<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“No continuaría casi nada de lo que ha hecho Quintero”: Carlos Ballesteros

El aspirante a la Alcaldía por el Polo asegura que aplicaría muchos elementos del plan de Desarrollo del gobierno Petro.

  • Carlos Ballesteros, aspirante a la Alcaldía de Medellín por el partido Polo Democrático Alternativo. Foto: Andrés Camilo Suárez Echeverry
    Carlos Ballesteros, aspirante a la Alcaldía de Medellín por el partido Polo Democrático Alternativo. Foto: Andrés Camilo Suárez Echeverry
29 de agosto de 2023
bookmark

Cuando se pregunta en Medellín por un abogado laboralista bueno para una reclamación de pensiones, por ejemplo, muchos mencionan a Carlos Ballesteros, quien ha ganado fama tras varias décadas de litigio, 35 años de docencia y muchas asesorías en negociaciones sindicales.

Lo de la militancia política, según él, vino de manera tardía por inspiración de Carlos Gaviria Díaz, a quien se refiere con la reverencia hacia un maestro, asociándolo a la esencia misma de lo que es él.

Soy Gavirista, pero no del Gaviria que está vivo, sino del que ya murió, pero que permanece vivo por sus ideas”, suele decir, igual que repite que en el plano del derecho siempre ha estado del lado de los trabajadores.

Lo más reciente que se conoce de él es su papel como asesor de la reforma laboral del gobierno Petro y su aspiración a la Alcaldía de Medellín para el próximo periodo. Se lanza con el aval del Polo Democrático después de que le embolataron el del Pacto Histórico. EL COLOMBIANO lo entrevistó.

¿Qué critica y qué alaba del gobierno Petro?

“¿Qué critico?, la manera de comunicar. Un gobernante no debe ni puede comunicarse a través de Twitter, por ejemplo, porque son comunicaciones muy emotivas, implican muchos errores, y un mensaje que viene de un gobernante es muy impactante para la sociedad.

¿Qué valoro? El proyecto político; me parece que el plan de desarrollo está muy bien concebido, que compagina perfectamente con nuestro proyecto y con la parte programática de la Carta Política, que creo estamos en deuda de cumplirle a la sociedad; valoro también, a pesar de las reacciones que pueda tener, la búsqueda de la paz total”.

¿Cómo se imagina la aplicación de la “paz total” en Medellín?

“Primero, comparto el ejercicio que se está haciendo de los diálogos socio-jurídicos con bandas porque no podemos desconocer que ellas han cogido una gran fuerza en la ciudad. Algunos dicen que los gobernantes que hemos tenido han manejado el tema haciendo pactos por debajo de la mesa, lo que es muy lamentable, y por eso la mejor forma de enfrentar el problema es subir el tema a la mesa, un diálogo racional dentro de los principios legales internacionales, pero es posible avanzar bastante”.

De manera sintetizada, explique sus propuestas.

“Primero, generación de empleo y oportunidades, que implican obras públicas y construir el metro de la 80. Segundo, hay que apoyar las autopistas de segundo piso; tercero, necesitamos desarrollar las circunvalares de oriente y occidente y una estación de transferencias; está el tema del centro cultural y artístico que tenemos que potenciar y aprovechar el arte que existe en las calles porque eso genera empleo oportunidades.

Tenemos que aprovechar los residuos sólidos y hacer una gran empresa de compost porque eso da recursos para la ciudad, genera empleo y protege el medio ambiente. Tenemos que llenar la ciudad de zonas verdes, crear una biofábrica de semillas y plántulas élite para que sirvan a otro proyecto maravilloso que tenemos y es el de las huertas en las comunas populares.

En educación, es necesario que tengamos una Universidad Distrital, y vamos a construir la Clínica de la Mujer que planteó Alonso Salazar; vamos a desarrollar igualmente una red de escuelas populares para generar industria popular, y vamos a lograr la paz. Todos estos proyectos van de la mano con el Plan Nacional de Desarrollo”.

¿Cómo le ha parecido la administración de Daniel Quintero?
“A mí me decepcionó, tenía otra expectativa. Me parece que le ha faltado planeación o planificación; el tema de las transferencias de EPM lo demuestra. Igualmente, no sabe comunicar y además un buen gobernante debe gobernar con todos”.

¿Qué conservaría y qué no de las cosas que él ha hecho?

“Realmente, casi que no le haría continuidad a nada de lo que ha hecho, porque se han equivocado mucho.

Hay un proyecto muy bien concebido, que es el proyecto de la atención a la primera infancia y aquí se desvió completamente, entonces eso para mí sale.

En cuanto al aseo, es desastrosa la obsesión que tienen por ese sistema de cargue lateral, que no tiene sentido, sobre todo cuando tenemos un riesgo de que la basura no la puedan seguir recogiendo el relleno de La Pradera y no hay alternativa porque se desviaron los recursos para otro lado”.

Usted fue concejal (2008-2011), ¿qué hizo ahí como para que la gente vuelva a apoyarlo?

“Fui el único concejal de oposición de Alonso Salazar, por lo tanto, ninguno de mis proyectos pasó. Tuve un proyecto muy bonito de trabajo decente y la votación, como digo molestando y en serio, daba casi siempre 20 contra 1, y ¿adivine quién era el 1? De todas maneras, sí trabajé muchos proyectos de Salazar, como el plan de desarrollo, que me pareció muy bueno, apoyé la Clínica la Mujer y otros proyectos”.



Dicen que los políticos buenos haciendo control político son malos ejecutores, y pareciera que usted encaja en ese modelo.

“Un político que quiera gobernar debe ser político; porque gobernar implica un modelo político, pero usted tiene que saberse acompañar porque la ejecución la hacen son los secretarios y de ahí para abajo”.

¿Cómo se va a financiar?

“Hay gente que maneja ríos de plata y yo manejo un chorrito. Tengo unos pocos ahorros y otros recursos van a ser donaciones de amigos que me quieren colaborar; la campaña va a ser bastante corta en recursos, pero hay que aprovechar solo los espacios para que la gente me escuche”.


¿Cuántos votos tuvo para ser concejal y cuántos necesita ahora?

“Obtuve 3.200 y necesito más o menos 300.000 más (risas)”.

¿Cómo los va a buscar?

“La gente me ha conocido como profesor por más de 35 años y ahí hay unos votos. He asesorado organizaciones sindicales y la mayoría de la CUT está conmigo; los educadores también están conmigo, pero además creo mucho en el voto de opinión”.

Llegado el momento, ¿con quién se aliaría y con quién definitivamente no, entre los candidatos actuales?

“Yo invitaría a que se aliaran conmigo, por ejemplo, a Deicy Bermúdez, Daniel Duque, Luis Bernardo Vélez y, tal vez, María Paulina Aguinaga. En cambio, no con Federico Gutiérrez y Juan Camilo Restrepo, advirtiendo que me caen muy bien; Felipe Vélez tampoco; o sea que yo no me alío con personas que califico como de extrema derecha”.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD