<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?

Por lo menos tres bloques están en la disputa por el primer cargo del departamento. Uno de ellos quiere sumar a Luis Fernando Suárez, el candidato de Aníbal Gaviria.

  • Arriba: Juan Diego Gómez, Mauricio Tobón y Andrés Julián Rendón; en el medio: Luis Fernando Suárez, Juan David Montoya y Jorge Gómez; abajo: Julián Bedoya, Luis Pérez y Esteban Restrepo. FOTOS EL COLOMBIANO y Cortesía
    Arriba: Juan Diego Gómez, Mauricio Tobón y Andrés Julián Rendón; en el medio: Luis Fernando Suárez, Juan David Montoya y Jorge Gómez; abajo: Julián Bedoya, Luis Pérez y Esteban Restrepo. FOTOS EL COLOMBIANO y Cortesía
  • ¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?
  • ¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?
  • ¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?
  • ¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?
29 de marzo de 2023
bookmark

En tiempos de campaña parece que la consigna de “uno para todos y todos para uno” es el as bajo la manga que juegan quienes en el pasado han sido rivales políticos, pero que hoy motivados en el interés de ganar las próximas elecciones deponen sus banderas particulares para ponerlas al servicio de la causa, incluso si en ello tienen que atacar de frente a quien hasta hace poco les dio la mermelada.

La última de esas jugadas es la invitación que el lunes en la noche los aspirantes a la Gobernación de Antioquia Juan Diego Gómez, Eugenio Prieto, Andrés Julián Rendón y Mauricio Tobón le extendieron a Luis Fernando Suárez, candidato de Aníbal Gaviria, para conversar sobre la realidad de Antioquia de cara a las elecciones, lo que podría abrir la puerta a una futura alianza.

Aunque en su discurso esta coalición intenta desmarcarse del eje Quintero-Petro, lo cierto es que la cercanía que algunos de ellos han tenido con ambos mandatarios deja un halo de dudas sobre esta estrategia política.

Por ejemplo, tanto Eugenio Prieto como Mauricio Tobón han tenido que ver con el gobierno Quintero. Prieto tuvo hasta este enero cuotas en la Secretaría de Movilidad y en Terminales Medellín.

Por su parte, Mauricio Tobón aún es socio minoritario del medio Minuto 30, que se ha convertido en una caja de resonancia de la administración Quintero. Pero además fue este medio el que organizó los foros de Independientes para definir la candidatura de Juan Carlos Upegui a la Alcaldía de Medellín. Todo ello a pesar de que Tobón dice que no incide en los contenidos.

Entre tanto, el expresidente del Congreso Juan Diego Gómez tuvo en el inicio del mandato de Quintero sus cuotas en la administración.

Le puede interesar: Se cocinan candidaturas a alcaldías de Sabaneta y La Estrella, y otras movidas electorales

Quieren sumar a Suárez

La invitación al hoy candidato de Aníbal Gaviria llega casi dos meses después de que los cuatro primeros iniciaran conversaciones a finales de enero para unificar una estrategia que les permita consolidar una fuerza que enfrente la maquinaria y el poder económico que hoy ostenta la candidatura del exsenador liberal Julián Bedoya, que tiene apoyo del senador conservador Carlos Andrés Trujillo, ambos aliados del alcalde Daniel Quintero.

En esas primeras conversaciones, que tuvieron como escenario un restaurante en el mall de Indiana, Oriente antioqueño, era muy clara la intención de marcar una línea roja contra cualquier opción que represente los intereses de Bedoya, Trujillo y Quintero.

También se habló entonces de la necesidad de ampliar la convocatoria y de llamar a otros sectores, entre ellos los del exalcalde Federico Gutiérrez y del gobernador Aníbal Gaviria.

Larga deliberación

Alrededor de la participación de Gutiérrez en esta alianza había más unanimidad en el grupo que frente a la inclusión de Suárez. De hecho, Andrés Julián Rendón y Mauricio Tobón han expresado públicamente, por separado, sus críticas a la gestión del gobierno de Gaviria.

De ahí que llegar a la decisión de invitar a Suárez fue un largo recorrido en el que se sopesó la realidad política y electoral. A propósito de esto último, una fuente le dijo a EL COLOMBIANO que hay varias alertas en las regiones por los “ríos de plata que se están moviendo para comprar líderes y posicionar cierta campaña, que ya ha demostrado que está dispuesta a todo con tal de ganar la Gobernación”.

La carta que el cuarteto de aspirantes publicó para Suárez señala que “la realidad actual de Colombia y Medellín, liderada por el eje Petro-Quintero, exige un proceso de unidad que le haga frente a la pretensión de desestabilizar a Antioquia y al resto del país”.

