<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Cultura | PUBLICADO EL 18 octubre 2021

Detrás de Carmen Mola se ocultaban tres hombres

  • Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero escribieron varias novelas durante tres años, desde 2018, detrás del seudónimo de Carmen Mola. FOTO cortesía efe
    Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero escribieron varias novelas durante tres años, desde 2018, detrás del seudónimo de Carmen Mola. FOTO cortesía efe
  • Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero escribieron varias novelas durante tres años, desde 2018, detrás del seudónimo de Carmen Mola. FOTO cortesía efe
    Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero escribieron varias novelas durante tres años, desde 2018, detrás del seudónimo de Carmen Mola. FOTO cortesía efe

Detrás de este seudónimo femenino se escondían tres escritores ganadores del Premio Planeta. Esta fue una de las sorpresas de la edición número 70.

Todos esperaban a una mujer. No conocían su rostro, no sabían de qué color eran sus ojos o si tendría cabello liso o crespos pronunciados. Solo conocían su voz escrita, a través de las palabras, de sus varias y populares novelas. Solo sabían su nombre, Carmen Mola, su profesión, profesora y su nacimiento, 1973 en Madrid.

La creían una mujer organizada y con mucha experiencia que escribía cada año un libro, a gran ritmo. Muy reconocida por su trilogía La novia gitana, que hasta ahora ha vendido más de 400.000 ejemplares y ha sido traducida a ocho idiomas, y por su reciente thriller La bestia. Eso era todo. Nadie sabía nada más y no había esperanza de descubrirla, pues la misma Mola había dicho hace menos de un año que “de buena gana” no tenía motivo para desvelar su identidad.

Todo cambió esta semana en la 70ª edición del Premio Planeta, evento que se celebró en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Montjuïc, donde la novela La bestia fue la ganadora de un millón de euros, más de 4.000 millones de pesos colombianos, y Mola tuvo que salir a recibirlo.

Para la sorpresa de todos, no salió ninguna mujer: aparecieron tres hombres.

Carmen no existe

Carmen Mola fue el seudónimo detrás del cual se ocultaron por muchos años, desde 2018, tres escritores y guionistas: Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero quienes, en entrevista con EFE, dijeron que esperan que “haber salido del armario del anonimato” no signifique el final de Mola, pues seguirán compaginando “los libros de Carmen con nuestros proyectos personales como escritores. La única diferencia es que ahora podemos dejar de mentir a nuestros amigos”, dijo Díaz.

Carmen, entonces, en lugar de dos manos tuvo seis y esto, más que una dificultad, “fue un aliciente”, dicen los tres, porque “siempre aprendes de tus compañeros y el talento se multiplica”. Y no fueron seis manos femeninas, aunque nadie lo sospechó.

¿Querían enviar un mensaje? ¿Hay detrás machismo o feminismo?

En entrevista con El Mundo dijeron que no pensaron sino en un nombre sencillo y fácil de pronunciar, como Carmen, que cuando lo pronunciaron dijeron casi que en chiste que “Carmen ¡mola!”, (molar se usa en España para decir algo que gusta o es agradable). Explicaron que no quisieron mandar un mensaje y que elegir nombre de mujer fue casi que arbitrario, “bien podríamos habernos puesto R2-D2”, añadieron.

Todo fue causalidad. Fueron creando el personaje a medida en que este casi que se creaba solo. Le añadieron detalles, una personalidad, una profesión y un estilo, y lo hacían día a día, siempre más como una diversión que como una estrategia.

La cara de la bestia

La novela ganadora, La bestia, está protagonizada por la inspectora Elena Blanco en un híbrido entre el género negro y la novela histórica, y conserva elementos de trabajos anteriores, ambiente negro, thriller...

“Habíamos hecho novelas policíacas, pero nos apetecía probar con el género histórico y un tipo de novela distinta, en el que se reflejaran los tiempos que nos han tocado vivir recientemente con la pandemia, pero, como no estábamos seguros de cómo sería el futuro, pero sí del pasado, volvimos los ojos al siglo XIX”.

