<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Fábrica de Licores de Antioquia respondió a orden judicial que le exige retirar el “guaro” Real amarillo del mercado

La FLA ya puso en el mercado 200.000 botellas de Real amarillo.

  • Javier Ignacio Hurtado, gerente de la FLA, dijo que seguirá defendiendo a la empresa en el proceso contra la Industria Licorera de Caldas. FOTO: Manuel Saldarriaga
    Javier Ignacio Hurtado, gerente de la FLA, dijo que seguirá defendiendo a la empresa en el proceso contra la Industria Licorera de Caldas. FOTO: Manuel Saldarriaga
  • Fábrica de Licores de Antioquia respondió a orden judicial que le exige retirar el “guaro” Real amarillo del mercado
06 de diciembre de 2023
bookmark

Al caer la tarde de este miércoles, la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) fue notificada por la Superintendencia de Industria y Comercio de la medida cautelar que le ordena retirar el aguardiente Real amarillo que vende desde hace tres meses.

La orden tiene origen en una demanda de la Industria Licorera de Caldas que acusa a la FLA de plagiar el Aguardiente Amarillo de Manzanares, pues la botella, la tipografía, el color de la letra, y hasta la tapa son muy similares al producido por la ILC.

De acuerdo con la superintendencia, la empresa pública antioqueña estaba llevando a error a sus clientes y, si quiere seguir comercializando un aguardiente amarillo, tiene que cambiar todas las características que son similares.

Javier Ignacio Hurtado, gerente de la FLA, aseguró que la empresa respeta y acata las órdenes judiciales, sin embargo, también está en su derecho de interponer varios recursos que le permitan defenderse en el proceso.

Esta será la oportunidad de esgrimir nuestros argumentos para que la SIC pueda tomar la mejor decisión posible al respecto, y ojalá sea favorable a la FLA”, dijo Hurtado.

La Superintendencia había señalado que ambas partes podían interponer recursos, pero que estos no suspenden la medida cautelar emitida. Así que la FLA tendrá que retirar de las estanterías las botellas de Real amarillo.

Hurtado insistió en que la supuesta similitud en características de ambos productos es subjetiva, pues hay personas que las ven parecidas y otras que ven amplias diferencias.

Fábrica de Licores de Antioquia respondió a orden judicial que le exige retirar el “guaro” Real amarillo del mercado

El gerente también fue enfático en decir que la botella es la misma del licor Real en sus diferentes presentaciones, de hecho es la misma del ron rosado que lanzó la semana pasada en el concierto de Karol G, aunque la tipografía es completamente diferente. La confusión se da únicamente cuando el licor contenido en la botella es un aguardiente amarillo.

En un comunicado, la empresa paisa también destacó que “nuestra más reciente referencia de Aguardiente Real 24 es un producto desarrollado con alta rigurosidad, cumple con todos los procesos de Ley exigidos, con una marca registrada hace 5 años y una botella diseñada para nuestros rones premium, pese a las semejanzas que existen en algunas líneas de licores del país, en este caso de los aguardientes, se permite aclarar que estamos hablando de un producto autóctono, único con el ADN propio de la Fábrica de Licores de Antioquia”.

En todo caso, hasta ahora la FLA ha colocado en el mercado 200.000 unidades del Aguardiente Real amarillo, y tendrá la dispendiosa tarea de recoger todo lo que esté disponible. Mucho de ese licor estaba listo para venderse en la temporada navideña.

“Nosotros estamos ofreciéndole a nuestros clientes nuevas experiencias de consumo, y esto era como se debe una propuesta para traer nuevos consumidores, a lo que seguiremos apuntándole”, anotó el gerente.

En esta otra nota podrá conocer la posición de la Industria Licorera de Caldas al respecto.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*