<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 21 abril 2022

Sin humo blanco en revocatoria contra Quintero: esta sería la ponencia que llegaría al CNE

La Sala Plena se ocupa primero de la reapertura de los escrutinios al Congreso. Estas serían las presuntas inconsistencias que podrían derivar en formulación de cargos.

  • Alcalde Daniel Quintero, Andrés Rodríguez y el magistrado César Augusto Abreo. FOTOS Cortesía y EL COLOMBIANO
    Alcalde Daniel Quintero, Andrés Rodríguez y el magistrado César Augusto Abreo. FOTOS Cortesía y EL COLOMBIANO
  • Alcalde Daniel Quintero, Andrés Rodríguez y el magistrado César Augusto Abreo. FOTOS Cortesía y EL COLOMBIANO
    Alcalde Daniel Quintero, Andrés Rodríguez y el magistrado César Augusto Abreo. FOTOS Cortesía y EL COLOMBIANO

Pasó otro día sin humo blanco en la sala plena del Consejo Nacional Electoral (CNE), que sigue sin decidir si avala o no la ponencia del magistrado de ascendencia liberal César Augusto Abreo contra los promotores de la revocatoria del alcalde Daniel Quintero.

La ponencia, que se analiza desde el martes, plantea que estos incurrieron en una serie de irregularidades de carácter administrativo que podrían terminar tumbando de forma definitiva el proceso.

La sala del organismo electoral debe determinar la posible solicitud de formular cargos en contra de los promotores por presuntas irregularidades en las que habrían incurrido durante la financiación de la recolección de firmas.

Sobre las dudas que el magistrado Abreo ha manifestado en su ponencia, Andrés Rodríguez, líder revocatorio, expresó que solo les solicitaron subsanar unos temas y que así lo hicieron. Aseguró también que no superaron los topes económicos permitidos para financiar la recolección de firmas, que para este caso es de $236 millones.

Rodríguez manifestó que ayer quedaría radicado el incidente de desacato porque, en su opinión, el CNE incumplió la orden del Tribunal Superior de Medellín, que el 24 de marzo le dio 10 días para expedir la certificación de los estados contables de la revocatoria, fuera negativa o positiva.

Abreo explicó ayer que la sala plena se ha ocupado en estos días de la reapertura de los escrutinios. Sobre el turno para estudiar la ponencia sobre la revocatoria de Medellín, dijo que no había horario establecido porque primero tenían que abrir el escrutinio, departamento por departamento, y que la sola lectura de estos podría durar hasta el sábado, en sesiones que van desde las 9:00 a.m. hasta las 9:00 p.m. “No hemos discutido nada de las revocatorias que tenemos, están llegando un poco de tutelas. Esta semana tenemos que resolver las que ya fallaron”, respondió.

A continuación, los detalles de los tres cargos que contemplaría la ponencia:

1) REPORTES DE DONACIONES RECIBIDAS

De acuerdo con lo remitido al despacho de Abreo, quedó constancia de que hay una posible donación que no fue debidamente reportada en torno a si se trataba de dinero en efectivo o de una colaboración en especie. Según el documento, este tipo de “donaciones” también debe ser reportada como gasto de campaña.

El caso hace referencia al alquiler por parte de los revocadores a la corporación Medellín Cuenta Conmigo –cuyo representante legal es Andrés Rodríguez– de elementos como carpas, sillas y mesas.

Estos últimos, al parecer, no habrían sido debidamente reportados, aunque los mismos líderes revocadores –entre ellos Andrés Rodríguez que figura como representante de la corporación que alquiló los elementos– aseguraron que todo sí se presentó ante el CNE como se exige en la ley. Incluso, que se cuantificó el valor de lo que se consideraron donaciones en especie y se reportaron en el informe contable que ahora es objeto de revisión oficial.

2) HONORARIOS POR SERVICIO DE LA CONTADORA

El segundo reparo tiene que ver con los pagos de los honorarios de las personas que oficiaron como contador y auditor. Quintero había dado puntadas al respecto en febrero de este año, cuando dijo que la contadora tenía un contrato de prestación de servicios con el comité revocador y que también formaba parte de la unidad de trabajo de un concejal que apoya la revocatoria.

El mandatario señaló que por esa vinculación ya se había efectuado un pago por $7’500.000, pero que sobre el resto de pagos no había soportes y que estos se habrían saldado presuntamente con recursos del Concejo.

A propósito de este cargo, Sofía León, la contadora, les solicitó a los magistrados del CNE tener en cuenta una comunicación que les envió el pasado 29 de marzo, en la que detalla aspectos relevantes sobre el contrato que firmó con Andrés Rodríguez, como vocero de uno de los movimientos que buscan la revocatoria.

En el documento, la profesional recordó que dicho contrato se firmó el 19 de julio de 2021 por un valor de $25’000.000 que se iban a pagar en tres momentos distintos. Sin embargo, tras entregar el informe de estados contables, el 26 de noviembre de 2021, y considerando que se estaba dilatando el proceso, las partes decidieron dar por terminado el contrato, sobre el cual solo se pagaron $7’500.000 sin opción a que se desembolse más dinero por concepto del mismo. Esta terminación concertada fue el 30 de noviembre de 2021.

3) MOVIMIENTOS DE LA CUENTA CORRIENTE

La tercera posible inconsistencia está relacionada con la cuenta corriente que se abrió en abril del año pasado para centralizar los recursos. Esta no se movió por dos meses, ya que solo hasta junio se hizo la primera consignación por $20 millones, pero –pese a no tener movimientos– generó gastos y derivó en un sobregiro de poco más de $80.000 que terminaron cubriéndose con el giro de mitad de 2021.

En todo caso, es la Sala Plena del CNE –compuesta por nueve magistrados– la que debe votar si avala o no esa ponencia, y para que pase, lo que se traduciría en la caída de la revocatoria, se necesitan al menos seis votos.

.