<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 27 noviembre 2021

Dos hinchas a la cárcel por un asesinato después de la derrota de Nacional

  • A los capturados se les incautó un arma blanca. FOTO: CORTESÍA DE LA FISCALÍA.
    A los capturados se les incautó un arma blanca. FOTO: CORTESÍA DE LA FISCALÍA.
  • A los capturados se les incautó un arma blanca. FOTO: CORTESÍA DE LA FISCALÍA.
    A los capturados se les incautó un arma blanca. FOTO: CORTESÍA DE LA FISCALÍA.
El Colombiano

Los dos presuntos responsables del asesinato de un joven venezolano de 28 años, perpetrado el pasado 21 de noviembre luego del partido Nacional-Millonarios, fueron enviados a prisión.

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado 31 Penal Municipal de Medellín impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra David Stiven Pareja Estrada y Bayron Bedoya Toro, los dos imputados.

El hecho, como publicó EL COLOMBIANO en su momento, sucedió horas después del partido que Nacional perdió 1-3 con Millonarios, disputado en el Atanasio Girardot.

Según el informe oficial del caso, Anderson Ignacio Rodríguez Laya (la víctima) laboraba como mesero y ”jalonador” de clientes de un establecimiento de comidas, en la carrera 70.

Según testigos, en las afueras del local se presentó una pelea entre hinchas del Atlético Nacional, en la cual también resultó involucrado el mesero. Este último llevó la peor parte, al recibir varias puñaladas.

El mesero fue trasladado de emergencia a la Clínica Soma, pero la gravedad de sus heridas terminó ocasionando su deceso.

La versión compartida por la Fiscalía da más detalles. Según el ente investigador, Rodríguez Laya, haciendo su trabajo, invitó a varios hinchas, de manera jocosa, a que entraran al local de comidas para el que trabajaba.

Según el reporte, los agresores tomaron la invitación como una burla a la derrota de Nacional y atacaron a la víctima.

Pareja Estrada y Bedoya Toro, supuestos los agresores, negaron el homicidio, delito por el que se les acusa. A Bedoya, sin embargo, le incautaron un cuchillo y prendas de vestir cubiertas con sangre.

.