<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 12 septiembre 2022

Autores de la masacre en Landázuri recibían mercados y préstamos de sus víctimas

Las autoridades todavía intentan encontrar a una de las personas que participó de la masacre de la familia, se presume que está muerta.

  • La gobernación adelantará un consejo de seguridad en el municipio y mantendrá el toque de queda de manera preventiva. FOTO CORTESÍA
    La gobernación adelantará un consejo de seguridad en el municipio y mantendrá el toque de queda de manera preventiva. FOTO CORTESÍA
  • La gobernación adelantará un consejo de seguridad en el municipio y mantendrá el toque de queda de manera preventiva. FOTO CORTESÍA
    La gobernación adelantará un consejo de seguridad en el municipio y mantendrá el toque de queda de manera preventiva. FOTO CORTESÍA
EL COLOMBIANO

En el municipio de Landázuri (Santander) decretaron el toque de queda después de la matanza de ocho personas. Cuatro miembros de una misma familia fueron masacrados con arma blanca y, posteriormente, sus cuerpos intentaron ser incinerados. La comunidad, enfurecida, tomó justicia por mano propia y persiguió a los presuntos agresores hasta ocasionarles la muerte.

Los hechos se registraron este 11 de septiembre en la vereda Buenos Aires. Hasta la vivienda del profesor Álvaro Díaz llegó un grupo de cinco venezolanos que, borrachos y con armas blancas, empezaron a agredir al educador y a su familia.

El profesor Díaz conocía a sus victimarios, trabajaban para él, les donaba mercados y le adeudaban 20 millones de pesos.

“Se produjo una agresión, el profesor, en ningún momento, peleó con ellos. Ellos llegaron borrachos en una tienda pegada a la casa y llegaron a agredirlo. El profesor no era de peleas, era una persona muy alegre. (...) Les había prestado plata, les daba mercado, les había fiado, en fin. Como eran empleados, él les suministraba mercado. Ellos ya tenían previsto robarlo e irse de la zona”, le relató el alcalde Marlon Ballén a Blu radio.

Al interior de la vivienda estaba el maestro Díaz; su esposa, Loiden Acuña, sus hijos de 13 y 20 años y la empleada del servicio, Natalia Calle. Todos fueron apuñalados.

En el lugar murieron los miembros de la familia Díaz Acuña. Los asesinos le prendieron fuego a la casa con los cadáveres adentro. La empleada del servicio se había hecho la muerta y, en un descuido de los criminales, se escapó para alertar a sus vecinos. Alcanzó a correr un kilómetro.

“La gente acudió al llamado de esta mujer, fue miró y cuando se dio cuenta, pues como el impacto tan grande que causó y se dio cuenta de la barbaridad con la que hicieron eso, decidieron matarlos con arma blanca, apuñalarlos y prenderles candela”, relató Ballén.

“La comunidad ha hecho justicia por su cuenta y le quitó la vida a cuatro de los asesinos. Hay una quinta persona que se está buscando e investigando porque haría parte de este macabro crimen”, informó el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar.

El alcalde Ballén indicó, por su parte, que la quinta persona estaría muerta y que su cuerpo no ha sido encontrado: “En la masacre participaron cinco personas, cuatro hombres y una mujer. Serían en total nueve muertos”.

La gobernación indicó que este lunes 12 de septiembre realizará un consejo de seguridad en el municipio y alertó que en Landázuri se mantendrá una medida preventiva de toque de queda para evitar una asonada.

Si quiere más información:

.