<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 27 mayo 2021

Búsqueda de Sebastián Restrepo, desaparecido entre Envigado y El Retiro, no cesa

  • El artista y caminante solía tomar la ruta que lleva a la reserva San Sebastián de la Castellana para hacer senderismo. La última vez que se supo sobre su paradero fue el lunes 17 de mayo, cuando emprendió rumbo en solitario a hacer su caminata. FOTO cortesía
    El artista y caminante solía tomar la ruta que lleva a la reserva San Sebastián de la Castellana para hacer senderismo. La última vez que se supo sobre su paradero fue el lunes 17 de mayo, cuando emprendió rumbo en solitario a hacer su caminata. FOTO cortesía
  • El artista y caminante solía tomar la ruta que lleva a la reserva San Sebastián de la Castellana para hacer senderismo. La última vez que se supo sobre su paradero fue el lunes 17 de mayo, cuando emprendió rumbo en solitario a hacer su caminata. FOTO cortesía
    El artista y caminante solía tomar la ruta que lleva a la reserva San Sebastián de la Castellana para hacer senderismo. La última vez que se supo sobre su paradero fue el lunes 17 de mayo, cuando emprendió rumbo en solitario a hacer su caminata. FOTO cortesía
La búsqueda de Sebastián Antonio Restrepo no cesa
Por Edison Ferney Henao h.

El hombre de 36 años salió el 17 de mayo hacia San Sebastián de la Castellana, entre Envigado y El Retiro. Pese a pesquisas, no hay hallazgos.

“El terreno es complejo. Hay varias trochas y pendientes. Mucho bosque. Se debe tener un equipo base para poder circular. La reserva es muy grande y tupida. ¡Grandísima!”.

Es probable que Andrés Carmona Sierra no se hubiera preguntado, de manera insistente, por la extensión de un pedazo de tierra. Es posible, también, que su concepción de lo grande fuera diferente o que, diez días atrás, no fuese relevante para él.

Sin embargo, desde el lunes 17 de mayo de este año, tiene esa definición más que presente. Entonces, a eso de las 9:20 de la mañana, su primo Sebastián Antonio Restrepo Sierra salió de su casa, en Laureles, para hacer una caminata. Su ruta era la de siempre: San Sebastián de la Castellana —tierra con la que comparte nombre—, una reserva natural entre Envigado, al sur del Aburrá, y El Retiro, en el Oriente de Antioquia.

La inquietud por la grandeza, o por la extensión, de Carmona Sierra no vino con esa salida usual de su primo. La incertidumbre ante lo inmenso y espeso, poblado de verde, vino después, cuando él, y el resto de la familia, asumió que Sebastián Antonio había desaparecido. “Sabemos que llegó al lugar, pero no salió. Van nueve días. Y nada”, cuenta Carmona.

Ayer se cumplieron diez días. Familiares y amigos no paran de buscarlo. Cuerpos de bomberos han tenido que desertar, pues sus capacidades no les permiten continuar. El caso ya está a cargo del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía.

Un día, como cualquier otro

“Él salió tipo 9:20 de la casa, del barrio Florida Nueva, cerca de Laureles. Luego cogió la ruta del metro y se bajó en Envigado. Allí, tomó el alimentador que solía llevarlo hasta la reserva. Iba solo”, relata Carmona Sierra.

¿La práctica era frecuente? “Sí. Él solía demorarse haciendo sus caminatas”, responde y, sin hacer pausa alguna, continúa: “Iba con ropa para hacer una caminata de unas dos o tres horas: no llevaba botas; estaba usando tenis, pantaloneta y camiseta de manga larga. Creíamos que iba a volver, porque cuando él termina sus rutas toma un taxi cerca a la zona de San Diego. Después, llega a la casa. Es la rutina que siempre hace”.

Esa mañana desembocó en la publicación de varias noticias en medios de comunicación. Este diario, el jueves pasado, informó: “Los cuerpos de socorro y la Fiscalía seccional culminaron en la tarde de este jueves la segunda jornada de búsqueda de Sebastián Antonio Restrepo Sierra, quien, aparentemente, se extravió en las montañas que conectan a Envigado y El Retiro”.

Al no tener noticias sobre la ubicación del caminante, la familia (compuesta por su padre Guillermo Restrepo, tíos y varios primos) alertó sobre la posible desaparición a la Fiscalía. La institución compartió el caso en su Grupo de Búsqueda de Personas Desaparecidas, con el fin de ubicarle.

¿Quién es Sebastián Antonio? “Él es muy cercano al sector artístico. Estudió artes plásticas en la Universidad Nacional, ha sido profesor en Bellas Artes y curador en el Museo de Antioquia y el de la Memoria”, detalla Carmona Sierra. “Y es muy amante de la pintura. Le gusta mucho hacer retratos”, agrega.

