en el contrato laboral, por lo que no debe trabajar 24 horas, son 7 u 8 horas, dependiendo lo pactado”. Eso es muy importante para el Ministerio de Trabajo y es bienvenido. Además, da respuesta a muchas quejas que se dieron. Nosotros ya lo veníamos resolviendo, pero con esto el trabajador legalmente queda protegido. El problema no radica tanto en las grandes empresas, porque ella, por lo general, lo tienen claro. Son las pequeñas empresas las que sí abusan de ciertos trabajadores”.

El funcionario evitó opinar sobre el proyecto de ley que propone retirar el 10% del ahorro en los fondos de pensiones, pero consideró que en un momento en el que el ahorro es vital, promocionar este tipo de ideas es complejo.

¿Cómo evitar el riesgo de que esto se quede solo en buenas intenciones?

“Para eso el Ministerio ya va a contar con un instrumento para que el inspector de trabajo, ante una queja de esas, acuda a la norma aprobada y realice la inspección y vigilancia”.

Hablando sobre el salario mínimo, ¿cuál es el cronograma para empezar con la mesa de concertación?

“La idea es arrancar la primera semana de diciembre, habrá un primer corte el 15 y tenemos plazo hasta el 30 de ese mes. Ya nos pondremos de acuerdo con trabajadores y empleadores sobre la fecha exacta de inicio”.

Algunos empresarios y gremios ya han dicho que el aumento del mínimo debe estar por encima de la inflación anual, ¿de cuánto debería ser ese incremento, teniendo en cuenta el alto costo de vida que se ha presentado?

“Los parámetros para definir el mínimo son la productividad, la pérdida real de los trabajadores y la inflación. Con esos elementos se discutirá el valor del salario mínimo. Por el momento no quiero adelantar cifras, porque esa es una discusión entre empleadores y trabajadores donde nosotros estamos para apoyarlos, pero seguramente nos tocará invertir si no hay un acuerdo”.

Históricamente de esas reuniones difícilmente sale un acuerdo, ¿qué sentido le ve a seguir teniendo una mesa de concertación que ha tenido más fracasos que logros?

“Creo que esta vez hay mucho optimismo porque las partes lo han manifestado de llegar a un acuerdo. Tenemos esa legislación vigente, hay una norma en la cual, de una u otra manera, tenemos que regirnos. Vamos a tratar de buscar otro tipo de parámetros para una mejor discusión”.

En cuanto al empleo, ¿cómo va la recuperación?

“Las cifras nos están mostrando muy buenos mensajes. El país tenía en 2019 una tasa de desempleo de un dígito, hoy tenemos una tasa de 12,1%. Después de la pandemia, en la que la tasa llegó a estar en 20,4% en el promedio nacional, creo que se evidencia que vamos por muy buen camino. Sumamos en total 18 incentivos tributarios como contratos de mujeres víctimas de la violencia, de personas en condición de discapacidad, entre otros, que el Gobierno Nacional está promocionando. Esa tarea es la que estamos haciendo. También están los subsidios que hemos implementado como el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF). Y ahora creamos uno para trabajos nuevos de personas entre 18 y 28 años, con un subsidio del 25% de un salario mínimo. Para personas mayores de 28 años también está el subsidio del 10% para hombres y del 15% para mujeres. Estamos interviniendo el mercado laboral con ayudas para mitigar esos costos laborales”.

¿Cuántos empleos se han generado desde que comenzó el programa para el empleo joven?

“Entre julio y agosto entregamos 77.000 subsidios, lo que quiere decir que se crearon esa misma cantidad de empleos. Ahora que abrimos la convocatoria, para septiembre y octubre esperamos tener una respuesta muy positiva, superior a los 100.000 subsidios. La apuesta es que a mitad del próximo año lleguemos a unos 600.000 nuevos puestos de trabajo para jóvenes. Eso significa que este programa va a ayudar mucho a disminuir las tasas de desempleo y vamos a mantenerlo durante unos tres años. La meta para 2022 es bajar la tasa de desempleo a un dígito”.

¿Están trabajando muy de la mano con el sector privado?

“Hay un gran ambiente empresarial. En la reciente reunión que tuve con el Consejo Intergremial manifestaron que van a crear más de 10.000 puestos de trabajos nuevos. Esto significa que también se ayudará a formalizar y a preparar a las personas para el mercado laboral. Así que hay una serie de condiciones que permiten que el mercado laboral avance fuerte: llegar a perder más de 5 millones de trabajos en pandemia y que hoy prácticamente se hayan recuperado todos, quiere decir que las políticas están dando resultados. Con el programa del Piso de Protección Social queremos llegarle a ese sector informal para que empiecen a cotizar en pensión y que el Gobierno Nacional ayude con su seguridad social”.

¿Cuántas solicitudes de empresas ha recibido el Ministerio para despedir personal?

“En pandemia recibimos cerca de 30.000 solicitudes, pero nunca aprobamos un despido colectivo. Al contrario, a través del diálogo se lograron recuperar más de 127.000 puestos. Entonces, prácticamente el Ministerio de Trabajo le ha dicho a los empleadores que no se aprueban despidos colectivos. Hay que agotar las posibilidades y utilizar todos los beneficios que tenemos. La mayoría de las empresas lo han entendido, quedan algunas con dificultades que estamos estudiando, pero en general estamos apuntando a crecer”

Contexto de la Noticia

Paréntesis ¿En qué casos no aplica nueva normatividad?

El reciente proyecto de ley aprobado por el Congreso sobre el derecho que tienen los trabajadores a la desconexión laboral indica que no estarán sujetos a las disposiciones de la nueva ley los trabajadores y servidores públicos que desempeñen cargos de dirección, confianza y manejo; aquellos que por la naturaleza de la actividad o función que desempeñan deban tener una disponibilidad permanente, entre ellos la Fuerza Pública y organismos de socorro.

Asimismo, dice que no estarán sujetos a la ley aquellos que deban cumplir deberes extra de colaboración con la empresa, cuando sean necesarios para la continuidad del servicio, siempre que se justifique la inexistencia de otra alternativa viable.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de economía y negocios. Egresada de la gloriosa Universidad de Antioquia.

.