<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 23 febrero 2019

Dueño del avión de Chapecoense culpa a la Nación por el accidente

  • El vuelo 2933 de Lamia, que procedía de Bolivia con el club de fútbol Chapecoense y algunos periodistas, se estrelló en La Unión, Antioquia, el 28 de noviembre de 2016. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    El vuelo 2933 de Lamia, que procedía de Bolivia con el club de fútbol Chapecoense y algunos periodistas, se estrelló en La Unión, Antioquia, el 28 de noviembre de 2016. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
  • El vuelo 2933 de Lamia, que procedía de Bolivia con el club de fútbol Chapecoense y algunos periodistas, se estrelló en La Unión, Antioquia, el 28 de noviembre de 2016. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    El vuelo 2933 de Lamia, que procedía de Bolivia con el club de fútbol Chapecoense y algunos periodistas, se estrelló en La Unión, Antioquia, el 28 de noviembre de 2016. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
Por DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES

Ricardo Albacete, propietario de la aeronave de Lamia que se estrelló en 2016, demandó al Estado por la tragedia, argumentando errores de la Aeronáutica Civil.

Once millones de dólares es lo que pretende obtener del Estado colombiano el empresario venezolano Ricardo Albacete, dueño del avión en el que viajaba el club de fútbol Chapecoense que se estrelló hace dos años en La Unión, Antioquia, y dejó como saldo un total de 71 víctimas mortales.

Reclama, y por ello instauró una demanda ante el Tribunal Superior de Cundinamarca, que la Aeronáutica Civil (Aerocivil) cometió irregularidades al dejar ingresar la aeronave al país, pues no tenía los permisos necesarios para volar, y desestimó que la falta de combustible fuera la causa del accidente.

Otra razón por la cual Albacete tomó la decisión de querellarse contra la Nación es porque hasta la fecha no ha recibido indemnización por parte de las aseguradoras.

Esta semana se suspendió por tercera vez una audiencia de conciliación entre las compañías de seguros y la aerolínea Lamia, según reseñó el diario boliviano El Deber, en un proceso que se adelanta desde noviembre pasado y en el cual el propietario de la aeronave exige 13 millones de dólares.

La denuncia

Además de pedir que se reabra la investigación, argumentando que existen contradicciones en el informe final del accidente de la Aeronáutica Civil, Albacete señaló que la controladora del aeropuerto de Rionegro dio malas instrucciones que, sumadas al actuar temerario de la tripulación, causaron el accidente.

En entrevista con Noticias Uno, el dueño de la aeronave siniestrada (y otras dos que permanecen retenidas por las autoridades en Bolivia), explicó las maniobras equivocadas hicieron que se apagaran los motores.

“La aeronave tenía combustible, pero lo pierde en la operación irracional que hizo él (el piloto) haciéndole caso a la controladora de bajar rápidamente”, anotó.

La teoría que sostiene es que desde el aeropuerto confundieron al capitán, que si no se hubiera desviado habría podido planear y así evitar la tragedia.

Responde la Aerocivil

Mediante un comunicado, la Aerocivil respondió a las críticas del empresario y defiende el informe final del accidente, que fue elaborado con participación de expertos del Reino Unido, Estados Unidos, Bolivia, Brasil y Colombia.

En este se concluyó que fueron las fallas en la planificación del vuelo por parte de Lamia y la tripulación, además de otros motivos (ver Origen) que impidieron recibir apoyo y evitar el accidente.

La Aerocivil prepara la defensa ante la demanda e indicó que no responderá en otro lugar que no sea en los estrados judiciales, pero tiene la certeza que la justicia respaldará las acciones tomadas por la entidad .

Contexto de la Noticia

ORIGEN EL INFORME DE LA investigación

En el resumen del informe final del accidente, presentado por la Aerocivil con fecha de agosto del 2017, se concluyen las principales causas de la tragedia del vuelo 2933 de Lamia. Según el documento, fue la mala planificación de la aerolínea para un vuelo internacional, pues no contempló la cantidad necesaria de combustible, ni de reserva, para evitar un accidente. Como consecuencia se apagaron los cuatro motores, que como agravante tuvieron la actuación temeraria de la tripulación que no informó a tiempo del agotamiento de combustible, ocasionando el siniestro.

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

.