<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El calvario para cargar un carro eléctrico en Medellín: “La mitad de las estaciones no sirve”, dicen taxistas

Transportadores que usan vehículos eléctricos de la ciudad se quejan de la mala gestión de estaciones de carga manejadas por EPM. Sostienen que fallas técnicas y falta de cultura afectan a ese gremio.

  • El gremio taxista denuncia problemas para cargar sus vehículos en la ciudad. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA ECHEVERRI
    El gremio taxista denuncia problemas para cargar sus vehículos en la ciudad. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA ECHEVERRI
26 de noviembre de 2023
bookmark

Los cerca de 20 conductores de vehículos eléctricos de servicio público tienen una frase —fina obra de humor negro— para retratar la dura situación que les implica buscar en la ciudad pionera de la movilidad eléctrica una estación de carga en óptimas condiciones.

“Acá en Medellín es una paridera para encontrar una estación que funcione. Cuando nos toca ponernos en esas decimos que vamos para el paseo de la ‘muerte’ porque como las ambulancias y los enfermos buscando un hospital que los reciba, nos toca ir de estación en estación hasta dar con una buena”, se quejó uno de los taxistas.

Lea también: Los taxis eléctricos no pegaron en Medellín: de 500 prometidos hay 19 rodando

El proyecto de estaciones para vehículos eléctricos fue presentado en 2017 a la ciudad como toda una novedad tecnológica que ayudaría a tener una movilidad más limpia. Para 2018 ya eran 19 las estaciones de EPM diseminadas sobre todo en Medellín y el sur del Aburrá y que para ese mismo año le servían a 350 vehículos eléctricos —entre ellos cinco taxis de color verde—.

Los problemas en estaciones

De acuerdo con datos de EPM, el número de estaciones ascendió a 27 en 2023, contando las mismas 19 de hace cinco años más otras siete instaladas por la empresa Celsia al interior de dos centros comerciales, tres universidades y dos comercios. Sin embargo, el parque de automotores eléctricos que actualmente hay en la ciudad supera los 5.000.

Aparte del tema de la proporción de vehículos con el número de estaciones disponibles, las quejas empiezan a aflorar entre los conductores. Una de ellas tiene que ver con la disponibilidad de las estaciones, pues según comentaron algunos de ellos, actualmente varias están fuera de servicio.

Le puede interesar: Hay nueva estación de recarga de vehículos eléctricos en Antioquia, ¿dónde está ubicada?

En los cálculos de los conductores, solo están funcionando 12 de las 20 estaciones de EPM. Es decir, aquellas que están dentro de espacios privados. Por eso muchas, como la de la glorieta de Exposiciones, son usadas mejor como “alistadero” de carros.

“Hay estaciones que hace años no funcionan bien. Uno arranca en Sabaneta buscando una estación buena pero no la encuentra, se sigue para El Poblado y tampoco, así se va yendo hasta que llega a Laureles a ver si tiene suerte”, explicó un conductor.

Otro se quejó comentando que la infraestructura de las estaciones es la misma de hace cuatro años, apuntando que elementos como conectores y mangueras estarían fuera de servicio. “EPM nos dice que reportemos los daños, pero pasan meses sin solución. Vea por ejemplo acá en el primer parque de Laureles: reportamos este daño hace 15 días y nada. Esos arreglos nos toca mejor hacerlos a nosotros”, apuntó un taxista.

Un comentario más es que las siete estaciones de carga rápida no lo hacen tan “rápido”. Por lo que recargar un vehículo con batería con capacidad de 60 kilovatios puede tomar tres horas, tiempo que no pueden trabajar los taxistas. Sin embargo, las estaciones que ofrecen el servicio de forma gratuita a través del sistema de carga lenta solo tienen capacidad para recargar cuatro kilovatios por hora, lo que aumenta drásticamente los tiempos de inactividad, según apuntaron los afectados, tiempos que distan de los entre 20 minutos y dos horas de carga que anuncian las empresas de energía.

A esto hay que sumar que dadas las condiciones, cada vehículo requiere un conector específico por lo que en algunas estaciones hay bahías cuyos conectores buenos no son aptos para todos los autos.

De hecho, según EPM, las estaciones manejan un inventario de siete tipos de conectores diferentes con los que se busca suplir toda la oferta de vehículos

Siga leyendo: Electrificar movilidad será más duro de lo esperado

“Uno ve acá gente, sobre todo de otras ciudades cuando vienen de paseo, desesperada buscando carga solo para darse cuenta que el conector no les sirve. Ahí perdieron el viaje”, apuntó otro taxista.

Como se comentó anteriormente, muchas de las estaciones que actualmente prestan un servicio óptimo son las ubicadas en espacios privados como los centros comerciales, que manejan dinámicas diferentes a una estación disponible 24 horas.

“Si yo me estoy quedando sin carga, y son las 10:00 p.m., a mí no me van a dejar entrar a recargar a un centro comercial. ¿Qué hago ahí entonces?”, resumió el drama otro dueño.

Y otra cosa que hay que tener en cuenta es la indisciplina de la gente. Si bien las estaciones tienen dentro de sus manuales de instrucciones que el máximo tiempo de carga son tres horas, hay desconsiderados que dejan el carro “pegado” todo el día.

“O hay otros conchudos que por no pagar parqueadero dicen que van a cargar y hacen la pantomima y se van a hacer vueltas o a almorzar ¿Y los demás qué? Pues toca aguantarnos o buscar otro punto”, se quejó otro conductor de un auto eléctrico de alquiler.

Los conductores entrevistados comentaron que la situación les limita bastante la prestación del servicio pues algunos para evitar afugias prefieren no dejar pasar las baterías de la mitad de su carga. Otros han señalado que les ha tocado dejar pasar carreras a otros municipios más lejanos al Aburrá —y por ende muy bien pagas— por el temor a quedarse varados. “En estos cuatro años a EPM y a esta alcaldía les quedó grande esto y a nosotros nos dejaron colgados de la brocha”, sentenció un conductor.

“Solo están malas 2 estaciones”

EL COLOMBIANO consultó a EPM sobre las quejas de los conductores.

Por el lado de EPM, la entidad señaló tener potestad en 20 estaciones incluyendo una en La Pintada que le presta servicio a 2.821 usuarios, cifra que ha venido en aumento pues en 2021 eran 1.236 y en 2022 fueron 1.953.

Contrario a lo expresado por los taxistas, la entidad aseveró que solo en dos estaciones (Colibrí y Aeropuerto) sí han presentado inconvenientes de inestabilidad que fueron reportados al proveedor.

“Por esta razón se decidió buscar nuevos sitios aledaños para la reubicación de estos equipos con máquinas de nueva tecnología. Aún así, EPM posee un plan de mantenimiento de las estaciones, de acuerdo con el uso y a las recomendaciones de cada fabricante. Además, la atención de daños por fallas de las estaciones se adelanta de forma inmediata una vez los clientes informan la indisponibilidad del equipo a la línea (604) 44 44 115”, dijo la empresa.

EPM también señaló que las fallas más comunes en las estaciones se generarían por la mala manipulación de los conectores o de la estación por parte de los usuarios, o por el uso no autorizado de adaptadores de carga, generando que los sitios activen sus protecciones electrónicas.

El pasado miércoles la empresa anunció la apertura de una nueva estación de carga en el sector de El Chagualo. Allá fueron invitados los taxistas que tantas veces han alertado por los problemas en las estaciones. Allí mismo, una vez más plantearon sus quejas, entre ellas la principal: mientras inauguraban esta nueva estación, la del Éxito de Laureles había sido clausurada.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*