<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Otros Deportes | PUBLICADO EL 22 junio 2020

En una terraza mitigan el confinamiento

Algunos gimnastas paisas, luego de tres meses del cierre del coliseo, y al ver que otros países reactivaron la actividad, se las ingenian para entrenar.

  • FOTO Julio César Herrera
    FOTO Julio César Herrera
  • FOTO Julio César Herrera
    FOTO Julio César Herrera
Por Wilson Díaz Sánchez
3
gimnastas más hacen parte del grupo: José M. Martínez, William Calle y José D. Toro.

Los gimnastas de Antioquia, algunos integrantes de la Selección Colombia, preocupados porque sus colegas de EE. UU., México y Perú, y países de Europa y Asia ya retomaron trabajos y les están tomando ventaja en la preparación, se las ingenian para no perder más capacidad técnica en medio del aislamiento obligatorio.

Conscientes también de que esta disciplina no está en el listado de las primeras 17 que fueron autorizadas por el Gobierno nacional para reanudar entrenamientos individuales en coliseos ni gimnasios, le pidieron a la Liga que les facilitara un caballete con arzones y lo instalaron en la terraza de la casa donde Dilán Jiménez paga una habitación.

Allí, en una vivienda del barrio Los Colores, cerca del estadio, el dueño del predio autorizó y allí improvisaron un espacio donde cumplen sus rutinas. Llevaron también unas colchonetas y otros elementos básicos para los ejercicios.

Antes de que les prestaran el caballete, Dilán había construido un aparato rudimentario con tablas, tornillos y espuma que le permitía hacer movimientos que lo acercaban, mínimamente, a la rutina que estaba acostumbrado.

“Tener el caballete en casa es una maravilla, estoy feliz porque hemos mejorado bastante y vamos retomando el ritmo”

Leonardo González, presidente y entrenador de la Liga de Antioquia, advierte que ellos guardan todas medidas de bioseguridad contra el coronavirus y que se turnan para asistir.

“Esto implica poco riesgo y decidimos hacerlo porque si bien cada uno de los muchachos continuó su mantenimiento físico desde su casa bajo nuestra orientación, es necesario aproximarlos al trabajo normal de técnica”.

En Cúcuta y previo a la cuarentena, al gimnasta Jossimar Calvo, el técnico Jairo Ruiz también le acondicionó un espacio para entrenar en su residencia.

Demasiado tiempo

Andrés Martínez, quien aspira a luchar por un cupo a los Juegos Olímpicos de Tokio-2021, explicó que cuando les dan vacaciones, por ser atletas de alto rendimiento, solo son 10 días máximo y ahora llevan tres meses fuera de su escenario natural, así que la pérdida de capacidad es incalculable. “Esto es fatal, nunca había sucedido y lo estamos viviendo todos en el mundo. Si bien seguimos con trabajo físico en casa, no es lo mismo”.

Ahora está más tranquilo con el espacio que crearon, pese a las limitantes que hay. Lo fundamental, dice, “es cuidarnos, evitar lesiones y estar lo mejor posible para cuando regresen las competencias”.

Llevan 15 días aprovechando el lugar que está cerca de donde vive y les confesó a sus compañeros que después de volver a ejercitarse en el caballete sintió como si hubiera hecho el esfuerzo en los seis aparatos de la gimnasia. La pandemia frenó su viaje con Jossimar Calvo rumbo a Japón, Catar y Azerbaiyán, donde se concentrarían y competirían en copas del mundo. La pandemia lo tiene hoy en Medellín.

Los días pasan y de a poco se van adaptando a los entrenamientos, rogando porque pronto el Gobierno autorice la reapertura del coliseo Jorge Hugo Giraldo (aún no hay fecha definida), donde han pasado mucha parte de sus vidas preparándose para competir por Antioquia y Colombia. Mientras tanto, su ingenio les da un respiro .

Wilson Díaz Sánchez

Comunicador social periodista de la U. de A. Sigo el fútbol profesional y aficionado, la gimnasia, el voleibol y las otras disciplinas del ciclo olímpico. Redactor de El Colombiano

.