<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Mes y medio para que Gobierno y Congreso aceleren proyectos

El proceso electoral que acaba de terminar tenía las funciones del Legislativo en vilo. Quedan pocas semanas para que al Ejecutivo le aprueben sus iniciativas claves.

  • El Congreso de la República ha sido este año escenario de enfrentamientos y de polarización, mientras importantes iniciativas siguen sin ser aprobadas. FOTO Colprensa
    El Congreso de la República ha sido este año escenario de enfrentamientos y de polarización, mientras importantes iniciativas siguen sin ser aprobadas. FOTO Colprensa
05 de noviembre de 2019
bookmark

Pasadas las elecciones locales, el foco político nacional retorna al Congreso de la República. Durante meses, representantes y senadores dejaron de lado sus obligaciones en el legislativo para ir a las regiones –donde tienen votos– a hacer campaña para sus candidatos y no perder contacto con sus poblaciones de influencia.

De nuevo la gobernabilidad del presidente Iván Duque y la relación de su equipo con el Congreso vuelve al tablero. Aunque su Plan Nacional de Desarrollo pasó, uno de sus proyectos bandera, la ley de financiamiento, fue hundida por la Corte Constitucional y esto obligó al Gobierno a volverla a presentar.

Además, importantes reformas para el mandatario, como la política y la de justicia, fracasaron en el Congreso y ello ha dejado en saldo rojo y con retos por alcanzar tanto al ejecutivo como al legislativo.

El Congreso tiene sesiones ordinarias hasta el 16 de diciembre, poco tiempo para evacuar importantes iniciativas que espera el país.

Reforma tributaria, prioridad

La llamada ley de financiamiento por el Gobierno volverá a las sesiones y se expondrá a nuevas observaciones y cambios de los congresistas.

Ciro Ramírez, senador del Centro Democrático, confirmó que en la reunión de la bancada con el presidente Duque, les dejó claro que esa ley era esencial. “Es la prioridad número uno del Gobierno y obviamente lo será para nosotros. El partido le ratificó al presidente el apoyo irrestricto en la agenda legislativa. Vamos a trabajar de manera mancomunada y seremos aliados importantes”, afirmó el senador.

Para Andrés Felipe Bernal, profesor de Derecho, Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad La Gran Colombia, es “crudo el panorama legislativo a diciembre. Al Gobierno le resta tan solo mes y medio para aprobar las iniciativas en curso. Tiene la mira puesta en volver a aprobar la Ley de Financiamiento, no obstante, pensar que esta ira sin cambios y proposiciones por parte del Congreso puede resultar ingenuo. Hay alta probabilidad de sesiones extras para la Ley de Financiamiento”.

Otros proyectos importantes tendrán que abrirse paso en el poco tiempo que queda este año. Del paquete anticorrupción, el de cárcel para los corruptos está en el Senado, pero el alto número de impedimentos amenazan con que se haga realidad.

También deberá discutirse el acto legislativo sobre las regalías a las regiones, la reforma a la elección del fiscal y la cadena perpetua para violadores de menores de edad.

Según el senador Ramírez, el uribismo hará especial esfuerzo por la propuesta de reducción de la jornada laboral de 48 a 45 horas, así como el proyecto de prima legal de la canasta familiar a casi 6 millones de trabajadores, la reforma a las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), y la segunda instancia retroactiva para aforados.

Este último proyecto ya tiene ponencia radicada y se espera que inicie la discusión esta semana. La propuesta beneficiaría al exministro Andrés Felipe Arias, quien se encuentra detenido en Cantón Norte en Bogotá y debe una condena de 17 años. Este debate podría retrasar el tránsito de otros proyectos como ocurrió a principios del año con las objeciones a la ley estatutaria de la JEP.

Distancia con congresistas

Una de las características del Gobierno ha sido basar su relación con el Congreso en lo técnico y no en la representación política. Desde campaña Duque advirtió que no daría “mermelada”. Lo ha mantenido pero, al tiempo, su gobernabilidad ha estado afectada.

Para el representante a la Cámara de Cambio Radical, César Lorduy, “la distancia con el Gobierno se siente y está en aumento. Hay un ambiente lleno de incertidumbre para los congresistas, incluso para los de mayor afecto con el Gobierno que sienten que fracasaron en las elecciones”.

El docente Bernal señala que las relaciones serán iguales, pero eso no es necesariamente malo. “Duque ha sido enfático en que las relaciones con el Congreso serán programáticas y no burocráticas. Una posición difícil para los objetivos del Gobierno, pero una apuesta importante para los mandatarios futuros”.

De aquí al final del año el pulso de poderes se intensificará, con dos cámaras en el Congreso lideradas por partidos independientes (Cambio Radical y Liberal), y la necesidad para el Gobierno de que algunos proyectos avancen y sean realidad.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD