<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Cultura | PUBLICADO EL 16 enero 2022

Siete años después de su muerte, se conoce que Gabo tendría una hija por fuera del matrimonio

  • Indira Cato y García Márquez. Foto @guilhermismos y EL COLOMBIANO
    Indira Cato y García Márquez. Foto @guilhermismos y EL COLOMBIANO
  • Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.
    Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.
  • Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.
    Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.
  • Indira Cato y García Márquez. Foto @guilhermismos y EL COLOMBIANO
    Indira Cato y García Márquez. Foto @guilhermismos y EL COLOMBIANO
  • Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.
    Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.
  • Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.
    Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.
El Colombiano

El nombre de Gabriel García Márquez volvió a tener eco este domingo tras una publicación de El Universal de Cartagena, en la que se habla de una supuesta hija extramatrimonial del Nobel colombiano. De acuerdo con el redactor de la historia, Gustavo Tatis Guerra, ese sería uno de los secretos más custodiados por la familia y los amigos cercanos del genio de Aracataca.

El periodista relata allí que Dasso Saldívar, biografista de Gabo, tuvo acceso a una fotografía en la que el autor de Cien Años de Soledad tenía en su regazo a una niña: “¿Mira el brillo de los ojos de ese hombre otoñal? (...) Es la imagen de un padre amoroso y dulce ante su pequeña. La pequeña niña mexicana de nombre Indira, hija de Susana Cato. Es la hija desconocida hasta hoy del Premio Nobel de Literatura de Colombia”, fueron las palabras de Saldívar.

Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.
Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.

Según ese mismo texto publicado este domingo, el secreto comenzó a sonar desde hace unos ocho años, poco después del fallecimiento de García Márquez, y los encargados de reconstruir la historia del escritor habían esperado un momento idóneo para poder compartirlo.

Tal como lo apunta Tatis Guerra, hay testimonios de parientes que dan cuenta de todo esto. Sin embargo, él quería evitar revelarlo con tono de escándalo: “Pactamos que había que asimilarlo y contarlo bien, con mucho respeto desde el principio”.

“La noticia —relata Tatis Guerra— la confirmé con algunos familiares de García Márquez, con el mismo Dasso Saldívar y con Guillermo Angulo, quienes han mantenido el secreto durante años, y muchos de ellos, por respeto a Mercedes Barcha (esposa de Gabo)”.

Una mártir india inspiró el nombre

Hasta este punto, son muchas las preguntas que el lector puede tener, lo cierto es que Tatis Guerra se remontó hasta 1982 para detallar este capítulo en la vida de Gabo.

Según narra, entre todas las llamadas que recibió García Márquez en reconocimiento a su premio Nobel de Literatura, hubo una especialmente sorpresiva: era Indira Gandhi, la jefe de Estado de India. Ella había leído Cien Años de Soledad y había quedado complacida con la historia.

Tanto así que, conforme las líneas escritas por Tatis Guerra, la prominente mujer le expresó a Gabo que deseaba encontrarse con él. Y en efecto, en 1983, coincidieron en la Cumbre de los Países No Alineados. A ese encuentro fue invitado Fidel Castro, quien le propuso a García Márquez que lo acompañara en la delegación cubana.

Al llegar a la cumbre, Gabo aguardó en el avión y se apartó de los micrófonos y las cámaras que aguardaban la llegada de Castro. Entonces, cuentan que Indira Gandhi subió a la aeronave y comenzó a preguntar por García Márquez en francés.

“El aura de Indira hechizó al escritor, quien, al bajarse junto a Indira, y compartir con ella durante tres días, tuvo el pálpito tremendo de que aquella mujer se parecía a las mujeres de Aracataca”, escribe Tatis Guerra.

“Indira invitó a García Márquez a conocer la India luego de este encuentro —narra Tatis Guerra— pero, en aquella mañana fatal del 31 de octubre de 1984, a las 9:29 de la mañana, en su residencia en Nueva Delhi, Indira fue asesinada por dos de sus guardaespaldas”. De ahí que Gabo siempre guardó el nombre de Indira en su memoria como símbolo de coraje.

Más detalles

Como se había mencionado al principio, la presunta hija extramatrimonial de Gabo se llama Indira Cato, hija de Susana, una cineasta mexicana que desarrolló junto al escritor colombiano por lo menos dos giones para adaptarlos a producciones audiovisuales por los días de 1991, época en la que, según los biografistas citados por Tatis Guerra, Gabo fue más cercano a Susana.

Se sabe que Indira Cato es una joven productora de cine que, en 2020, ganó más de quince premios con la producción de su primer documental: ‘Llévate mis amores’ (2014).

Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.
Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.

“Nombrar a Indira —relata Tatis Guerra— era como navegar en aguas clandestinas, de una intimidad y una privacidad blindadas en el tiempo. Es el ámbito de la vida secreta del escritor. Nadie quería que ella se sintiera vulnerada por nada. Ni Mercedes ni Susana. Ni la madre de la niña. Ni la niña que ya no es una niña, sino una joven consagrada al cine como su madre”.

“El nombre de Indira ha estado con nosotros todos estos años, como el más sagrado e íntimo secreto de García Márquez. Y esperábamos que los años maduraran las palabras precisas para contarlo”, complementa el redactor de la historia.

.