<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 19 febrero 2021

Quintero no tiene a Medellín en su corazón, asegura Alicia Mejía

  • La exdirectora de Inexmoda, Colombiamoda y Colombiatex le pide al alcalde que exponga con claridad su sueño de ciudad y no case más peleas. FOTO ARCHIVO
    La exdirectora de Inexmoda, Colombiamoda y Colombiatex le pide al alcalde que exponga con claridad su sueño de ciudad y no case más peleas. FOTO ARCHIVO
  • La exdirectora de Inexmoda, Colombiamoda y Colombiatex le pide al alcalde que exponga con claridad su sueño de ciudad y no case más peleas. FOTO ARCHIVO
    La exdirectora de Inexmoda, Colombiamoda y Colombiatex le pide al alcalde que exponga con claridad su sueño de ciudad y no case más peleas. FOTO ARCHIVO
Gustavo Ospina Zapata

A las voces que rechazan la gestión del alcalde Medellín, Daniel Quintero Calle, se sumó este viernes la de Alicia Mejía Escobar, exdirectora de Mercadeo de Inexmoda y luego directora de Colombiatex y Colombiamoda, y también de Expoartesano. Una mujer de reconocida trayectoria en la ciudad por estos cargos y por su labor como gestora cultural y social.

A través de una carta personal dirigida al Alcalde, Mejía, de 74 años y hoy jubilada pero atenta a los sucesos de la ciudad, afirma que hace más o menos un mes los promotores de la revocatoria al mandatario le pidieron su apoyo a la iniciativa y ella inicialmente se negó, pero hoy decidió respaldarla.

En su carta, Mejía Escobar le cuenta al Alcalde los sucesos que sorteó la ciudad, la unión de empresarios, alcaldes y dirigentes políticos, de todos y en equipo, especialmente en la década del 80 cuando se vivió lo peor de la violencia del narcotráfico

“Trabajé con todos ellos y con muchos otros empresarios honestos y prudentes que decidieron no irse de Medellín cuando hubo crisis. Ellos han estado siempre dispuestos a trabajar en equipo con los gobiernos de turno, sin egos, sin agendas paralelas, sin jefes políticos que quizás tengan intereses distintos a ese interés colectivo que usted no ha sabido convocar para trabajar por Medellín”, afirma en su misiva, la cual fue publicada en redes sociales.

Mejía Escobar también recuerda que es nieta de Gonzalo Mejía, un empresario y visionario antioqueño a quien se le deben obras como la carretera al mar, la fundación de Cine Colombia y la filmación de una cinta pionera en el país como “Bajo el cielo antioqueño”.

Finalmente, la exdirectiva empresarial le dice a Quintero que hoy sí firmaría la revocatoria que cursa en su contra, porque lo ve “disperso, emocional, sin sueños grandes para Medellín”.

EL COLOMBIANO la contactó para ahondar en las razones que la llevaron a cambiar su posición frente a la figura de la revocatoria, la cual empezó a ser promovida desde el año anterior por varias personalidades, y que aunque tiene aval de la Registraduría para la recolección de firmas, tras pasar la audiencia pública, en el momento está parada por orden de la misma Registraduría por motivos de la covid-19.

Señora Mejía, ¿hace cuánto escribió la carta?

“Hace un mes y medio me llamaron para que yo firmara la revocatoria del alcalde y contesté que no la firmaba porque no lo conocía a él, no tenía Twitter, no lo seguía por Twitter, dije que me iba a tomar el tiempo para tratar de conocerlo. Entonces, ¿qué hice? Me metí a esa red dos o tres días, me aburrió mucho, pero observé la forma como él se expresa. Un día que estaba en televisión, en una entrevista en el periódico, en una revista, leía con mucha atención sus palabras y ahí me hice un mapeo de esa persona y lo que en mí generaba. Y, entonces, me decidí a escribir la carta”.

¿Cuándo la escribió?

“La escribí hace unos diez días. Ni sé porqué no la había mandado antes, pero esta mañana dije: bueno, ya es hora de enviarla, de que ojalá él la lea y su gente alrededor la lea. Sale de mi corazón, Gustavo, sin rabias, sin odios, sin hundir a nadie, sino que me parece y lo repito: él es como un niño jugando a ser alcalde”.

¿Usted les envió esta carta a los de la revocatoria o solo la hizo pública en sus redes sociales?

“La hice pública en mis redes”.

¿Espera que el alcalde responda, que capte su mensaje y cambie, o cree que él no es capaz de cambiar?

“Lograr que unas palabras mías lo cambien no es fácil. Pero sí hay muchas palabras como las mías que nos expresamos al alcalde sin odios políticos, sino con análisis de lo que es ser buen ser humano, ser buen alcalde, y creo o espero que llegue un momento en el que dialogue. Hay que dialogar; dialogar no es solamente él hacia el lado de la empresa privada, es de la empresa privada hacia él, anteponer egos, odios, molestias, fracturas, por una cosa que se llama Medellín y en ese sentido sí espero que mi voz dé aliento a otras voces para manifestar posturas”.

¿Los promotores de la revocatoria la han contactado después de esta carta?

“No, me contactaron hace como mes y medio, fue cuando les dije no, a mí no me pongan en nada ni a firmar nada, porque cuando lo haga es porque yo lo decidí desde mi perspectiva, como ciudadana de Medellín”.

Usted básicamente lo cuestiona por el manejo del tema de EPM...

“No, por el manejo de todo”.

¿Ve que la ciudad tampoco tiene rumbo en muchos otros temas?

