<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 27 octubre 2021

En El Retiro aún no salen del asombro por inundación

  • Unidos, los guarceños trabajaban ayer en la limpieza del lodo que se distribuyó en las casas y por las calles de la zona urbana. FOTO Julio César Herrera.
    Unidos, los guarceños trabajaban ayer en la limpieza del lodo que se distribuyó en las casas y por las calles de la zona urbana. FOTO Julio César Herrera.
  • Unidos, los guarceños trabajaban ayer en la limpieza del lodo que se distribuyó en las casas y por las calles de la zona urbana. FOTO Julio César Herrera.
    Unidos, los guarceños trabajaban ayer en la limpieza del lodo que se distribuyó en las casas y por las calles de la zona urbana. FOTO Julio César Herrera.
Gustavo Ospina Zapata

El desbordamiento afectó 91 viviendas y 47 locales comerciales de la zona urbana.

Sumido en el caos y la angustia se encuentra el municipio de El Retiro luego del desbordamiento de la quebrada La Agudelo, que en la madrugada de ayer sufrió una creciente súbita que dejó parte del pueblo convertido en un lodazal y a decenas de familias y comerciantes afectados y damnificados por la pérdida de enseres y mercancías.

Orfa Vallejo, que integra una de las familias que padeció los efectos de la corriente, aseguró que lo sucedido no tiene precedentes.

“Acá ha habido inundaciones, hace más de 30 años (1988) pasó una muy fuerte, pero igual a esta no recuerdo, todo pasó tan rápido que no dio tiempo de salir de las casas y salvar las cosas, en un momento todo estaba inundado”, relató esta guarceña residente en la calle 26, sector Puente de la Libertad, donde ayer todo era caos.

Según el reporte de los hechos, la creciente de La Agudelo se dio hacia la 1:00 de la madrugada en medio de un aguacero muy fuerte que en pocos minutos fue inundando diferentes sectores. Por el relato de los damnificados, la creciente fue repentina y no dio tiempo de salvar los bienes materiales.

“Nosotros sentimos los gritos de mi madre. Cuando despertamos, ya la casa estaba inundada y corrimos fue a tratar de sacarla de la pieza, pero la puerta no se podía abrir, cuando lo logramos ella estaba encima de la cama sin poderse mover, con la pieza llena de agua”, describió Orfa, en cuya vivienda se perdieron muebles, colchones y varios enseres, pero los siete integrantes salieron ilesos.

Incomunicados

Según el alcalde local, Nolber Bedoya, en un balance presentado en la tarde de ayer, la creciente dejó afectaciones en los barrios El Pino, El Portón, Macedonia, Puente Colorado y Puente la Libertad.

El mandatario confirmó que tras la emergencia, “que se presenta por primera vez en el municipio”, se tenían reportes de dos personas desaparecidas, de las cuales no reveló detalles; y de una persona herida que fue llevada al hospital municipal San Juan de Dios, donde recibía atención médica.

Comerciantes afectados

La emergencia afectó 138 inmuebles, 47 de ellos locales comerciales; y dejó incomunicado a El Retiro por las vías La María - Carabanchel y El Retiro - La Fe, que quedaron bloqueadas temporalmente mientras se removían el lodo y la maleza. En la zona rural estaban habilitadas las vías Pantanillo-Lejos del Nido; y las de la zona sur.

Entre los comerciantes, los más afectados fueron los del mall Macedonia, donde el agua penetró en los locales. Así lo relató Marlen Ciro, dueña de una papelería en la que se perdió la mercancía.

“Esto pasó cuando menos lo esperábamos, en horas de la madrugada y no se pudo salvar prácticamente nada”, dijo.

Manuel Estrada, empleado de una carnicería, dijo que esperaban salvar al menos las vitrinas.

Distribución de tareas en tres frentes

Ayer en la tarde se realizó un consejo municipal de gestión del riesgo para definir las acciones de apoyo a los damnificados.

El alcalde indicó que las tareas se enfocaron en tres frentes: uno técnico a cargo de la Secretaría de Infraestructura con la función de restablecer la movilidad y los servicios de agua potable y gas, que resultaron afectados; otro operativo a cargo de los bomberos voluntarios y la empresa Retirar, con la misión de buscar los desaparecidos y atender la contingencia; y otro que se encargaba de consolidar el censo de afectados y damnificados para canalizar las ayudas.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

.