<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Columnistas | PUBLICADO EL 19 marzo 2022

Preguntas

¿Existen unos principios rectores de la política cultural en la alcaldía? ¿Por qué, en los años más aciagos para la gestión de los proyectos culturales, esta administración no ha realizado un plan de apoyo decidido y efectivo?

Por Julián Posada - primiziasuper@hotmail.com

La situación del sector cultural no da espera: proyectos aplazados, obligaciones incumplidas, endeudamientos insostenibles; así están hoy muchas de nuestras instituciones culturales más queridas, resultado de las políticas de una administración sorda e indolente.

Los habitantes de calle que merodean el Museo de Antioquia han robado parte de los barrotes que protegen sus depósitos, la Institución ha debido reforzar la seguridad y destinar recursos, de los cuales carece, para cuidar un patrimonio que es de todos, pero que esta alcaldía parece despreciar. La anécdota da cuenta de una parte de esa realidad.

Desde 2006 hasta 2020, la alcaldía entregaba a diversas entidades culturales un apoyo financiero a través de una política llamada Formación de públicos. De repente, y aduciendo mejoras y democratización, el programa fue desmontado en 2020. Hace cinco meses anunciaron el cambio en dicha política; ¿por qué aún no se ha lanzado públicamente la convocatoria que traería recursos fundamentales al sector?

¿Existe de parte de esta administración alguna propuesta o política más eficiente que la que existía? ¿Creen ustedes que existen en la ciudad otras entidades que tendrían la capacidad de movilizar públicos, mantener agendas de programas diversos y sostenidos en el tiempo y custodiar patrimonio material e inmaterial? ¿Existen unos principios rectores de la política cultural en la alcaldía? ¿Por qué, en los años más aciagos para la gestión de los proyectos culturales, esta administración no ha realizado un plan de apoyo decidido y efectivo? ¿Saben el alcalde y su secretario que gobiernos alrededor del mundo lo han hecho? ¿Conocen ambos el estado financiero y de gestión de las entidades culturales y cómo las han afectado sus decisiones ?¿Han logrado medir ese impacto? ¿Son conscientes y acaso han reconocido el esfuerzo solidario que estas ocho instituciones han hecho por mantener el acceso libre de las personas que residen en estratos 1,2 y 3 desde el mes enero? ¿Sabrán ambos que, anualmente, más de ochocientas mil personas de dichos estratos se beneficiaban de la política de Formación de públicos?¿Son políticas de esta administración mecanismos y acciones como el bullying, el desprecio, el silencio, el silenciamiento, la negligencia y la violencia soterrada contra nuestras instituciones culturales y el público que se ha beneficiado de dicha política? ¿El secretario de Cultura sabrá de la importancia de la memoria que preservan museos e instituciones culturales de la ciudad? ¿Quién decide y gobierna en la Secretaría de Cultura? ¿Existe la capacidad técnica en ese equipo para enfrentar estos momentos?

Alcalde, su secretario ha dicho que piensa construir un nuevo plan de cultura: ¿Con quién piensa hacerlo si hoy desprecia a la mayoría de sus antiguos colegas? ¿Acaso con esos pocos beneficiarios a los que hoy protege y alienta? ¿En qué estado cree que dejará al sector al final de su mandato? Secretario, ¿piensa regresar al sector después de haberlo tratado con tan poco respeto, profesionalismo y seriedad?

Imagino que para ustedes “democratizar” significa lo mismo que para su jefe político 

.