“Es que me parece que lleva un año de alcalde y uno cuando tiene un puesto de importancia tiene que transmitir los sueños que tiene alrededor de eso. Entonces, él se mete con Buen Comienzo, pero tampoco tiene la solución; se mete con el Jardín Botánico, y tampoco. ¿Qué es lo que él quiere con la ciudad? ¿Quiere ser recordado como un alcalde que propuso, un alcalde que hizo, que construyó, o un alcalde que peleó, que se metió como de machito con todos? Porque veo un alcalde casando peleas, y creo que ya es el momento para que él se siente en su despacho, con su señora y sus dos hijas, y mirarse y ver qué es lo que quiere y quieren como seres humanos. Que sean responsables con esto”.

¿Usted ve a Quintero como sin norte, como corrupto o buscando imponer otro modelo de ciudad?

“Mira, la palabra corrupción no puedo usarla, porque me lo han dicho también pero les he respondido: me traen los documentos donde me demuestren que hay corrupción. Esa palabra no la he tocado. Me parece que es un señor que no tiene norte, no tiene a Medellín en su corazón, no es la persona que se mete de lleno a sacar adelante la ciudad. Es que a mí me tocó en Inexmoda, en los años más dramáticos de Inexmoda, y los alcaldes, los empresarios, los ministros, el presidente, todo el mundo trabajando por un sueño. Este señor no nos ha presentado sus sueños. ¿Qué quiere hacer? Yo no sé, puede que los haya presentado, pero yo no sé dónde están los sueños de él y ya es hora de que deje de pelear”.

¿Usted no le da el beneficio de que le tocó un año con pandemia y eso pudo desordenar su proyecto de ciudad?

“Obvio que sí, claro que se lo doy a él, al presidente Duque, al presidente de Francia y al de China. A todos los seres humanos del planeta que han tenido desde su cargo que enfrentar el virus covid, pero hay mucho más. Entonces, no quiero decir usted hizo esto mal o esto no, no estoy atacándolo sino diciéndole: Alcalde, siéntese y medite quién es usted, lo que quiere transformar en nosotros, cómo quiere que trabajemos juntos. Es que yo trabajé toda mi vida con la empresa privada y con el sector público, y eso de que el GEA (Grupo Empresarial Antioqueño) maneja a su antojo la Alcaldía y las empresas públicas no es verdad. Trabajé 20 años de mi vida con las fuerzas políticas de la ciudad y nunca vi a ningún empresario mandando a un alcalde o a un gerente de EPM, nunca, y estuve en muchas reuniones con todos ellos”.

Usted dice que él en las redes sociales busca peleas, pero los de la revocatoria tienen cuentas en las que todo el tiempo critican su gestión. ¿Cree que él debe responderles o ignorarlos y seguir su gobierno?

“Yo creo que esto no se trata de este fuego cruzado: el Alcalde dice algo o contesta a algo y también contestan los otros. Acá tiene que haber un diálogo mucho más sensato. Yo estoy invitando a los empresarios y al Alcalde a que hagan un diálogo, que se rompa ese muro que se ha ido formando y que es muy peligroso para la ciudad. La ciudad necesita de los empresarios y los empresarios necesitan de la ciudad, eso lo hemos vivido. Medellín es un ejemplo para eso, y él en vez de casar peleas, cuando le llegue algún documento, alguna información, que se siente, lo analice, medite, camine, haga yoga, monte en bicicleta, para que defina qué quiere ser”.

¿Usted se sentaría con él si él llegara a decírselo?

“Sí, estoy respaldada por un grupo de empresarios, por qué no”.

¿Por qué cree que la buscaron los de la revocatoria, la consideran una personas importante y representativa de la ciudad?

“Porque la gente sabe que he trabajado toda mi vida como gestora cultural, recuerde que hice toda Colombiatex, toda Colombiamoda, todo Expoartesano, y la gente sabe que soy una persona primero que todo fuera de toda pelea política y fuera de toda ambición política, porque no la tuve en mi edad de tenerla menos ahora que estoy jubilada. Pero miro la ciudad con lupa, veo lo que pasa y creo que por eso piensan que mi voz puede ser oída. Pero no me quiero enfrascar en el tema de la revocatoria, para eso hay unos grupos trabajando. Simplemente, le escribí a él una carta desde mi corazón para ver si le pellizco un pedacito de corazón al alcalde, sino pues ahí quedó mi carta”.

¿Usted está retirada, pero de todos modos no se aleja del sentir de la ciudad?

“Es que no me puedo alejar, es mi ciudad, acá hay seis de mis nietos, no me puedo alejar, me salí de ser promotora de esas ferias tan inmensas en que me metía, pero estoy aquí y pendiente de lo que le pasa a mi ciudad”.

¿Está laborando en algo ahora?

“En este momento, no. Acabo de terminar un proyecto con Inspiración Comfama, una cosa muy bonita que a su tiempo Comfama entregará; pero nada más”.

“Ese decir, si la revocatoria le implicara salir a conseguir firmas, ¿lo haría o simplemente pondría su nombre?

“No me voy a ir a las calles de Medellín a conseguir firmas, porque me canso ya, físicamente mi cuerpo está un poco cansado, pero mi voz está ahí, una voz que no pelee, una voz que no agreda, una voz que no grite, pacifista, humanista, tratando de hacer algo por la ciudad”.

¿Tiene alguna crítica para los de la revocatoria o prefiere dejarlos al margen de esta carta?

“No, no. El tema de la revocatoria dejémoslo al margen de esta carta”.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

.