<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Forjadores | PUBLICADO EL 27 noviembre 2022

Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí

La Cervecería Unión lleva 92 años en Itagüí produciendo la cerveza preferida de los antioqueños.

  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí
  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí
  • La planta de producción de la cerveza Pilsen está ubicada en el centro de Itagüí, de donde salen cada día decenas de camiones a distribuir el producto. FOTO cortesía
    La planta de producción de la cerveza Pilsen está ubicada en el centro de Itagüí, de donde salen cada día decenas de camiones a distribuir el producto. FOTO cortesía
  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí
  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí
  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí
  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí
  • La planta de producción de la cerveza Pilsen está ubicada en el centro de Itagüí, de donde salen cada día decenas de camiones a distribuir el producto. FOTO cortesía
    La planta de producción de la cerveza Pilsen está ubicada en el centro de Itagüí, de donde salen cada día decenas de camiones a distribuir el producto. FOTO cortesía
  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí
  • Pilsen: desde Alemania para crecer en Itagüí

Paisa que se respete, o que por lo menos se sienta orgulloso de esta tierra acuosa y montañosa, toma Pilsen. Bavaria, la empresa que la produce actualmente, la tiene como la marca más antigua de su portafolio de cervezas, pues desde 1904 esta bebida ha representado el orgullo paisa y es, sin duda, la marca líder de la región.

“Nuestra Pilsen existe para reafirmar el espíritu de berraquera antioqueña, el sentido de pertenencia y la cultura, que hacen parte de su esencia”, apunta Manuela de Villa, directora regional de Bavaria para Antioquia, sin olvidar que Bavaria fue una marca que nació en Bogotá en 1889. En 1910, para celebrar los 100 años del grito de Independencia, creó La Pola, una cerveza cuyo nombre hacía referencia a la heroína Policarpa Salavarrieta y que más tarde se convertiría en el genérico del país para hacer alusión a la cerveza.

El nombre de Pilsen tiene origen alemán. El producto llegó a Colombia con los hermanos Leo Sigfried y Emil Kopp Koppel entre 1876 y 1899. Luego nació Bavaria, pero la fábrica como tal donde se empezó a expandir el producto fue la Cervecería Unión, constituida en 1930 y su sede instalada en Itagüí, fruto de la fusión de la Cervecería Libertad y Cervecería Antioqueña, que para la década del 60 ya producían dos marcas: Malta y Pilsen, conocidas como la “Casquiverde” y la “Casquimona”, respectivamente.

Para disfrute de los paisas, la planta sigue en la localidad del sur, con una capacidad para producir 3.4 millones de hectolitros al año y con un portafolio que incluye marcas como Águila, Aguila Light, Club Colombia, Costeñita, Pilsen, Poker y Pony Malta.

Camiones de la alegría

La Pilsen es tan popular en Antioquia, que no hay Feria de las Flores en la que no sea la cerveza insignia. Ni falta diciembre sin que se agote. No es raro que ya algunos hogares se estén aprovisionando de cajas del producto para tenerlas a la mano en Navidad. Cuando pasan los camiones distribuyendo los pedidos en los barrios, hasta los ciudadanos aprovechan para comprar sus dos o tres cajas. En una marranada o sancochada una Pilsen no puede faltar. Sin serlo oficialmente, se volvió “la bebida oficial de los festejos” en las calles y comunas de Medellín.

Carlos Villada, paisa de esos que se dice de “racamandaca”, periodista y promotor de artistas y espectáculos, recuerda su relación con la Pilsen: “Cuando estábamos muy jóvenes y yo iba entrando a Radio Disco ZH y Veracruz, me sentaba con los amigos y tengo una imagen vívida que era comprarme mi cerveza Pilsen y quedarme observando la etiqueta, y pensaba, ¡ah, qué tan bacano!, y era gracioso, porque le daba un sorbo, me la disfrutaba y era esa camaradería y buena vibra que vivíamos en ese momento con la gente que uno tanto quería. Y hoy siento alegría cuando la veo, con esa etiqueta y ese sabor tan inconfundible a amistad, felicidad, diciembre, rumba y amigos”.

