<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Mundo | PUBLICADO EL 23 septiembre 2021

Piezas del patrimonio arqueológico colombiano se subastaron en Alemania

  • Además de Colombia, otros 10 países latinoamericanos (México, Chile, Venezuela, Cuba, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú, Ecuador y El Salvador) protestaron horas antes de la realización de la subasta que, en su concepto, “lesiona gravemente” los derechos fundamentales de sus pueblos. Foto: EFE
    Además de Colombia, otros 10 países latinoamericanos (México, Chile, Venezuela, Cuba, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú, Ecuador y El Salvador) protestaron horas antes de la realización de la subasta que, en su concepto, “lesiona gravemente” los derechos fundamentales de sus pueblos. Foto: EFE
  • Además de Colombia, otros 10 países latinoamericanos (México, Chile, Venezuela, Cuba, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú, Ecuador y El Salvador) protestaron horas antes de la realización de la subasta que, en su concepto, “lesiona gravemente” los derechos fundamentales de sus pueblos. Foto: EFE
    Además de Colombia, otros 10 países latinoamericanos (México, Chile, Venezuela, Cuba, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú, Ecuador y El Salvador) protestaron horas antes de la realización de la subasta que, en su concepto, “lesiona gravemente” los derechos fundamentales de sus pueblos. Foto: EFE
Juan Diego Quiceno Mesa

Colombia señaló que 25 piezas de la subasta de arte precolombino realizada por la Casa de Subastas Gerhard Hirsch en Berlín el pasado 21 de septiembre hacen parte del patrimonio arqueológico colombiano. El peritaje que llegó a esta conclusión, realizado con base en las fotografías de las piezas que publicó la casa de subastas en su página web, fue realizado por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), autoridad en la materia.

Que el país, a través de la Cancillería, informe esto podría tener implicaciones importantes. Si las piezas citadas hacen parte del patrimonio arqueológico colombiano significa que están sujetas al régimen especial de protección que contempla el ordenamiento jurídico colombiano.

El artículo 72 de la Constitución señala, por ejemplo, que: “El patrimonio cultural de la Nación está bajo la protección del Estado. El patrimonio arqueológico y otros bienes culturales que conforman la identidad nacional, pertenecen a la Nación y son inalienables, inembargables e imprescriptibles”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores anunció entonces que basado en este concepto del ICANH “ha enviado instrucciones a la Embajada de Colombia en Alemania con acciones concretas a adelantar ante las autoridades alemanas, que ya están en marcha. Adicionalmente, se está definiendo la hoja de ruta al interior de la Mesa de Repatriación, identificando las acciones que deben adelantar otras entidades del Estado, en el marco de sus competencias, en relación con este caso”.

Además de Colombia, otros 10 países latinoamericanos (México, Chile, Venezuela, Cuba, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú, Ecuador y El Salvador) protestaron horas antes de la realización de la subasta que, en su concepto, “lesiona gravemente” los derechos fundamentales de sus pueblos. Aún así, la subasta se realizó. La Casa Gerhard Hirsch le contestó a la agencia EFE en un comunicado que “todos” los artículos a la venta tienen un certificado de origen que “muestra que los objetos se encuentran de forma legal en Alemania”.

Esta es una batalla que los estados latinoamericanos están dado hace mucho tiempo. Colombia, de hecho, tiene pendiente desde 2017 las gestiones para el regreso de las 122 piezas del “tesoro” quimbaya, expuestas en el Museo de las Américas en Madrid, España, piezas precolombinas que fueron cedidas como “regalo” en 1893 a la reina española María Cristina, por decisión del presidente Carlos Holguín Mallarino.

En una sentencia de 2017 la Corte Constitucional le ordenó al Estado colombiano hacer las gestiones con el gobierno español. En la mayoría de ocasiones, tanto en el caso colombiano como con el resto de naciones latinoamericanas, estos intentos no llegan a buen término. Hay, sin embargo, muestras de éxito.

Perú lo logró en 2011 y en 2019. Desde que Hiram Bingham se llevó entre 1911 y 1916 a la Universidad de Yale, en Estados Unidos, miles de piezas del patrimonio inca a modo de préstamo, con la condición de que al año y medio serían devueltas, Perú batalló para su regreso. Un siglo tardó la Universidad en aceptar, vía orden judicial, la petición.

A pesar de que la nación suramericana entendía que se trataba de poco más de 2 mil piezas, los norteamericanos aceptaron que tenían en su poder más de 45 mil. En 2011 llegó el primero de tres embarques en los que las piezas fueron regresadas a Perú. Hoy en día se encuentran en el Museo Machu Picchu de la Casa Concha del Cusco. En 2019 el país también logró que Suiza regresara 48 bienes arqueológicos precolombinos interceptados en las aduanas de Ginebra en abril de 2016. 24 piezas de cerámica y figuras talladas en madera.

El asunto es que la mayoría de casos exitosos se han logrado porque las piezas están en poder de instituciones culturales y académicas, públicas o privadas. Cuando la cuestión se topa con las casas de subasta todo se complejiza aún más.

.