<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 06 diciembre 2021

Isabelita, una empresa del agro con puertas abiertas

  • Isabelita, una empresa del agro con puertas abiertas
  • Isabelita, una empresa del agro con puertas abiertas

Desde hace 5 años la compañía incluye a personas en situaciones diversas en su planta, con lo que es ejemplo.

La idea de hacer un proceso de inclusión laboral sostenible en el tiempo sirvió para que Flores Isabelita iniciara un diagnóstico de sus labores y un análisis de los puestos de trabajo para entender cuáles de ellos podrían ser ocupados por sordos.

De ese esfuerzo en 2016 surgió una convocatoria, a la cual se presentaron aproximadamente 70 personas. Tras el proceso de selección, para el que se diseñaron herramientas especiales para evaluar las habilidades de los candidatos, ingresaron 27 colaboradores sordos a la compañía, ubicada en la vereda San Miguel del municipio de La Ceja del Tambo, en el Oriente de Antioquia.

El comenzar a trabajar en la inclusión de personas con discapacidad auditiva abrió la posibilidad de generar oportunidades laborales para otros grupos poblacionales que pueden ser considerados como vulnerables, entre ellos los migrantes, la comunidad LGTBIQ+, mujeres y hombres cabeza de hogar y nuevas masculinidades.

Es así como en la conformación de sus equipos, esta compañía del sector agroindustrial, dedicada a la producción y comercialización de ramilletes de flores y ornamentales para la exportación, vela por la equidad de género y también les ha abierto sus puertas a desplazados de muchas regiones de Colombia y de Venezuela.

“En nuestra empresa son bienvenidas las madres cabeza de hogar. Conscientes de sus necesidades, en muchos casos hemos diseñado horarios flexibles para ellas y hemos puesto a su disposición una red de apoyo comunitario con entidades públicas y privadas”, describe Anny Martínez López, directora de Gestión Humana de Flores Isabelita.

La empresa también se ha convertido en una buena oportunidad para los jóvenes que buscan su primer empleo y por lo tanto no gozan de experiencia. A ellos los apoyan con un proceso de entrenamiento y les facilitan los horarios para que puedan trabajar y estudiar al mismo tiempo.

Menos rotación

Con estos modelos inclusivos, la empresa logró frenar un fenómeno que padece el sector agroindustrial: la escasez de mano de obra.

Con una mayor estabilidad laboral se redujeron los índices de rotación de los empleados y se aumentó la fidelización de los colaboradores, convirtiéndose de paso en una empresa reconocida por la inclusión y ser una opción laboral para todas las personas.

“Soy como tú”, que es como se denomina la estrategia de la empresa, ha permitido ampliar la planta de personal, es así como de los 520 empleados 60 son sordos, y para el San Valentín de 2022 uno de ellos ya está capacitando y entrenando al grupo que estará encargado de atender esa temporada de alta demanda.

“Para nosotros este es un gran logró porque llevamos a esta persona a desempeñar no solo una actividad operativa, sino que ya está enseñando y replicando su conocimiento”, destacó Martínez.

Las posibilidades de inclusión son variadas y es así como en 2017 la compañía adelantó un piloto enganchando a personas que habían cumplido condenas penitenciarias, este año se fortaleció una estrategia con víctimas del conflicto y, próximamente, se hará un piloto de contratación de personas con capacidad conignitiva.

De esta manera, Flores Isabelita se ha convertido en un referente para otras firmas del sector agropecuario y de otras actividades al encontrar en poblaciones diversas una demanda laboral que busca ser ocupada.

“Lo que hacemos las empresas es generar medios para que la gente realice sus proyectos de vida, y lo que tenemos que lograr es que las personas alcancen sus metas. Quienes están en situación de vulnerabilidad, están disponibles y necesitan una oportunidad pensada”, concluye Martínez

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

.