<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Campaña Petro Presidente habría gastado 5.000 millones en testigos electorales sin reportarlos ante las autoridades

El Consejo Nacional Electoral halló nuevas pruebas que demostrarían el pago de 60.000 pesos a cada uno de los testigos. El gerente de la campaña, Ricardo Roa, ya fue llamado a responder.

  • Ricardo Roa fue el gerente de la campaña presidencial con la que el jefe de Estado, Gustavo Petro, llegó al poder. FOTO: Tomada de X
    Ricardo Roa fue el gerente de la campaña presidencial con la que el jefe de Estado, Gustavo Petro, llegó al poder. FOTO: Tomada de X
22 de febrero de 2024
bookmark

La investigación por omisión de información oficial y violación de topes monetarios sigue teniendo en problemas al presidente Gustavo Petro y a su gerente de campaña, Ricardo Roa.

En medio de la delicada investigación que adelanta el Consejo Nacional Electoral, CNE, por el supuesto pago de testigos electorales que no habría sido reportado ante las autoridades oficiales, el CNE halló nuevas pruebas que demostrarían miles de millones de pesos que se gastaron en la campaña “Petro Presidente” bajo cuerda.

En contexto: “Éramos 83.000 y nos pagaron $60.000 a cada uno“: testigo de la campaña de Petro denunció irregularidades

En efecto, una investigación de Noticias Caracol reveló que el CNE ya accedió a las transacciones bancarias de una de las entidades que se usó para depositarle el pago a los testigos electorales en todo el país.

Según esa información, las transacciones entre la campaña y los testigos fueron después de la segunda vuelta presidencial en la que el presidente Gustavo Petro llegó al poder y se realizaron por un monto de $60.000 pesos.

Dicha información coincide con lo que dijeron algunos testigos electorales hace un par de meses, justo cuando comenzó el escándalo. Según habían dicho algunos simpatizantes de la campaña en el departamento de Boyacá, la campaña del hoy jefe de Estado “nos consignó entre 60.000 y 80.000 pesos por supervisar las elecciones y vigilar que todo fuera de manera legal”.

Y, ojo, que el pago de testigos es totalmente legal y está autorizado por la Ley que las campañas los financien para garantizar la transparencia de las votaciones. Sin embargo, lo que constituiría un delito en este caso no sería la contratación, sino la omisión de los pagos ante las autoridades.

Le puede interesar: Narcos, Fecode y fajos de billetes de Nicolás Petro: los escándalos que enredan la campaña del presidente

Hasta ahora, lo que se sabe es que el CNE logró obtener la trazabilidad de uno de los bancos mediante los cuales se hicieron los pagos, pero aún falta otra entidad bancaria que sirvió para el mismo fin y cuyos reportes son necesarios para triangular la información y estimar de cuánto fueron los gastos totales y cómo eso puede afectar al gerente Roa y hasta al presidente Gustavo Petro.

Según lo que estima el Consejo Nacional Electoral, los pagos de $60.000 a cada testigo electoral le habrían costado a la campaña unos 5.000 millones de pesos, lo que, además, violaría el tope máximo de gastos que puede invertir una campaña, según la ley del país.

Sobre estos movimientos, se sabe que el CNE escuchó de manera formal las declaraciones del testigo electoral Cristian Uscátegui, quien había dicho que a cada uno de le habían pagado $60.000 y que ellos mismos se habían dado cuenta de que eran unas 83.000 personas contratadas en todo el país para esa segunda vuelta.

Pese a que no se filtró lo que ocurrió en esa diligencia, lo que sí se sabe es que las declaraciones de Uscátegui sirvieron como aliciente para citar al exgerente de la campaña y hoy presidente de Ecopetrol, Ricargo Roa.

Además: Preguntas de campaña Petro que Roa tendrá que responder al CNE

Si las cosas salen como están planeadas, Roa tendrá que acudir el próximo lunes 26 de febrero al Consejo Nacional Electoral para declarar todo lo que sabe sobre esos pagos y sobre por qué no fueron reportados debidamente ante el portal Cuentas Claras, una herramienta que es de uso obligatorio y que sirve para reportar y verificar todos los movimientos monetarios de las campañas políticas.

Por ahora, la campaña del jefe de Estado está empañada por este y otros tres escándalos: el de los 1.000 millones de pesos que habría recibido Nicolás Petro Burgos de mano de exnarcotraficantes y hombres relacionados con el paramilitarismo, el de los 500 millones de pesos de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, que aún no está claro si sí entraron a la campaña o no; y el de los 15.000 millones de pesos que dijo haber conseguido Armando Benedetti, al parecer, de manera fraudulenta.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD