<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Paz y derechos humanos | PUBLICADO EL 10 marzo 2020

Excombatientes de Farc realizarán desminado en el país

  • En Colombia el Ejército y grupos de civiles realizan tareas de desminado con información entregada por excombatientes de Farc. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
    En Colombia el Ejército y grupos de civiles realizan tareas de desminado con información entregada por excombatientes de Farc. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
  • En Colombia el Ejército y grupos de civiles realizan tareas de desminado con información entregada por excombatientes de Farc. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
    En Colombia el Ejército y grupos de civiles realizan tareas de desminado con información entregada por excombatientes de Farc. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
Colprensa

El alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, y la representante del Sistema de Naciones Unidas para Colombia, Jessica Faieta, firmaron un convenio para apoyar la labor de desminado de ‘Humanicemos DH’, conformada por alrededor de 100 excombatientes de las Farc.

“Hemos firmado un memorando de entendimiento entre el Ministerio de Defensa, el PNUD y la OACP. Este es uno de los elementos más importantes de la implementación del acuerdo, personas que antes estaban en la guerra hoy ayudan a liberar estos territorios que una vez estuvieron llenos de minas antipersonal”, dijo el alto comisionado.

Humanicemos DH se había estado capacitando para poder realizar las labores de desminado y ahora, con una inversión de tres millones de euros, pasarán a realizar la erradicación de minas antipersonal en distintos municipios del país, convirtiéndose en la tercera organización civil de desminado humanitario con mayor capacidad de personal entrenado.

La Organización de las Naciones Unidas será la encargada de monitorear la acción de Humanicemos, con el fin de verificar y certificar el trabajo que harán cada uno de los desminadores.

Esta labor hace parte de una de las formas en las que los excombatientes de las Farc hacen reparación a sus víctimas, según lo establecido en el acuerdo de paz firmado con el Gobierno.