Los premios literarios

Lo ocurrido en esta edición de Premios Planeta volvió a revivir una discusión ya antigua sobre los premios de literatura. No solo la sorpresa detrás de Mola, sino que también la cantidad monetaria y la pelea entre editoriales vuelven al debate.

La escritora María Cristina Restrepo considera que precisamente se debe recordar que estos premios son elegidos entre un grupo limitado de personas, un jurado que con suerte consta de 10 personas, y que, por lo tanto, no garantiza al 100 % la calidad de una obra.

Y menos cuando las editoriales premian a sus propios autores, “porque eso implicaría una estrategia comercial. Ellos saben que hay libros que no solo por calidad sino también por el tema, el manejo, si son thriller y demás características tienen más posibilidades de venderse mejor que una obra clásica, más seria”.

El crítico literario y escritor Darío Ruiz Gómez concuerda. Dice que el Premio Planeta es uno comercial. “Siempre se ha criticado el hecho de que inviten a los Reyes de España, a las autoridades y hagan todo el espectáculo cuando ya saben desde antes quiénes son los ganadores porque inmediatamente sale la edición de los libros”.

Añade que en estos premios y demás literarios las novelas ganadoras no suelen tener calidad, sino que suelen obedecer a una necesidad de marketing, “lo que se acaba de comprobar, porque si uno piensa en que se presentaron más de 650 novelas y de esas pudo haber 20 muy buenas, pero no fueron siquiera consideradas”. Lo que ellos buscan, dice, es un éxito de ventas, un negocio.

Esta edición de los premios estuvo llena de sorpresas. Aquí un repaso por cuatro de ellas.

Contexto de la Noticia

El caso con elena Ferrante

Dice Ruiz que los tres ya habían hecho una trilogía imitando a Elena Ferrante, “y ella sí era una gran escritora italiana”. Para Restrepo, se rescata que entonces hubo un trabajo muy coordinado y que de alguna forma esto demuestra que no hay literatura de mujeres ni de hombres, solo literatura. Cada quien, entonces, debe analizar este hecho como un mensaje. Mientras tanto, a los hombres les gustaría escribir una novela nueva cada año como Mola, “sea del estilo que sea”.

El premio más cuantioso

Desde este año el Premio Planeta viene más cargado. Más, incluso, que el Premio Nobel que entrega 990.000 euros. Es ahora el mejor dotado del mundo, pasando de 600.000 a un millón de euros (4.000 millones de pesos), según ellos anotaron el jueves, un día antes de la entrega. Para Ruiz, es importante revisar las condiciones del premio, pues en ocasiones no les entregan el dinero acordado si el autor no cumple con cierto número de ventas.

Guerra entre editoriales

Carmen Mola es una de las grandes autoras de Alfaguara, sello bajo la editorial Penguin Random House Grupo Editorial, el gran y mayor rival de Grupo Planeta. Este sello es, incluso, el que publicó la trilogía La novia gitana. Al tiempo, La bestia, de 500 páginas, saldrá al público el 14 de noviembre. “Son dos casas opuestas, enemigas, así que hay que estar pendientes del acuerdo que hicieron para evitar cualquier dificultad”.

Al menos sí ganó una mujer

En el mismo evento fue galardonada la escritora madrileña Paloma Sánchez-Garnica, autora de la casa editorial, quien ganó 200.000 euros con la novela histórica Últimos días en Berlín. Es una historia de “amor y amistad” de una familia atrapada entre la Revolución Rusa y el ascenso del nazismo. Ella presentó la obra bajo el título “Hijos de la ira” y con el seudónimo de Yuri Zhivago y sí resultó ser una mujer.

Vanesa de la Cruz Pavas

Periodista de la UPB. Amante de las historias y de las culturas. Estoy aprendiendo a escuchar y a escribir.

.