Esta relación con el sector cultural, sostiene, es la que ha convocado a varias personas e instituciones en torno a su búsqueda. “Mucha gente se ha sumado por eso, porque son cercanos al gremio artístico: dibujantes, escritores, pintores”, dice.

La organización ha sido tal, que se han emitido comunicados a la opinión pública, hay apoyos de prensa y coordinadores de logística, tanto en Medellín como en los pueblos que acordonan la reserva, donde se supone que Sebastián Antonio se extravió.

Tras su pista

Sobre las certezas, Carmona Sierra sostuvo que, por ahora, solo existe una: “Tenemos evidencia de la cámara del bus que él tomó: cuando se monta y se baja, a eso de las 10:14 de la mañana. Ahí, le perdimos el rastro (alcanzó a llegar hasta la reserva)”.

El subteniente Andrés Felipe García, comandante del Cuerpo de Bomberos de El Retiro, reconstruyó parte del proceso de búsqueda.

“El reporte llegó el lunes en la noche, pero la información no era muy completa. Ya el martes, nos compartieron otros datos, entonces comenzamos a hacer un barrido, junto con la Policía, por el lado de Normandía (jurisdicción de El Retiro). Los bomberos de Envigado, lo hicieron por El Salado. No encontramos nada”, afirmó.

“También nos acompañaron bomberos de La Ceja, Marinilla y la Cruz Roja. Estuvimos dos días en la zona alta. Marcamos el terreno (...). Ya el domingo (23 de mayo), a las 6:00 de la tarde, optamos por cerrar operaciones. Calculo que peinamos 1.200 hectáreas (la reserva tiene 195). Hay unas zonas complejas y críticas, a las que no se pudo llegar, pero apelamos a drones, perros y cuerdas”, complementó.

Aunque no hay una inferencia oficial, se tienen tres hipótesis, según Carmona Sierra. “Pensamos que pudo haberse caído por un barranco. Otra hipótesis es que pudo extraviarse, por caminar más allá del límite que solía transitar. El último supuesto que sacamos es que pudo ser por obra humana: un secuestro, una retención”, expone.

El comandante García, por su parte, aclaró que los bomberos, como institución, apoyan las labores de rescate. Ese es su alcance. “El tema de búsquedas es de otra competencia. Caso del Grupo de Desaparecidos de la Fiscalía. Es un caso extraño. Y se nos acabaron las alternativas para resolverlo”, enfatizó.

Consultada al respecto, la Fiscalía indicó que, en el momento del reporte, se activó una búsqueda urgente, para ubicar al caminante. Pese a que los agentes del CTI han acompañado el proceso, la institución sostuvo que, en esta instancia, “lo único que podemos decir es que se activó el mecanismo de búsqueda urgente y que esta continúa (...)”.

Marcelo Jaramillo es guía profesional y conoce la zona de San Sebastián de la Castellana desde hace 20 años. Ha apoyado en la coordinación de las búsquedas en terreno desde el pasado viernes.

“Se han organizado varios equipos de cuatro civiles voluntarios, apoyados por seis bomberos. Las exploraciones se han hecho por diferentes rutas y mediante mapas, para evitar repetir trayectos. Van más de 30 caminatas, pero no hay hallazgos”.

Tras aclarar que la esperanza está intacta, Jaramillo concluyó: “A estas alturas, siendo miércoles 26 de mayo, sería un milagro encontrarlo con vida, porque han pasado demasiados días. Esa zona es muy montañosa. Hay precipicios. Entre una plantación de pinos y la reserva se suman más de 3.000 hectáreas. Se tiene la esperanza de encontrarlo vivo, pero es muy difícil. El lugar puede llegar a 2.900 metros de altura”.

Y reiteró: “La fe es lo último que se pierde”. En esa materialización de la grandeza —que no solo es terrestre— también confía Carmona Sierra, y todos los que esperan por el retorno de Sebastián Antonio

Infográfico

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Información para apoyar la búsqueda

Sebastián es un hombre de contextura mediana, mide 1,76 metros de estatura, es de piel blanca, con cara ovalada, cabello castaño (corto y liso), ojos claros, nariz recta y boca y labios medianos. El día de su desaparición llevaba puesta una camiseta blanca, de manga larga, una pantaloneta negra y una gorra oscura. Portaba una tula negra y verde y unas gafas. Su búsqueda, que implica desplazamientos a la reserva, rutas por hospitales de la región, alimentación y recursos para volanteo, puede apoyarse mediante donaciones e información, a través de los teléfonos 3148926271, 3173659766 y 3052439199.

Edison Ferney Henao Hernández

Periodista y politólogo en formación. Aprendo a escribir y, a veces, hablo sobre política.

.