<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 06 octubre 2021

Los expedientes por terrorismo contra la Primera Línea en el Valle de Aburrá

  • Los actos de vandalismo, al margen de las protestas sociales, se han concentrado en las estaciones del sistema metro, los peajes, sedes bancarias y cámaras de vigilancia. FOTO camilo suárez
    Los actos de vandalismo, al margen de las protestas sociales, se han concentrado en las estaciones del sistema metro, los peajes, sedes bancarias y cámaras de vigilancia. FOTO camilo suárez
  • Los actos de vandalismo, al margen de las protestas sociales, se han concentrado en las estaciones del sistema metro, los peajes, sedes bancarias y cámaras de vigilancia. FOTO camilo suárez
    Los actos de vandalismo, al margen de las protestas sociales, se han concentrado en las estaciones del sistema metro, los peajes, sedes bancarias y cámaras de vigilancia. FOTO camilo suárez
Por: Nelson Matta Colorado

De los cuatro miembros del grupo judicializados, tres están presos y uno más está prófugo, según Fiscalía.

Cuatro presuntos integrantes de la organización autodenominada Primera Línea, señalada por las autoridades de liderar actos de terrorismo y vandalismo durante las protestas en el Valle de Aburrá, están judicializados y a la espera del escrito de acusación de la Fiscalía.

Ayer el ente acusador informó que a uno de los supuestos líderes del grupo, Éver Daniel Gaviria Jaramillo (“Carroloco”), le fue revocada la libertad que le había concedido un juez en primera instancia.

Gaviria había sido capturado el pasado julio en el barrio Los Alpes, de Bello. La Fuerza Pública le encontró en el allanamiento cuatro barras de explosivos, caucheras, material de metralla e insumos para bombas molotov, así como escudos artesanales, máscaras antigases, panfletos, cartillas de adoctrinamiento de masas y una tonfa de la Policía.

La Dirección de Fiscalías contra la Criminalidad Organizada le imputó cargos por concierto para delinquir, terrorismo, tenencia de explosivos y uso de menores de edad en la comisión de delitos.

Gaviria se declaró inocente en la audiencia de control de garantías y el juzgado consideró que no había méritos para enviarlo tras las rejas, por lo que decretó su libertad. La Fiscalía apeló esa decisión ante un juez de conocimiento, quien en segunda instancia revocó el fallo y ordenó su recaptura, bajo la medida de aseguramiento intramural.

Fuentes judiciales le contaron a EL COLOMBIANO que “Carroloco” está prófugo y al parecer salió de la ciudad.

Javier García, delegado contra la Criminalidad Organizada de la Fiscalía, recordó que el procesado “estaría involucrado en el entrenamiento ilícito de menores de edad. En algunos videos se evidenció que, en el Parque de Los Deseos y otros puntos de Medellín, personas con la cara cubierta instruyeron a niños en el manejo de escudos y elementos peligrosos para enfrentar a la Fuerza Pública”.

El fiscal añadió que “hay indicios de que este hombre sería uno de los responsables de la destrucción del peaje de Niquía en Bello, el pasado 30 de abril; y del ataque a una casa del barrio Moravia, con la idea falsa de que allí había sido abusada sexualmente una mujer por parte de algunos policías”.

Expedientes abiertos

Según los reportes de la Fiscalía y la Policía, otros tres presuntos miembros de la Primera Línea están en prisión: Juan David Duque Piedrahíta (“el Demonio”), Andrés Felipe Restrepo Ospina (“Pipe”) y Juan Fernando Torres Becerra (“el Narrador”).

También fueron detenidos en julio y la Dirección Seccional de Fiscalías de Medellín les imputó cargos por terrorismo, señalándolos de desmanes ocurridos entre el 28 de abril y el 9 de junio, que incluyeron los destrozos y saqueos en la sede de la Personería del sector El Bosque, el Parque Norte, sedes bancarias del Centro, en La Alpujarra y la glorieta de la estación del metro de Niquía.

A “el Narrador” le añadieron el cargo de instigación a delinquir agravada, porque “sería el presunto responsable de hacer transmisiones en vivo por redes sociales, en las que instigaría a realizar actos vandálicos, además de mostrar los momentos en que la Policía era atacada”.

Los tres rechazaron las imputaciones y su defensa apeló la medida de aseguramiento intramural, pero en segunda instancia el Juzgado 14 Penal del Circuito de Medellín confirmó esa decisión.

En redes sociales la Primera Línea catalogó esas detenciones como actos de estigmatización a las protestas y calificó a los capturados como “presos políticos”. Incluso convocó a plantones para exigir su libertad, en el Parque de los Deseos y el búnker de la Fiscalía.

Otro detenido por actos de violencia en las marchas es Cristian Toro Correa, de 22 años, quien el pasado 20 de julio en cercanías a Plaza Mayor, atacó por detrás a una patrullera del Escuadrón Antidisturbios, propinándole una patada voladora que la dejó incapacitada. La captura fue en el barrio Mesa de Bello y le imputaron el delito de violencia contra servidor público. Por el momento no hay evidencia de que Toro también pertenezca a la Primera Línea.

Aunque la Policía y el Ministerio de Defensa han dicho que este movimiento recibe financiación de la guerrilla, en el Valle de Aburrá todavía no hay imputaciones por eso

5
meses de protestas en 2021 conmemoró la Primera Línea el pasado 28 de septiembre.

Contexto de la Noticia

Paréntesis un fenómeno de alcance nacional

La Primera Línea es un movimiento de carácter nacional, que tomó fuerza en las protestas del pasado 28 de abril y se divide en grupos por ciudades o vecindarios. La mayoría de sus integrantes son jóvenes, que usan escudos y armas rudimentarias para confrontar al Esmad. Sin embargo, su logística incluye otros subgrupos formados por algunos paramédicos, alimentadores, publicistas, comunicadores, financistas y
camarógrafos que brindan apoyo a sus actividades.

En el Valle de Aburrá, las más activas son las Primeras Líneas de Moravia, Itagüí, Medellín, Caldas y del Norte, de la cual es presunto miembro alias “Carroloco”.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.

.