La evolución de esta empresa no para. En dos años Pilsen y todos los productos de la Cervecería Unión serán manufacturados con energía solar en un ejemplo de sostenibilidad. En la pandemia fue apoyo para las comunidades y les garantizó el empleo a su planta de trabajadores . n

Paisa que se respete, o que por lo menos se sienta orgulloso de esta tierra acuosa y montañosa, toma Pilsen. Bavaria, la empresa que la produce actualmente, la tiene como la marca más antigua de su portafolio de cervezas, pues desde 1904 esta bebida ha representado el orgullo paisa y es, sin duda, la marca líder de la región.

“Nuestra Pilsen existe para reafirmar el espíritu de berraquera antioqueña, el sentido de pertenencia y la cultura, que hacen parte de su esencia”, apunta Manuela de Villa, directora regional de Bavaria para Antioquia, sin olvidar que Bavaria fue una marca que nació en Bogotá en 1889. En 1910, para celebrar los 100 años del grito de Independencia, creó La Pola, una cerveza cuyo nombre hacía referencia a la heroína Policarpa Salavarrieta y que más tarde se convertiría en el genérico del país para hacer alusión a la cerveza.

El nombre de Pilsen tiene origen alemán. El producto llegó a Colombia con los hermanos Leo Sigfried y Emil Kopp Koppel entre 1876 y 1899. Luego nació Bavaria, pero la fábrica como tal donde se empezó a expandir el producto fue la Cervecería Unión, constituida en 1930 y su sede instalada en Itagüí, fruto de la fusión de la Cervecería Libertad y Cervecería Antioqueña, que para la década del 60 ya producían dos marcas: Malta y Pilsen, conocidas como la “Casquiverde” y la “Casquimona”, respectivamente.

Para disfrute de los paisas, la planta sigue en la localidad del sur, con una capacidad para producir 3.4 millones de hectolitros al año y con un portafolio que incluye marcas como Águila, Aguila Light, Club Colombia, Costeñita, Pilsen, Poker y Pony Malta.

Camiones de la alegría

La Pilsen es tan popular en Antioquia, que no hay Feria de las Flores en la que no sea la cerveza insignia. Ni falta diciembre sin que se agote. No es raro que ya algunos hogares se estén aprovisionando de cajas del producto para tenerlas a la mano en Navidad. Cuando pasan los camiones distribuyendo los pedidos en los barrios, hasta los ciudadanos aprovechan para comprar sus dos o tres cajas. En una marranada o sancochada una Pilsen no puede faltar. Sin serlo oficialmente, se volvió “la bebida oficial de los festejos” en las calles y comunas de Medellín.

Carlos Villada, paisa de esos que se dice de “racamandaca”, periodista y promotor de artistas y espectáculos, recuerda su relación con la Pilsen: “Cuando estábamos muy jóvenes y yo iba entrando a Radio Disco ZH y Veracruz, me sentaba con los amigos y tengo una imagen vívida que era comprarme mi cerveza Pilsen y quedarme observando la etiqueta, y pensaba, ¡ah, qué tan bacano!, y era gracioso, porque le daba un sorbo, me la disfrutaba y era esa camaradería y buena vibra que vivíamos en ese momento con la gente que uno tanto quería. Y hoy siento alegría cuando la veo, con esa etiqueta y ese sabor tan inconfundible a amistad, felicidad, diciembre, rumba y amigos”.

La evolución de esta empresa no para. En dos años Pilsen y todos los productos de la Cervecería Unión serán manufacturados con energía solar en un ejemplo de sostenibilidad. En la pandemia fue apoyo para las comunidades y les garantizó el empleo a su planta de trabajadores

Contexto de la Noticia

es parte del grupo cervecero más grande

“La Pilsen tiene ese sabor tan bacano a amistad, caradería y buena vibra que vivíamos desde nuestra juventud”.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Si quiere más información:

.