<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Empresas | PUBLICADO EL 08 febrero 2021

Volumen de carga transportada se contrajo 8,1 % en 2020

  • Durante las dos primeras semanas de enero se observó una disminución del 13,7 % en el número de toneladas movilizadas respecto al mismo periodo del mes de diciembre. FOTO Edwin Bustamante
    Durante las dos primeras semanas de enero se observó una disminución del 13,7 % en el número de toneladas movilizadas respecto al mismo periodo del mes de diciembre. FOTO Edwin Bustamante
  • Durante las dos primeras semanas de enero se observó una disminución del 13,7 % en el número de toneladas movilizadas respecto al mismo periodo del mes de diciembre. FOTO Edwin Bustamante
    Durante las dos primeras semanas de enero se observó una disminución del 13,7 % en el número de toneladas movilizadas respecto al mismo periodo del mes de diciembre. FOTO Edwin Bustamante
Ferney Arias Jiménez

Si bien al inicio de la cuarentena, es decir, finales de marzo y principios del mes de abril del año anterior se observó una caída cercana al 30 % en el número de toneladas movilizadas y viajes de carga realizados en el país, a partir de mayo, el flujo de mercancías empezó a aumentar de manera gradual aunque sin llegar a los niveles de 2019.

Así lo muestran los indicadores del Registro Nacional de Despacho de Carga (RNDC), que dan cuenta de que al cierre del año 2020 el número total de toneladas movilizadas con respecto al 2019 cayó un 8,1 % al pasar 118,24 millones de toneladas a 108,66 millones. Por su parte, el número de viajes tuvo una variación negativa de 7,88 %, de 8,87 millones a 8,17 millones.

Sin embargo, el gremio de los generadores de carga, Defencarga, anotó que esta variación no fue heterogénea ya que sectores como producción de alimentos, preparados para animales, construcción y misceláneos contenidos en paquetes (paqueteo) evidenciaron incrementos en sus ventas y toneladas movilizadas con respecto al año anterior. Por su parte, el sector automotor, el movimiento de contenedores y la fabricación de prendas de vestir, entre otros, sí cayeron durante el 2020.

La agremiación que dirige Clarita María García, señaló que al consultar a algunos de sus afiliados encontró datos heterogéneos. Por ejemplo, unas compañías de transporte reportaron disminuciones en su facturación cercanas al 20 % y otras incrementos hasta del 15 %, y esto varía de acuerdo al segmento al que le prestan servicio, así los sectores de alimentos, agroindustria, graneles, línea blanca, retail y químicos, aumentaron sus ventas. No obstante, empaques, cemento, aluminio, llantas y en general el sector de la construcción y el comercio cayeron.

“Respecto al 2021 tanto generadores como transportadores esperan incrementar sus ventas, con respecto al año 2020, algunos proyectan recuperar los niveles que tenían en el 2019, otros están a la expectativa de crecimientos más moderados que los que tuvieron el año anterior y que se sitúan entre en un 5 % y un 10 %, a partir de las perspectivas a nivel global y local, se espera que el comportamiento del sector para este año dé muestras claras de reactivación y el movimiento de carga se acerque a los niveles que traía en el año 2019”, se lee en el informe de Defencarga.

Igualmente, se insistió que en muchos de los retos que generó a nivel global la pandemia, fue el sector logístico el llamado a buscar soluciones y de esta manera mantener el flujo de bienes en las cadenas globales de valor, demostrando la importancia que tiene el sector como soporte a los procesos productivos.

El Foro Económico Mundial en el documento titulado El Mundo Necesita Mejor no Menos Globalización, mencionó que desde que se inició la pandemia se ha acelerado la transformación de la globalización, impulsando aspectos como la colaboración científica y la conectividad digital, dicha conectividad impulsó un fenómeno que se venía consolidando desde el año 2019 y fue la fragmentación de las cadenas de suministro ya que la automatización desplazó la ventaja comparativa de ubicaciones de bajo costo y poco calificadas hacia los principales mercados, donde las habilidades y las máquinas están disponibles, y es que no solo la manufactura está siendo automatizada, con los pagos y los procesos administrativos ahora en la nube, se disminuye la necesidad de subcontratación en locaciones de bajo costo.

Desde esa perspectiva, Defencarga considera que esto generará en primer lugar una reestructuración en diferentes sectores a través de una ola de fusiones y adquisiciones y en segundo lugar una reubicación y fortalecimiento de las cadenas globales, aumentando el comercio por el pacífico, una oportunidad para el país dada su ubicación geográfica.

“Estos cambios también se están dando a nivel local, ya que según el informe de perspectivas publicado por la Andi, las empresas del país están implementando cambios en sus procesos con el objeto de fortalecerlos a través de la adopción de nuevas tecnologías, ajustes en la cadena de suministro e inversión en logística”, agregó el gremio que encabeza García.

Otro reto y también oportunidad que enfrenta el sector es el cambio en los hábitos de los consumidores, si bien aún no está totalmente definido como será el nuevo consumidor poscovid, es claro que este será diferente y fortalecerá tendencias como las compras con propósito, es decir, que las compras están enmarcadas en una mayor consciencia social y ambiental y en el fomento de estilos de vida sostenibles.

Además, propuesta de valor y personalización, ya que los consumidores quieren productos enfocados en sus necesidades y que tengan un mayor valor agregado, así como experiencias de seguridad, dado que muchos de los protocolos que trajo la pandemia en salud e higiene llegaron para quedarse.

Por último, se prevé una aceleración digital, si bien el e-commerce no tendrá nuevamente incrementos tan altos como los que se dieron al inicio de la pandemia, este seguirá creciendo, y habrá un valoración del tiempo y el costo, ya que el consumidor quiere los productos en menor tiempo y es más consciente de los costos.

Estas tendencias están obligando a las compañías a transformarse y generan retos en los procesos de distribución urbana de mercancías, que el sector logístico tendrá que solucionar”, concluyó el reporte de Defencarga.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

.