El grupo también venía recibiendo peticiones de empresarios y sectores políticos del departamento para que invitaran a Suárez a dialogar. Hasta el lunes no había unanimidad frente a si era pertinente buscar este acercamiento.

De hecho, fueron casi cinco horas las que se tardaron el lunes en el diálogo que los llevó a publicar el comunicado con la invitación. Según contaron, pusieron los argumentos sobre la mesa y llegaron a la conclusión de que con Suárez podrían convertirse en una opción difícil de derrotar. Lo otro que se supo es que previamente a algunos de estos precandidatos les habían ofrecido, desde otros sectores, sumarse de forma individual a la candidatura de Suárez, pero ninguno ha cedido aún.

<b>¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?</b>

Esperando la respuesta

Lo que sigue de aquí en adelante con esta alianza dependerá de varios factores, entre ellos, la decisión de “Fico” y la respuesta de Suárez, quien conoció la carta en redes sociales.

Él dijo que no ha conversado directamente con ellos, más allá de un diálogo que tuvo hace un mes con Prieto. “Siento que las invitaciones no se hacen ahí (por redes)”, manifestó. Pero lo cierto es que está abierto a conversar, incluso, cuando tiene diferencias en posturas y formas de gobernar con algunos de ese grupo, del que desconoce a cuáles avances o acuerdos han llegado. Su equipo está construyendo una respuesta a la invitación que, posiblemente, darán a conocer también de forma pública.

Sobre si aceptaría participar en un mecanismo para escoger una candidatura única con este equipo, Suárez cree que es un tema cuya oportunidad y conveniencia se evaluaría a futuro. Primero seguirá concentrado en su campaña, recogiendo firmas, caminando los territorios, dialogando con diversos sectores y consolidando sus propuestas de gobierno. Hoy, justamente, abre su sede de campaña en el Parque Malibú, de Medellín.

También: “A Antioquia no se la pueden tomar el petrismo ni el quinterismo”: Mauricio Tobón

Si Suárez llega o no a esta alianza, el camino para buscar la candidatura única de este grupo todavía no está definido, ni en tiempo ni en modo.

Se ha hablado de una consulta abierta, una encuesta y un acuerdo político. Sin embargo, no son decisiones fáciles porque cada uno tiene hoy aspiraciones y de hecho han comenzado a mover de forma independiente sus campañas. Por un lado, Rendón y Tobón recogen firmas, mientras que Gómez y Prieto aún no deciden el mecanismo por el cual buscarían sus avales.

<b>¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?</b>

Pero además, en las definiciones también entrará a jugar el exgobernador Luis Pérez, que si bien no ha confirmado ni desmentido su intención, en algunos sectores políticos lo dan como hecho.

Si Pérez entra en la baraja lo más seguro es que termine en alianza con los socios de Daniel Quintero, dada su cercanía política, es decir con Bedoya y Trujillo. Pero también podría poner en riesgo la estabilidad del cuarteto porque allí hay unos viejos aliados suyos como Mauricio Tobón, quien fue gerente del Idea durante su gobierno.

Por el lado de Federico Gutiérrez, la expectativa sigue girando en torno a si será candidato y a cuál cargo (porque aunque se diga que va para la Alcaldía de Medellín está abierta la posibilidad de la Gobernación), o si le dará un guiño a alguno de los actuales aspirantes o si esperará que aparezcan más nombres.

En todo caso el excandidato presidencial, que obtuvo 1,3 millones de votos en Antioquia en la primera vuelta de las pasadas elecciones, parece no tener afán en anticipar alianzas y más bien esperar a ver desde la orilla cómo se van decantando estas coaliciones que pueden hacer aguas en la recta final de una contienda a la que aún le restan siete meses de acomodos y presiones para subirse o bajarse del tarjetón electoral.

La precandidatura a la Gobernación del cuestionado exsenador Julián Bedoya estuvo rodeada de críticas desde su anuncio, pues aprovechó una fiesta que hizo a periodistas para saltar al ruedo. Botó la casa por la ventana: llevó a Peter Manjarrés, repartió comida, tabletas Galaxy Tab A7 Lite y bonos de $800.000. Aún sin candidatura inscrita mostró la plata que está dispuesto a invertir para quedarse con el poder en Antioquia.

En ese evento Bedoya confirmó la alianza con el senador conservador Carlos Andrés Trujillo, barón electoral con gran maquinaria en el departamento. No es que la tengan ganada, pero son una dupla de la que muchos se cuidan, en especial, porque también se sabe que en su proyecto político, aunque por el momento no han hecho pública una alianza, está incluido Esteban Restrepo, exsecretario de Gobierno de Medellín y la ficha del alcalde Daniel Quintero.

