<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 14 septiembre 2022

Como en El Dorado: senadores quieren convertir la capilla del Congreso en un lugar neutro

La propuesta presentada por tres congresistas busca convertir ese espacio religioso en un lugar de culto neutro, para cualquier religión. Ya hay pronunciamientos en contra.

  • La capilla del Congreso podría convertirse en un lugar de culto totalmente neutro. FOTO: COLPRENSA
    La capilla del Congreso podría convertirse en un lugar de culto totalmente neutro. FOTO: COLPRENSA
  • La capilla del Congreso podría convertirse en un lugar de culto totalmente neutro. FOTO: COLPRENSA
    La capilla del Congreso podría convertirse en un lugar de culto totalmente neutro. FOTO: COLPRENSA
El Colombiano

La capilla de María Auxiliadora, ubicada en el Capitolio Nacional, podría convertirse en un lugar de culto neutro. La propuesta presentada por los congresistas Juan Carlos Losada (Partido Liberal), Alirio Uribe (Pacto Histórico) y Luis Alberto Albán (Comunes), está basada en los artículos 1 y 19 de la Constitución que dictan la neutralidad que deben tener los estímulos a los ritos religiosos.

La idea de los congresistas no pretende quitar la capilla sino transformarla de manera que cualquier trabajador puedan acceder sin importar cuál sea su idea de fe o creencia, trabajando en pro de la idea de democratización.

Sin embargo, algunos congresistas como Luis Miguel López, piensan que esta intervención a la capilla estaría atentando contra la libertad religiosa y que se estarían violentando los derechos adquiridos.

Esta propuesta espera ser analizada por la Cámara de Representantes.

A este debate se suma la polémica que se desató por el desmonte del oratorio católico en el aeropuerto El Dorado luego de que la terminal aérea anunciara que se convertiría en un “espacio de culto y reflexión neutral (...) donde serán bienvenidas todas las religiones”.

El Concesionario del aeropuerto, Opain S.A., aseguró en un comunicado que esta decisión correspondía a prestarle un mejor servicio a los viajeros y quisieron pensar en las diferentes creencias de los pasajeros.

Frente a esta decisión, varios creyentes católicos se quejaron y la exsenadora María del Rosario Guerra culpó a la alcaldesa Claudia López por el cambio. Así mismo, María Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático, dijo que se trataba de una “persecución del progresismo marxista”.

Si quiere más información:

.