<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Tendencias | PUBLICADO EL 17 septiembre 2021

La Tierra se acerca a un aumento de 3 grados centígrados

  • Se prevé que para los próximos cinco años las temperaturas superarán el umbral de 1,5°C. Imagen de referencia. Foto: Getty
    Se prevé que para los próximos cinco años las temperaturas superarán el umbral de 1,5°C. Imagen de referencia. Foto: Getty
  • Se prevé que para los próximos cinco años las temperaturas superarán el umbral de 1,5°C. Imagen de referencia. Foto: Getty
    Se prevé que para los próximos cinco años las temperaturas superarán el umbral de 1,5°C. Imagen de referencia. Foto: Getty
Vanesa de la Cruz Pavas-EFE

Este aumento se prevé dado el calentamiento acelerado, pero el límite recomendado había sido 1,5°C.

El Acuerdo de París determinó que el aumento de temperatura del planeta para los próximos años debía mantenerse en 1,5° centígrados con respecto a las registradas en la era pre-industrial (1850 a 1900).

Extendiendo el límite al máximo, consideraron 2°C como la temperatura más extrema que se podría alcanzar ya con consecuencias devastadoras para los ecosistemas y para la vida.

Este viernes, sin embargo, el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, OMM, Petteri Taalas, presentó un informe con los datos más recientes sobre el clima en el que destacó que, a este paso, el calentamiento acelerado llevaría a un aumento de temperatura de hasta 3°C.

“Sería beneficioso para el bienestar del ser humano, la naturaleza y el planeta mantenernos en el objetivo de 1,5°C”, dijo el científico.

El documento destaca que, de hecho, para los próximos cinco años es ya muy probable que las temperaturas superen ese umbral de 1,5 y que la concentración en la atmósfera de gases de efecto invernadero también romperá récords.

Entre 2017 y 2021, además, se dieron las temperaturas más elevadas registradas en el último lustro, que fueron entre 1,06 y 1,26 grados más altas que hace 150 años.

La pandemia no ayudó

Se dijo que la pandemia sería un respiro para el planeta, una oportunidad de recuperarse y de retroceder en el cambio climático.

El secretario general, sin embargo, desmintió esta información y dijo que los beneficios fueron, si mucho, solo a corto plazo.

La OMM determinó que, en cambio, si bien las emisiones de dióxido de carbono se redujeron durante algún tiempo debido a las medidas de confinamiento, pasado ese periodo están aumentando rápidamente.

Las estimaciones citadas en el informe indican que entre enero y julio pasados las emisiones mundiales de los sectores de la energía eléctrica y la industria ya se encontraban al mismo nivel e incluso eran superiores al observado en el mismo periodo previo a la crisis sanitaria.

Las emisiones procedentes del transporte terrestre se redujeron alrededor del 5 %, lo que da como resultado (sin contar el transporte aéreo y marítimo) que en los primeros siete meses de este año las emisiones se mantuvieron en los mismos niveles de 2019.

Taalas recordó que el aumento de la temperatura de la atmósfera también está relacionado con recientes fenómenos meteorológicos extremos, como las recientes olas de calor en el oeste de Canadá y de Estados Unidos, así como las graves inundaciones que tuvieron lugar en Alemania y Bélgica.

Vanesa de la Cruz Pavas

Periodista de la UPB. Amante de las historias y de las culturas. Estoy aprendiendo a escuchar y a escribir.

.