Las peleas y polémicas interminables de Quintero, escándalos como la investigación en contra de su exsecretaria de Educación Alexandra Agudelo por contratación de Buen Comienzo, la baja calificación ciudadana a su gestión y señalamientos por hechos de presunta corrupción son argumentos para quienes no apoyarían a Restrepo en una candidatura. Se suma que muchos no están de acuerdo con el apoyo que Bedoya y Trujillo le dieron a la candidatura presidencial de Gustavo Petro.

<b>¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?</b>

Además, Bedoya tiene sus propios escándalos: una investigación abierta por presunta falsedad e irregularidades en el proceso para obtener el título de abogado en la Universidad de Medellín; y le abrieron un proceso para quitarle la curul en 2021 por ausentismo en su condición de congresista.

Por otro lado, quienes conocen a Trujillo saben que siempre ha ido tras el poder a como dé lugar, que el aliado de hoy puede ser el enemigo de mañana, que la construcción de su imperio va más allá del Partido Conservador y que está aceitada su maquinaria por su habilidad para acaparar “mermelada” burocrática.

No en vano es quien manda en Itagüí, el que pone alcaldes allá y el que llevó a la Cámara de Representantes a su fórmula Daniel Restrepo, que solo había sido concejal, con una de las votaciones más altas de las pasadas elecciones. Y sus influencias llegaron hasta la administración de Quintero: es sabido que tiene cuotas en algunas secretarías.

También es evidente la llave de la dupla Bedoya-Trujillo con Esteban Restrepo, alfil y aliado incondicional de Quintero y quien es cuestionado por su rápido enriquecimiento desde que entró a la administración de Medellín.

Hace solo algunos días a Restrepo y a Bedoya se les vio muy sincronizados en una reunión en un hotel de El Poblado, junto a León Mario Bedoya, exalcalde de Itagüí que peleó con Trujillo.

Según dijo este último, Restrepo propició una encerrona para que hablara con Julián Bedoya. Contó que le ofrecieron participar en la alianza a la Gobernación, pero que dejara de lado cualquier aspiración en Itagüí. León Mario afirmó que se negó.

En esta apuesta falta sopesar la posible candidatura del exgobernador Luis Pérez, de entrañas liberales y muy cercano a Daniel Quintero. Por el momento, Pérez no ha oficializado nada de cara a las elecciones de octubre, pero sopesando los egos y su capacidad para obtener votos, muchos creen que él sería el escogido finalmente para asumir las banderas de una candidatura única de este grupo ante los cuestionamientos a Bedoya y el poco peso de Restrepo.

Los sectores alternativos que se abren en medio de una campaña de extremos

Apenas la semana pasada, el partido que orientan Sergio Fajardo y Jorge Robledo, Dignidad y Compromiso, comenzó a mover sus cartas para las elecciones locales.

Bajo su impulso y con la intención de desmarcarse de esa línea roja entre uribistas y petristas, el partido presentó a dos de sus aspirantes a la Gobernación. Se trata del exrepresentante a la Cámara Jorge Gómez Gallego, y el excandidato a la Alcaldía de El Retiro, Juan David Montoya.

Aún no tienen claridad sobre cómo definirán la candidatura única porque tampoco están cerrados a buscar alianzas con otras colectividades o movimientos que cabalguen en sus principios. Y además, todavía podrían aparecer otros precandidatos dentro del mismo partido.

Tanto Gómez como Montoya arrancaran sus recorridos esperando sumar esos sectores más independientes y de centro.

<b>¿Luis Pérez será la última carta de Daniel Quintero?</b>

Por los verdes

En esa tarea también está el diputado por el Partido Verde Camilo Calle, quien ya arrancó en el partidor con el apoyo de su colectividad.

Desde algunos sectores políticos ven factible que esta candidatura vaya en una alianza con Dignidad y Compromiso, pero oficialmente no se ha dado ninguna conversación.

De hecho, Gómez indicó que por ahora están concentrados en la organización de su nuevo partido y cada colectividad, dijo, está en su proceso interno.

El diputado Calle consideró que por ahora le parece poco serio que se estén armando alianzas y coaliciones a la Gobernación, pues estas hoy obedecen más a intereses particulares.

“Uno hace alianzas más adelante sobre propuestas y aquí no se ha visto nada de eso. No son serias y me parece que son fotos estériles de un momento”.

Calle agregó que con Dignidad y Compromiso no tiene ninguna incompatibilidad, pero entiende que ellos están en sus procesos internos y él está enfocado en sacar adelante su propia campaña.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*